Salud

Carlos Herrera: "Tenemos que ser más veloces que el virus, quedémonos en casa"

65ymás

Viernes 13 de marzo de 2020

4 minutos

Llama a un gran pacto ciudadano

Carlos Herrera: "Tenemos que ser más veloces que el virus, quedémonos en casa"

Todas las medidas económicas aprobadas por el Gobierno ante la crisis del coronavirus

Última hora sobre el coronavirus

Mapa del coronavirus en España

Síntomas, según Boticaria García

Carlos Herrera, miembro del Comité Editorial de 65Ymás, ha hecho un llamamiento en su programa de la COPE a los ciudadanos a un gran pacto: "Tenemos que ser más veloces que el virus, quedémonos en casa":

Captura de pantalla 2020 03 13 a las 11.52.53

"Señoras, señores, me alegro, ¡buenos días!

Celebro saludarles en una mañana de viernes que hace el número 13 de este mes de marzo del 2020. Una mañana en la que seguramente con más incidencia una palabra va a estar presente en nuestras vidas y ya no le cuento este fin de semana. El coronavius, que ha dado otro salto cualitativo, que ha llevado al cierre de los colegios en toda España entre hoy y el lunes. Diez millones de alumnos en su casa. Y otro salto cualitativo más. Una primera ciudad confinada en nuestro país, que es Igualada y tres pueblos de la zona desde las nueve de la noche.

Una población en total de 60-70 mil habitantes está cerrada. Nadie puede entrar ni salir del término municipal. Hay mutas de 60.000 euros. Si además se saltan la orden gubernativae, el confinamiento.

Pacto ciudadano

Miren, yo ahora le doy todos los datos, como siempre, pero algunas nociones elementales que me va a permitir, es una cuestión personal casi de desahogo. Algunas cuestiones elementales que creo que debemos poner en común o establecer un gran pacto ciudadano entre todos. Estamos de acuerdo en el tiempo que ahora mismo estamos viviendo o que debemos vivir, que es un tiempo de responsabilidad y también es un tiempo de solidaridad. Es un tiempo para anticiparse a la realidad, es un tiempo de hacerse, de mentalizarse para las medidas drásticas, pero sobre todo, es un tiempo para el liderazgo político. No solo el liderazgo administrativo, que sabemos que es necesario, el burocrático, como quieran llamarlo. No, liderazgo político.

Más que nunca, el papel de los medios de comunicación durante estos días es fundamental, fundamental, y de nuesvo responsable, claro.

Yo no puedo hablar por los demás. No puedo decirle qué van a a hacer las demás radios, que más o menos van a hacer lo mismo. No puedo hablarle de cómo se van a organizar televisiones, periódicos digitales. No lo sé. Si sé que COPE va a estar fielmente a su lado, haciendo un esfuerzo notable como seguramente lo hace usted, pues, a lo mejor, desdoblando las plantillas, haciendo que unos trabajen en teletrabajo, que otros trabajen aquí. Yo estoy en la radio ahora mismo. Estamos preparados.

¿Y ahora para qué nos tenemos que preparar? Pues miren ustedes, para el desbordamiento de casos positivos en la Comunidad de Madrid este fin de semana seguramente. Y para reaccionar debidamente y para racionarlizar el material sanitario, que puede ser insuficiente y hay que liberar fondos para que todo ello esté debidamente abastecido.

Anima a quedarse en casa

Pero los ciudsadanos sabemos lo que nos toca y si no lo sabemos, permítame que se lo recuerde. Hay que quredarse en casa, hay que evitar dar abrazos y besos. Somos efusivos por naturaleza. Durante un tiempo no los demos. No acudamos a eventos ni a Misa o el transporte público con cuenta gotas y, sobre todo, no hagamos dramas. Exhibamos el mayor civismo del que seamos capaces. Por supuesto, no creamos los bulos y los WhatsApp que recibimos todos y que, además, algunos con un pavor inusitado enviamos a la lista de direcciones que tenemos en nuestros teléfono. Esto que aparece un médico que dice soy médico de un, soy enfermerade un hospital, se están muriendo a chorros... Mentira. Son bulos. Hombre, no los crean.

No es momento de rencillas partidistas, es momento de colaboración de todas las administrativas y, de hombre, exigir altura de Estado en la toma de decisiones. A este Gobierno se le puede adjudicar más altura que la física, pues seguramente, como dice el maestro Camacho, no es el momento de disparar el piloto. Luego ya cuando aterricemos veremos qué hacemos, pero ahora es el momento de creer en las instituciones y cumplir, además, cumplir con una disciplina.

No va a ser fácil porque la sociedad española en su mayor parte ha crecido sin la noción de disciplina. Hace años que la disciplina es una cosa anticuada, a desterrar, que no es progresista, no cual, no, esto... Bueno, pues ahora la disciplina a lo mejor habrá que imponérsela a muchos, es decir, el día que se decidan a dar órdenes, que algún día de estos lo darán, crear un Estado de alarma u obligar a confinamientos como ha pasado en Igualada, esas órdenes va a haber que seguirlas.

Sobre el estado de alarma

Es verdad que el Estado de alarma permite restringir la circulación individual y a lo mejor habrá que tomarlo por una razón muy sencilla. Damas y caballeros, si el virus es veloz, nosotros tenemos que ser más veloces que el virus, seguramente apagando el país. Es tremendo lo que le digo, apagando el país, apagando su comunidad, apagando su localidad, puestos de trabajo en volumen, en PIB, en relaciones humanas, tantas cosas... Es algo tan inédito que a buen seguro eso se va estudiar en los libros el día de mañana.

Pero es verdad, hubo un 2008, una caída de Lehman Brothers y habrá un 2020. Y del 2020 se estudiará qué se llevó a al población mundial a una recesion y a un tiempo duro, muy duro, para salir de un pozo del que se saldrá. Supongo que de eso no tienen ustedes ninguna duda. Tardará más, tardará menos, habrá días de más crisis, más nerviosismo y, efectivamente, de las 84 víctimas mortales que ahora contamos como víctimas del coronavirus, serán más.

Última hora

Ahora hay 3.142 contagiados, 189 altas. Contagiados, además, de todos los espectros, incluso políticos, incluso deportivos.

Ahora, miren, en China han controlado el coronavitrius. Lo han controlado. La curva es ya descendente. De acuerdo, pero le hago una pregunta. ¿Usted está dispuesto a pagar al precio de las restricciones absolutas? Oiga, en China en la puerta de cada bloque o de cada dos bloques había un tío con un arma al cinto y el que salía tenía que explicar muy bien por qué salía. Esperemos que esa situación no sea a la que haya que llegar aquí, pero más vale pasar dos semanas en un ejercicio de responsabilida colectiva e individual cada uno metido en un rincón y acostumbrarnos a ciudades vacías que a otros dramas.

De momento, como les digo, 3.142 contagiados, 84 fallecidos, 189 altas. Y se espera un fin de semana duro, así que a hacer lo que tenemos que hacer y luego, por otra parte, a escuchar la radio, que ni les ha dejado ni les va a dejar".

0

No hay comentarios ¿Te animas?