Alimentación

Descubre los beneficios de la carne de conejo

Mariola Báez

Miércoles 10 de abril de 2019

2 minutos

Versátil en la cocina, con ella puedes preparar recetas saludables y de fácil digestión

Carne de conejo (bigstock)

Aunque su consumo en España ha aumentado en los últimos años, la carne de conejo no es de las que más predominan, por norma general, en nuestra mesa. Y es una pena, porque tal como señala la Organización Interprofesional para Impulsar el Sector Cunícola (INTERCUN) son muchas sus buenas propiedades. De hecho, ya está en marcha la nueva campaña financiada con la ayuda de la Unión Europea para promover su consumo en este 2019.

La composición de esta carne, sabrosa como pocas, es lo que le confiere su importante valor nutricional.

  • Es una carne ligera. Su aporte energético supone aproximadamente 130 Kcal. por cada 100 gramos.
  • Es rica en proteína de alto valor biológico, con todos los aminoácidos, rondando los 23 gramos por cada 100.
  • Supone una fuente importante de vitaminas del grupo B (B3, B6 y B12) junto a minerales esenciales como el fósforo, el selenio y el potasio. Además, se trata de una carne baja en sodio algo a tener en cuenta especialmente en la dieta de las personas mayores que puedan sufrir hipertensión.
  • Por último, es una carne blanca y magra, es decir, con bajo contenido graso (entorno al 4%), y muchos de los ácidos que aporta son poliinsaturados, los más saludables para cuidar el sistema cardiovascular.

Estas son algunas de las propiedades de la carne de conejo que aconsejan su inclusión dentro de una dieta variada y equilibrada, tal como se señala en el documento sobre La Carne y la Salud en Adultos elaborado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)

Cómo sacarle partido a la carne de conejo en la cocina

La carne procedente de conejos de granja es tierna y suave, a diferencia de la que se obtiene de conejos silvestres o de la liebre, siempre algo más dura y de sabor más intenso.

Entre las recetas tradicionales, el arroz con conejo es una de las habituales y de las más apreciadas, pero existen muchas otras que pueden llegar a sorprender. Las distintas especias pueden ser el secreto de platos deliciosos en los que es sencillo prescindir de la sal. Tomillo, romero, orégano, perejil… son condimentos perfectos para preparar la carne de conejo como más te apetezca.

Dejándola macerar unas horas, en algún tipo de marinado hecho a base de estas plantas aromáticas, aceite de oliva, ajo picado, pimentón dulce, pimienta… (lo que quieras), la tendrás lista para simplemente hacerla a la plancha, o a la barbacoa, ahora que se acerca el buen tiempo. Si lo prefieres al horno, igual que si hicieses un pollo asado a tu gusto, con su cebolla, pimientos, patatas panaderas, el conejo da un resultado excelente. En brochetas, acompañadas de alguna salsa como romesco o alioli o en guisos, que no quieras que resulten demasiado pesados, las opciones son infinitas y los beneficios que puede aportar esta carne, también.

0

No hay comentarios ¿Te animas?