Ocio

Si me toca el haba: ¿tendré buena o mala suerte?

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Viernes 31 de diciembre de 2021

3 minutos

Conoce de dónde viene la tradición del Roscón de Reyes

Si me toca el haba ¿tendré buena o mala suerte? Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Viernes 31 de diciembre de 2021

3 minutos

Por raro que te parezca, la tradición del Roscón de Reyes no tiene nada que ver con la Navidad ni con la llegada de los Reyes Magos de Oriente. Se trata de una tradición pagana que se remonta al siglo II a.C.

En aquella época, se celebraban unas fiestas paganas conocidas como ‘las Saturnales’ en homenaje a Saturno, el dios de la agricultura y las cosechas, coincidiendo con la finalización de los trabajos en el campo y con el objetivo de festejar la finalización del periodo más oscuro del año y el inicio de la luz.

Esta celebración también era conocida como la ‘fiesta de los esclavos’ ya que estos estaban libres de cualquier trabajo durante esa semana que duraban los festejos y podían divertirse.

Uno de los platos típicos que se preparaban durante ‘las Saturnales’ eran unas tortas a base de miel en la que se introducían algunos frutos secos, dátiles e higos.

Poco después, se introdujo la famosa haba, considerada símbolo de prosperidad y fertilidad, con lo cual, aquella persona que se la encontraba en su porción de torta se le auguraba buena suerte y prosperidad durante el resto del año, algo totalmente diferente a lo que lo relacionamos hoy en día.

Si me toca el haba ¿tendré buena o mala suerte? Foto: bigstock

¿Cuándo se convirtió el haba en algo negativo?

A pesar de la llegada del cristianismo, en países como Francia se conservó esta tradición de comer la torta con el haba, llagando a extenderse con fuerza entre la clase alta.

Fue tal la popularidad que alcanzó este tipo de postre que llegó a conocerse como la fiesta del ‘Rey del haba’.

Pero fue en el siglo XVIII cuando un cocinero del rey Luis XV, quiso darle una sorpresa e introdujo una moneda de oro dentro de esta torta (que ya había evolucionado al roscón que conocemos más en la actualidad). A partir de ese momento, la moneda pasó a convertirse en un premio deseado, dejando al haba como algo negativo.

Aunque en España ya había tradición de comer el roscón, fue el rey Felipe V quien introdujo en nuestro país la tradición de la moneda.

Con el paso de los años, esa moneda de oro fue cambiándose por una figura, en muchos casos, de un rey.

Lo que antes se consumía a finales de año, poco a poco se hizo coincidir con el día de Reyes para hacer que el afortunado al que le tocase la figurita fuese coronado como el ‘rey de la fiesta’. De ahí que muchos de los roscones vengan acompañados de una corona

Sobre el autor:

Manuela Martín

Manuela Martín es redactora especializada en temas de salud y ocio.

… saber más sobre el autor