Consumo

Productos que salen más caros en el supermercado

Agus Calvet

Foto: BigStock

Lunes 8 de marzo de 2021

4 minutos

En una cesta de la compra ‘de temporada’ merece la pena comparar

Productos que salen más caros en el supermercado
Agus Calvet

Foto: BigStock

Lunes 8 de marzo de 2021

4 minutos

Las medianas y grandes superficies, o supermercados e hipermercados, se han convertido en la última década en la principal referencia para los consumidores a la hora de hacer la gran compra semanal, en detrimento de los comercios tradicionales o tiendas de barrio. Así lo demuestra el último gran estudio presentado, el Informe Nielsen de 2019 sobre datos de 2018. En él se refleja que un 56% de los compradores de productos frescos hace sus compras en super e hiper, llegando a ser un 66% en verduras.

La gran ventaja de estos establecimientos son los descuentos y promociones. Son acciones tan dinámicas y cambiantes de una semana a otra, incluso de día en día, que para un consumidor medio es imposible físicamente poder hacer una comparativa cada vez que va a comprar y decidir si le compensa ir a un establecimiento u otro.

De cualquier manera, hay una serie de productos que sí merece la pena pararse un momento antes de introducirlos en la cesta de la compra.

Estas frutas y verduras no las debes guardar juntas Foto: bigstock
 
  • Frescos. Frutas, verduras, carne, pescado o embutidos. Son productos en los que aún las tiendas de cercanía, las de barrio, siguen manteniendo la posibilidad de ofrecer buenos precios, en especial si lo relacionamos con su calidad y, sobre todo, su frescura. Si nos atenemos a frutas o verduras de temporada, la sorpresa puede ser mayúscula puesto que el precio puede ser más ajustado en el pequeño comercio.
  • Menaje. No suelen ser los productos habituales de una cesta de la compra, pero sí es cierto que, en nuestra visita al supermercado o hipermercado, si necesitamos adquirir utensilios de cocina como cubiertos, platos o vasos se aprovecha para adquirirlos. El consejo es comparar precios y, sobre todo, variedad, con otros establecimientos.
  • Prendas y calzado. Ahora es muy común que cualquier gran superficie tenga una gran sección de textil, y suele tener buenos precios en productos ‘básicos’ como camisetas, pijamas y similar. Sin embargo, fuera de esos rangos, también es recomendable buscar y comparar.
  • Cosmética y productos de belleza. Dejando a un lado los productos de droguería, limpieza o perfumería más habituales, cuando lo que buscamos es más específico con la cosmética, como cremas o colonias, los precios de las tiendas especializadas suelen ser muy competitivos con respecto a supermercados e hipermercados.

Independientemente de los precios, la gran baza que siguen jugando los comercios de barrio es su especialización, trato personalizado y, sobre todo, cercanía. En su contra tienen la tendencia actual del consumidor de buscar un ahorro de tiempo en sus compras, una oferta mucho más grande y, en especial, las promociones y descuentos. Adicionalmente, para productos como electrodomésticos o electrónica de consumo, la accesibilidad de los servicios de financiación también es una baza en contra del pequeño comercio.

 

Carnicero de una tienda de barrio
Foto: Europa Press