Cartas al director

61 años y 47 cotizados: sí, soy joven para vivir

José María Olmo Domínguez

Sábado 25 de junio de 2022

3 minutos

61 años y 47 cotizados: sí, soy joven para vivir
José María Olmo Domínguez

Sábado 25 de junio de 2022

3 minutos

Cartas al director (cintillo)

 

Mi nombre es José María. Nací el domingo 7 de agosto de 1960 en Cuenca. Mis padres decidieron pasar su vida en Valencia y tuve una infancia como todos los niños de esa época, jugando en la calle sin miedo de ser atropellado por coches y teniendo mucho cuidado con el hombre del saco por si acaso se nos llevaba.

Estudié en un colegio del Arzobispado en el barrio de San Marcelino de Valencia. Después estudié en el Instituto de Juan de Garay. Pero como ''me gustaba tanto estudiar', terminé los estudios en junio del año 1974. 

Decidí emprender mi vida trabajando en lo que fuera. Antiguamente había mucho empleo de aprendiz. Con 13 años empecé y los 14 años los cumplía en una fábrica de lámparas que estaba en la calle Mateu y Sanz de Valencia. En esta empresa me trataban un poco mal y como había muchos trabajos de aprendiz disponibles, miré en el periódico y vi otra posibilidad.

Me fui a una empresa de flores en la calle Ramón y Cajal de Valencia. Está se llamaba MEBE, que aún existe pero en otro domicilio. Su antiguo dueño se llamaba José Mesado Belenguer, de ahí el nombre de la tienda.

Unos amigos echaron la solicitud de trabajo en El Corte Inglés y dije: por qué no probar. En el mes de abril de 1975 El Corte Inglés me llamo para empezar a trabajar. Sólo tenía 14 años.

En el año 1979 me fui a hacer, como tantos otros, el servicio militar durante 15 meses. El Corte Inglés me respeto el contrato y cuando terminé regresé a mi puesto de trabajo, de vendedor. Y desde entonces sigo trabajando en esta empresa.

Me gusta ser lo que soy, estoy contento con mi puesto. Yo, como muchos compañeros en mi trabajo, no hemos estado en ERTE. Estoy en un departamento de alimentación y estamos considerados personal de primera necesidad. Desde el principio de la pandemia hemos estado trabajando.

Ahora, en estos momentos, tengo 61 años, igual que usted, señor ministro Escrivá. Si hacemos una cuenta rápida, desde abríl de 1975 hasta ahora son 47 años trabajando y cotizando, incluyendo el servicio militar.

¿No he cotizado ya bastante? ¿Cuánto tendré que seguir cotizando? ¿Por qué otras personas más jóvenes que yo pueden jubilarse? ¿No tengo derecho a disfrutar lo que me quede de vida de mi pensión o de mi cotización a la Seguridad Social? 

A todas las personas que les pregunto cuándo me tocará a mí, me dicen: "¿Pero tú cuantos años tienes?". "61... Este mes de agosto, 62", respondo. "Buuuuuffff...", resoplan, antes de que les dé la risa. "Tú eres joven aún", dicen luego.

Perdón, soy joven para vivir. Dentro de unos años ya no seré joven. Seré o estaré hecho una mierda. Yo quiero ser o estar como cualquiera de esas personas que seguramente han cotizado menos tiempo que yo y ya están disfrutando lo que les quede de vida de su 'juventud' merecida.

Muchas gracias por haber leído y con paciencia toda la historia de mi vida.

PD: Estoy casado y este año celebraré con mi mujer nuestro 40 aniversario. Tenemos dos hijos, el mayor tiene 35 años y es una persona con diversidad funcional, con un 93% de discapacidad y requiere toda nuestra atención. El pequeño tiene 28 años y con su Grado Superior de Electricidad y viendo la proyección de futuro que podía tener aquí, se fue a trabajar a Alemania. No creo que vuelva a venirse a España.


Si eres lector o lectora de 65YMÁS y quieres denunciar cualquier situación de la que hayas sido testigo, dar tu opinión sobre cualquier tema de actualidad o sobre cualquier circunstancia que te afecte, puedes enviarnos una carta a nuestro diario. Es muy sencillo. Sólo tienes que entrar en CARTAS AL DIRECTOR o rellenar este formulario:

Carta director

Sobre el autor:

José María Olmo Domínguez