Salud

El coronavirus se puede contagiar en interiores en cinco minutos y a seis metros, según un estudio

65ymás

Foto: Europa Press

Viernes 11 de diciembre de 2020

1 minuto

Así lo pone de manifiesto una investigación realizada en Corea del Sur

El coronavirus se puede contagiar en interiores en cinco minutos y a seis metros, según un estudio
65ymás

Foto: Europa Press

Viernes 11 de diciembre de 2020

1 minuto

En espacios cerrados como bares, restaurantes o casas en los que no existe la ventilación adecuada, el coronavirus se puede transmitir entre personas en sólo cinco minutos y aunque exista una separación de hasta seis metros de distancia. Así lo pone de manifiesto un estudio publicado en la revista de Corea del Sur Journal Of Korean Medical Science, que ha dado a conocer los resultados de una investigación llevada a cabo por el doctor surcoreano Lee Ju-hyung.

El origen del estudio nace de varios contagios en un restaurante de la ciudad surcoreana de Jeonju. El doctor Lee Ju-hyung, junto a otros epidemiólogos y la ayuda de un ingeniero aerodinámico, concluyeron que la distancia de dos metros de seguridad no basta cuando las corrientes generadas por los aires acondicionados de techo transmiten las gotículas más allá de seis metros.

 

Los neumólogos piden a Illa que cambie el BOE: "Los enfermos respiratorios deben llevar mascarilla"

 

"Increíblemente, a pesar de estar sentado muy lejos, el flujo de aire bajó por la pared y creó un valle de viento. Las personas que estaban en esa línea estaban infectadas", asegura Lee. La ciudad no había registrado un solo caso en dos meses, y la persona infectada no había viajado fuera en las últimas semanas. El origen de este brote fue, según constataron los rastreadores, una vendedora de Daejeon que estaba de visita en la ciudad.

Junto con un equipo, Ju-hyung recreó las condiciones de un restaurante, llegando a la conclusión de que "las distancias entre el contagiador y las personas infectadas, fueron más largas que el rango de transmisión de gotas de dos metros generalmente aceptado”, han señalado los autores del estudio.

Las imágenes de vigilancia mostraron que la pareja nunca habló ni tocó los mismos cubiertos, vajilla o cualquier otra superficie, pero el movimiento de un dispositivo de iluminación indicó que una unidad de aire acondicionado había estado encendida en ese momento.

0

No hay comentarios ¿Te animas?