Cuídate

Cómo eliminar la papada con y sin cirugía

65ymás

Jueves 15 de agosto de 2019

2 minutos

El paso del tiempo, la flacidez, la obesidad o la pérdida brusca de peso la pueden propiciar

Por qué aparece la papada y qué métodos hay para eliminarla (Bigstock)

La papada aparece por factores como el envejecimiento, la flacidez, el sobrepeso o por adelgazamientos bruscos. La piel del cuello es más frágil que la del rostro en general y esto favorece que se presenten determinados signos. Existen distintas técnicas que nos pueden ayudar a eliminarla de una forma eficaz como por ejemplo la técnica quirúrgica del lifting, aunque también podemos acudir a procedimientos que no necesitan de cirugía.

Por qué se forma

La aparición de grasa justo debajo de la barbilla es una característica propia de algunas personas con sobrepeso. Se produce por acumulación de grasa y en casos concretos da lugar a un pliegue en el medio de la misma originando lo que se conoce como doble mentón.

Por otro lado, puede ocurrir que tengamos sobrepeso y adelgacemos bastante de forma brusca, de modo que se produce un descolgamiento en la zona que visualmente no es muy favorecedor. También es propia de personas mayores, ya que con el tiempo esta parte pierde elasticidad y la flacidez se manifiesta de esta manera. La herencia juega un papel importante o la forma del rostro, ya que quienes presentan un cuello largo y una mandíbula muy marcada suelen tener propensión a tener papada, aunque esto no es genérico.

Papada

Opciones estéticas

La medicina estética nos ofrece múltiples opciones para mejorar el cuello. La gama es muy amplia: radiofrecuencia, mesoterapia o láser lipolítico son alternativas de tratamiento. También hay un método llamado Prostolane, una inyección con péptidos y ácido hialurónico, que por un lado elimina la grasa localizada y por otro estira la piel de alrededor, dándole más firmeza, explican los expertos.

Dentro de las cirugías plásticas, destaca el lifting cervical. Este se puede practicar de forma independiente o junto al lifting facial, que suele ser lo más habitual para conseguir una mayor armonía en el conjunto del rostro y cuello. Esta técnica se puede aplicar a personas mayores de 60 años al igual que a pacientes más jóvenes, indican desde la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre). Con este procedimiento se tensan los músculos de la zona, se elimina el exceso de grasa y se redistribuye la piel sobrante del cuello.

Operación de cirugía estética

El sistema empleado dependerá de cada cirujano plástico, pero lo más común es realizar una incisión detrás de la barbilla. En cuanto a la grasa se extrae de diferentes maneras, la liposucción localizada es una de ellas. A continuación, los músculos subyacentes se estiran y la piel que sobra se extirpa.

De forma complementaria a estos tratamientos podemos hacer ejercicios del cuello para fortalecer la musculatura. Estos consisten en moverlo hacia abajo, a la atura del pecho, varias veces, y en hacer el movimiento contrario, es decir, echarlo hacia atrás, y después volver a la posición normal, durante unas 15 veces.

0

No hay comentarios ¿Te animas?