Practicopedia

Freidoras de aceite: consejos de uso, seguridad y mantenimiento

María Bonillo

Foto: Bigstock

Martes 21 de junio de 2022

4 minutos

Frente a las freidoras de aire, las de aceite ofrecen mejores resultados en muchas frituras

Freidoras de aceite: consejos de uso, seguridad y mantenimiento. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Martes 21 de junio de 2022

4 minutos

Las freidoras de aceite pueden resultar muy prácticas, sin embargo, han ido cayendo en desuso, sustituidas poco a poco por las freidoras de aire. Una de las razones es el consumo de aceite y los problemas que pueden surgir si no se mantienen correctamente, aún así, hay quienes siguen prefiriendo este primer tipo ya que ofrecen mejores resultados en muchas frituras

Podemos encontrar freidoras de aceite por unos 40 euros, aunque el precio puede llegar a los 100 en las más sofisticadas, en función de los accesorios y las funciones que tenga. Para aquellos que prefieren las freidoras de aceite, desde la Organización de Usuarios y Consumidores (@consumidoresocu) recuerdan que no es tan difícil realizar el mantenimiento y la limpieza necesarios para un buen funcionamiento. En este sentido, han dado algunos consejos prácticos para mantenerla en buen estado y sacarle el mejor rendimiento. 

 

Freidoras de aceite: consejos de uso, seguridad y mantenimiento. Foto: Bigstock

Cómo usar bien una freidora de aceite

La freidora tiene sus ventajas frente a la sartén por ejemplo: es mucho más seguro a la hora de freír alimentos o de rozar la superficie, ya que al tratarse de un recipiente cerrado, evitaremos el riesgo de sufrir quemaduras por salpicaduras. Además se controla mejor la temperatura, provocan menos olores y muchas de ellas han incorporado elementos muy prácticos, como el temporizador y el interruptor de puesta en marcha.

A la hora de utilizarla, se recomienda mantener el aceite entre 160 y 175 °C: freir a más de 175 ºC alimentos ricos en azúcares y en un aminoácido, asparagina, se puede formar un compuesto llamado acrilamida, clasificada como potencialmente cancerígena por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer; mientras que freír a una temperatura inferior a 160 ºC aumenta la absorción de grasas.

Por otra parte, aconsejan, una vez finalizada la fritura, sacar el cestillo y poner la cesta sobre papel absorbente para disminuir el contenido de grasa. Tampoco dejar la canasta con comida recién frita sobre el aceite caliente; cambiar el aceite cada 12 usos o después de tres meses y siempre que se vea rojizo, si hace espuma, tiene un olor extraño, o genera demasiado humo. El aceite de girasol y el de oliva son los más resistentes a las altas temperaturas. Por último, se recomienda freír con la tapa siempre cerrada para mantener la temperatura y evitar que el aceite caliente salpique.

Consejos de seguridad

Para evitar cualquier riesgo a la hora de utilizar una freidora de aceite, desde la OCU recomiendan: 

  • Colocar la freidora en una superficie plana y estable.
  • No mover la freidora cuando esté encendida.
  • Mantener la freidora fuera del alcance de los niños y las mascotas.
  • No rebasar la capacidad de carga, ya que el aceite caliente podría rebosar y salirse causando quemaduras.
  • Limpiarla frecuentemente

Consejos para un buen mantenimiento

Algunas freidoras incorporan nuevas funciones y accesorios que ayudan a su mantenimiento. En cualquier caso, para realizar un buen mantenimiento del aparato podremos seguir los siguientes pasos: 

  • Vaciar el aceite usado en un recipiente con tapa para llevarlo hasta un contenedor de recogida de aceite. 
  • Sacar el cestillo y retirar los restos si tiene alguno pegado.
  • Retirar la resistencia. Debajo, encontrarás la zona fría, donde se depositan los restos de alimentos ya fritos. En algunas freidoras, hay una bandeja de rejilla que recoge esos restos. Se deben retirar también
  • Tras quitar la resistencia, se podrá acceder a la cubeta. En la mayoría de los modelos actuales, la cubeta es extraíble y se saca tirando de ella hacia arriba.
  • Meter la cubeta, la cesta y la bandeja de la zona fría en el lavavajillas y lavarlos en programa caliente.
  • Pasar una esponja humedecida con agua y un poco de jabón lavavajillas por la parte exterior.
  • Dejar secar bien todos los elementos y volver a montar la freidora en el orden inverso: cubeta, bandeja de la zona fría, resistencia y cestillo.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor