Practicopedia

Esta es la solución más barata para tu inodoro atascado

N. Abril

Sábado 2 de enero de 2021

1 minuto

Esta es la solución más barata para tu inodoro atascado
N. Abril

Sábado 2 de enero de 2021

1 minuto

Tiras de la cadena y… ¡ups! ¡vaya el váter no traga! Cometes el error de volver a tirar por si esta vez si ocurre, pero no, nada más lejos de la realidad. El agua ha subido dentro de la taza y definitivamente el inodoro está atascado.

Existen diferentes remedios para estos casos que van desde el líquido desatascador que encontramos en el mercado, pasando por las recetas caseras de bicarbonato de sodio con vinagre o lejía y detergente, hasta usar el alambre y el gancho de una percha imitando a la herramienta que usan los fontaneros.

¿Fontaneros? Sí claro, los profesionales están ahí para darnos la solución cuando las averías son complicadas y te recomendamos que utilices sus servicios en esos casos porque si no puede ser peor el remedio que la enfermedad.

Pero, no es lo que hoy nos ocupa. Estamos hablando de un pequeño atasco formado en el inodoro que no parece que sea muy grave. Y la solución es todavía más sencilla: una fregona y una bolsa de plástico.

Rápido y sencillo

Los pasos de este remedio casero y más barato imposible son los siguientes:

  • Tirar de la cadena para que se llene la taza
  • Cubrir la fregona con una bolsa de plástico (que no tenga ningún agujero)
  • Introducir muy despacio hasta el fondo del inodoro para que tape el hueco y el conducto por completo.
  • Mantener en el fondo 10 segundos
  • Agitar enérgicamente (también puedes sacudir de delante a atrás como si estuvieses bombeando). Conseguirás un efecto de vacío que es muy parecido al de un desatascador profesional.
  • Tirar otra vez de la cadena.

Y ¡listo!

Generalmente, si haces estos movimientos unas dos o tres veces, la cañería se debería de desatascar. Pero si el atasco es muy grande, puede que no funcione.

Mira cómo lo hacen en este vídeo:

Mejor prevenir

Aunque este remedio es muy eficaz y barato, lo es aún más si conseguimos que nuestro inodoro no se atasque.

Los motivos por los que nuestro baño se atasca son muy variados, pero entre los más comunes están:

  • Problemas en las tuberías. Ya sea porque están viejas y se han inclinado o tienen algunas roturas o porque están mal construidas y con poca inclinación. Eso favorece que se frene el paso del agua y que se acumulen los residuos en un punto concreto que provoca el atasco.
  • Otro clásico es tirar toallitas, exceso de papel u otros objetos que van generando un tapón en las tuberías.

Evita, por tanto, aquello que pueda provocar el atasco de tu inodoro, pero si no lo consigues prueba con este truco que hemos compartido.

0

No hay comentarios ¿Te animas?