Futuro de las pensiones

Los autónomos mayores de 50, entre los más perjudicados por la reforma de las pensiones de Escrivá

Marta Jurado

Foto: Europa Press

Domingo 23 de mayo de 2021

7 minutos

Así lo ven las asociaciones del sector, que rechazan los nuevos tramos y su aplicación gradual

EuropaPress 1289991 trabajador trabajando camarero bar autonomo consumo tapas cafeteria precios
Marta Jurado

Foto: Europa Press

Domingo 23 de mayo de 2021

7 minutos

El Gobierno ha creado un auténtico revuelo al presentar la semana pasada su propuesta para que los trabajadores autónomos coticen según por ingresos reales incluida en la reforma de las pensiones. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá ha planteado a los agentes sociales, un sistema de basado en 13 tramos de ingresos que van desde los 90 euros hasta los 1.220 euros mensuales que se aplicará progresivamente entre 2023 y 2030.

Un texto que no convence a la mayoría de las asociaciones del sector ya que aseguran que la tabla les ha llegado por "sorpresa" y sin apenas debate. Además es "regresiva" y "confiscatoria", denuncia la vicepresidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ATA (@autonomosata) Celia Ferrero. Por su parte, el presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (@upta_es), Eduardo Abad, aprueba "el fondo, pero no la forma" de la propuesta y sugiere un menor número de tramos y un margen de 3 años desde 2023 para garantizar sus resultados.

La mitad de los autónomos tiene más de 50 años

Los autónomos mayores de 50 años suponen alrededor de la mitad de los 3,2 millones trabajadores afiliados al RETA, según los últimos datos del Ministerio de Seguridad Social, por lo que "una aplicación en 9 años de los nuevos tramos podría dejarles fuera del nuevo esquema dado el relevo generacional", según denuncia UPTA; o impedirles modificar la base máxima que está topada a partir de los 47 años, sin que pudiesen ver beneficiada la cuantía de su pensión, resaltan desde ATA.

Y es que el efecto de este cambio en las pensiones futuras de los autónomos es clave, teniendo en cuenta que son los que menos cobran de pensión, que puede llegar a un 40% menos que la de un asalariado (la mayoría por debajo del SMI). Una de las razones principales para esta diferencia es que la gran mayoría de los autónomos en España cotiza a la Seguridad Social por la base mínima durante la mayor parte de su vida laboral, situación que el Gobierno está decidido a cambiar para que la cotización sea acorde con los ingresos, y según defiende, para que las pensiones de muchos autónomos aumenten.

autonomo 2
Fuente: Informe Económico-Financiero a los Presupuestos de la Seguridad Social de 2021
 

Impacto en las pensiones

Hasta qué punto los cambios en la cotización más cercana a los ingresos reales afectarán a las futuras pensiones, está por ver, pero diversas estimaciones calculan que a medio plazo el nuevo sistema de tramos podría hacer que de media un autónomo pagase cerca de 150 euros más al mes a la Seguridad Social, pero a cambio de una pensión futura de 340 euros más alta para un autónomo medio. Es decir, que mejoraría en general la prestación media de los autónomos, pero afectará en diferente medida según las características de cada autónomo y la edad. "La medida de Gobierno parece que va por el buen camino porque no se podía seguir como hasta ahora, que cada uno cotizase por lo que "le diese la gana", otra cosa es cómo se calculará la base imponible, que debería ser proporcional a los ingresos", señala Javier Díaz-Giménez, profesor de Economía en IESE (@iesebschool).

Por su parte, los técnicos de ATA han elaborado un cuadro donde muestran cómo el futuro sistema de cotización por ingresos reales "no sólo retendría un 30% de los rendimientos, sino que haría que algunos autónomos obtuvieran menos dinero para vivir aunque ingresaran más que otros. Lo que podría favorecer la economía sumergida", aseguran. Según sus cálculos, un autónomo con 3.000 euros de rendimiento destinaría un 36% a pagar cotizaciones. Otro con 17.000 euros, el 16%, y un tercero con rendimientos de 49.000 euros, el 30%. Mientras tanto, desde UPTA defienden que se tenga en cuenta a aquellos que ingresan por debajo del Salario Mínimo Interprofesional, que pueden llegar a generar una importante brecha en las pensiones.

El "problema" del tope de los 47 años para elegir base máxima de cotización

Tal como recuerdan desde las asociaciones de autónomos, a partir de los 47 años la Seguridad Social ya no permite cotizar por bases superiores a los 2.052,00 euros mensuales. De esta manera, si la base de cotización antes de cumplir los 47 ha sido inferior a 2.052 euros mensuales solo se podrá elegir cotizar entre una base comprendida entre la mínima de 944,4 euros y una base no superior a los 2.077,8. Con este límite, la Seguridad Social quiere impedir que los autónomos que han contribuido poco al sistema logren pensiones altas con solo cotizar los últimos años de su vida laboral. 

Un hecho, que según denuncia ATA, no se trata específicamente en la propuesta de José Luis Escrivá, por lo que probablemente haría que "los autónomos mayores de esa edad tuviesen que pagar mayores cotizaciones tras la reforma, sin recibir una compensación en su pensión futura", señala Celia Ferrero. En opinión de los expertos, "la pensión debería ser siempre en función de la contribución al sistema, de manera que si cotizas más, tienes más pensión. Esto es especialmente importante en los últimos años de tu vida laboral que determinarán el cálculo de la pensión", opina Javier Díaz-Giménez. 

El ministro no ve la polémica

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha afirmado este martes no ver dónde está la "polémica" que se ha generado en torno al sistema de cotización por ingresos reales en el que trabaja su departamento con los agentes sociales. "Los autónomos tienen una pensión media un 70% más baja que los asalariados, porque han cotizado muy poco. Con la reforma que planteamos, 2 de cada 3 pagarán menos que ahora, y el otro tendrá una pensión más alta de la que tenía". Escrivá ha asegurado además que los autónomos aportan menos a la hucha común que los asalariados: "Un autónomo que gane 3.000 euros está pagando 283 al mes, el mínimo", ha explicado en una entrevista este martes en la cadena COPE.

Escrivá ha quitado importancia a las quejas de asociaciones de autónomos, como ATA, que considera que son una táctica negociadora: "Hay una forma de negociar que consiste en mesarse los cabellos, decir que esto es tremendo, y luego llegar a un acuerdo. Llevamos meses negociando con los autónomos, empresarios y sindicatos. Estamos acercando posiciones y la discrepancia está en el ritmo en el que hacemos estos cambios. El autónomo es su propio empresario. Hay realidades muy distintas. Dos de cada tres autónomos van a cotizar menos de lo que cotizaban hasta ahora. Llevamos haciendo intentos de hacer esta reforma desde 2010", ha asegurado.

Sobre el autor:

Marta Jurado

Marta Jurado

Marta Jurado es periodista especializada en Sociedad, Economía, Cultura, Política y redactora en el diario digital 65Ymás desde sus inicios. Licenciada en la Universidad Carlos III ha trabajado en medios de tirada nacional como El Mundo Público y las revistas Cambio16 y Energía16. Tiene además experiencia en comunicación corporativa de empresas e instituciones como INJUVE.

… saber más sobre el autor