Jesús Cubero
Opinión

Invito yo: una ronda de transparencia para todos (3/11)

Jesús Cubero
 Las residencias de mayores avisan: "Las salidas pueden suponer un nuevo peligro"

Sólo llegaré más rápido, pero juntos llegaremos más lejos (1/11)

Desconfía de quien no apueste por la calidad (2/11)

 

“Desnuda eres tan simple como una de tus manos: lisa, terrestre, mínima, redonda, transparente”. Con esta alusión a la transparencia comenzaba Pablo Neruda su soneto XXVII en 1959, en la recopilación Cien sonetos de amor que dedicó a su esposa Matilde Urrutia. 

Continúo en esta serie de artículos estivales desarrollando los preceptos sobre los que se basa el acuerdo que hemos trasladado sindicatos y algunas patronales al Secretario de Estado de Derechos Sociales, abordando en el día de hoy la transparencia. Desde hace tiempo venimos reclamando en el sector de la dependencia que haya una transparencia 360º para ciudadanos, empresas, ONGs, administraciones públicas, entidades políticas y servidores públicos en general. Si queremos diseñar un modelo de atención a las personas mayores que sea eficiente, debemos asumir que como primera condición dicho sistema debe ser transparente en los resultados. 

Y ser transparente significa que cualquier ciudadano pueda acceder a los resultados en cuidados que obtiene un centro residencial en cualquier lugar de España. Y hablo de datos como precio de la plaza, condiciones de la residencia, autorizaciones y acreditaciones de calidad, datos cuantitativos de cuidados en salud, composición de la plantilla con los certificados pertinentes, inspecciones recibidas con sus correspondientes resultados, encuestas de satisfacción, etc... 

Pero transparencia debe significar también conocer la titularidad de los inspectores que emiten cada informe, conocer los precios de coste de cada plaza residencial pública y privada en todas y cada una de las CCAA, conocer por qué un ciudadano de una provincia tiene más derechos que uno de otra provincia limítrofe. Transparencia significa exigir a todas las CCAA que igualen por arriba el compromiso de inversión realizado en algunas comunidades ejemplares como Euskadi. 

Transparencia significa poder decirles a todos los trabajadores del sector que van a trabajar en las mismas condiciones que en el mejor convenio sectorial que haya en España. Transparencia significa huir de ese trilerismo político que se intenta hacer con 17 convenios regionales para establecer diferencias salariales en los trabajadores, promoviendo una minoración de derechos de algunos trabajadores por la Comunidad Autónoma en la que trabajan. 

Transparencia significa conocer todos los datos, una evaluación 360º en la que se ponga sobre la mesa la capacidad de gestión de cada entidad, de cada administración pública y de cada trabajador. Debemos defender que se provea la misma atención a cualquier persona mayor sin importar el municipio en que viva. Por ello, debemos avanzar hacia un sistema de recogida de información que sea transparente, ágil y eficaz. Estamos soñando con conocer ratios, datos, porcentajes. Estamos pidiendo que se iguale por arriba el compromiso político de gasto en todas las Comunidades Autónomas. 

Esta propuesta de transparencia mediante un sistema unificado de recogida de datos ha sido acogida con ilusión por el Secretario de Estado, Ignacio Álvarez, y por el Director General del Imserso, Luis Barriga. El Secretario de Estado ha asumido este reto como algo personal donde sin duda dejará su impronta para la posteridad si consigue llevarlo a buen puerto. La primera piedra de toque la tendrá en la reunión del día 24 de agosto con los Consejeros de Políticas Sociales de todas las Comunidades Autónomas. Ese día... comprobaremos si nuestros responsables políticos están interesados en que haya una transparencia real, o si se escudan una vez más en el marasmo autonómico español para hacer 17 microrealidades opacas, 17 reinos de taifas donde la equidad, la transparencia y la eficiencia campen a sus anchas. 

La transparencia y honestidad reflejan la claridad. Cuando el mensaje está claro... no hace falta chillar.


Jesús Cubero (@JCuberoHerr), Secretario General de AESTE (@AESTE_oficial).

Escribe tu comentario aquí 1
1
Alejandro Otero Davila Hace 3 meses
Gracias por poner en valor la transparencia y que por desgracia vivimos en un momento que la misma se convierte en una quimera.