Salud

Estos son los cinco síntomas más comunes de la artrosis

Rosa María Torres

Foto: Bigstockphoto

Sábado 11 de mayo de 2019

2 minutos

Si un familiar directo parece artrosis, hay mayor predisposición a tenerla en los mismos lugares

Dolor en las articulaciones

La artrosis es una enfermedad degenerativa que suele aparecer pasados los 50 años. Por norma general, las articulaciones que más sufren esta dolencia son la cadera y las rodillas, aunque también puede aparecer en las manos, el dedo gordo del piel y la columna vertebral. Aún así cualquier articulación puede presentar su sintomatología.

Los huesos del cuerpo están unidos entre sí gracias a las articulaciones, que actúan como bisagras y hacen posible el movimiento. A su vez, las superficies óseas están revestidas por los cartílagos, rodeadas de líquido sinovial y reforzadas por los tendones, los músculos y los ligamentos. Así, la artrosis es una enfermedad que hace que las articulaciones se vaya dañando con el paso del tiempo, al caminar, al correr o al practicar otras actividades físicas. Por eso se dice que es una afección por fricción o desgaste de las articulaciones.

Así se manifiesta la enfermedad

  • Dolor. Lo más común es sentir dichas molestias en la articulación involucrada y suele ser el primer síntoma, sobre todo cuando se carga peso sobre la misma.
  • Rigidez. Normalmente, la articulación presenta cierta rigidez al levantarse de la cama o después de un periodo de inactividad. A medida que hay movimiento, la situación mejora.
  • Hinchazón. Las articulaciones se pueden hinchar por la acumulación de líquido sinovial, que evita la fricción.
  • Crujido. Este signo suele estar relacionado con la artrosis, pero también te pueden crujir los huesos sin padecer dicha enfermedad, por lo que no es determinante en el diagnóstico.
  • Deformación. En algunos casos, a los pacientes se les pueden deformar los dedos por la reacción ósea producida por el roce o la fricción.
Dolor de articulación en las manos debido a la artrosis

Su relación con la herencia y la obesidad

La artrosis tiene un componente hereditario. Sin embargo, a la hora de buscar las razones de su aparición, cogen más fuerza otros factores de riesgo como pueden ser la obesidad, el sedentarismo o una dieta inadecuada. Todos estos componentes provocan un desgaste mucho más acelerado en las articulaciones de carga, como la cadera o las rodillas. Por eso, se aconseja seguir un estilo de vida saludable y realizar ejercicios que desarrollen el músculo.

Tratamientos regenerativos

Como primera línea en el tratamiento para el dolor, se suelen recetar analgésicos o antiiflamatorios. Con estos medicamentos solo se calman dichas molestias, sin atacar el origen directamente. También existen los anti-artrósicos por vía oral para mejorar el estado articular, aunque no hay muchas pruebas científicas que demuestren su efecto.

Además, existe un amplio abanico de técnicas regenerativas para evitar la cirugía, pudiendo incluso curar la enfermedad. Entre ellos destacan la proloterapia, el plasma rico en plaquetas, utilizado dentro de la propia articulación, y las células madre. Eso sí, solo un médico puede recomendar el tratamiento más adecuado.

3
Karen de la vega Hace 1 año
Me gustaría saber más gracias tengo artrosis en ambas rodillas me la diagnosticaron hace unos días tengo 45 años
José Cascant Castelló Hace 1 año
es muy interesante
Delfina Cisternas Guerrer Hace 1 año
Sufro de Dolores fuertes a las caderas me,cuesta pararme y dolor al caminar después se pasa un poco