Gastronomía

Sartén o freidora, ¿cuándo es conveniente usar una o otra?

Ruth Macarrón

Viernes 3 de mayo de 2019

2 minutos

Qué debes tener en cuenta para elegir el mejor instrumento para freír

Sartén o freidora, ¿cuándo es conveniente usar una u otra? (Bigstock)

Las dos sirven para cocinar a alta temperatura, friendo, un método denostado durante años pero que permite mantener muchas de las propiedades de los alimentos gracias a su rápida cocción. Aunque cada una tiene sus ventajas, no son incompatibles. Te contamos si es mejor usar sartén o freidora y cuándo es conveniente usarlas.

Freír en sartén, de toda la vida

Una de las ventajas innegables de la sartén es que se usa menos cantidad de aceite, por lo que el desperdicio es menor. Teniendo en cuenta que por sus propiedades siempre es conveniente usar aceite de oliva, puede llegar a ser una razón de peso para decantarnos por una u otra. Con poco aceite en una sartén podemos freír estupendamente huevos, y el aceite vuelve a quedar limpio para reutilizarlo. En una sartén también es recomendable freír la carne, pollo o filetes de cinta de lomo, con poco aceite a modo de plancha.

Para qué es mejor usar freidora

La freidora, en cambio, puede sernos muy útil cuando hacemos una misma fritura todas las semanas, y necesitamos que los alimentos se sumerjan bien en el aceite, como por ejemplo si hacemos croquetas, empanadillas o patatas fritas. Al mantener la temperatura muy alta y homogénea, freír con freidora es el método perfecto para este tipo de platos.

A pesar de que la freidora es ideal para frituras de pescado, como los calamares, es importante tener en cuenta que después no podremos volver a freír en el mismo aceite patatas u otros alimentos, porque el aceite absorbe los olores y sabores. En muchos locales de la costa tienen grandes freidoras destinadas solo para esto, pero en casa son más pequeñas y es difícil tener un solo aparato para ese uso. Si te gusta comer el pescado frito, será mejor que lo frías en una sartén con aceite abundante y rebozado en alguna harina especial para ese uso, que son mucho más finas.

La freidora es la reina de las patatas fritas en muchas casas, ya sean caseras o congeladas. Si te gusta hacerlas tu mismo, es mejor que las cortes un poco más grandes que el corte fino típico de las precocinadas, porque absorben menos aceite y por tanto resultarán más ligeras.

Otro tipo de alimentos que puedes freír en una freidora mejor que en una sartén son las verduras (como alcachofas, berenjenas rebozadas o calabacín) porque apenas dejan sabor, y podrás volver a utilizar el aceite. Y un último truco, si te gustan los churros, en los supermercados los encuentras congelados listos para preparar en casa. Si los fríes durante un par de minutos en freidora, quedarán perfectos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?