Salud

¿Te lavas la cara con jabón por la mañana? Pues lo estás haciendo mal

Agus Calvet

Foto: BigStock

Martes 8 de diciembre de 2020

4 minutos

Lo recomendable es hacerlo con agua templada y un producto con PH neutro

¿Te lavas la cara con jabón por la mañana? Pues lo estás haciendo mal
Agus Calvet

Foto: BigStock

Martes 8 de diciembre de 2020

4 minutos

Nuestra cara es, a buen seguro, la parte de nuestro cuerpo que más cuidamos independientemente de que seamos hombre o mujer. Es la carta de presentación al resto de personas y, aunque ahora con la mascarilla la escondemos un poco más, sigue siendo muy importante su cuidado, y en especial el de su piel.

Para tener un cutis lo más sano y cuidado posible los dermatólogos son bien claros al asegurar que lavarnos la cara nos permitirá tener la piel libre de impurezas. Y no, no vale solo con agua, sino que es necesario utilizar jabón, y especialmente antes de irnos a dormir, para que nuestra piel descanse por la noche y la libremos de las impurezas y contaminación que ha afectado a la cara durante todo el día.

Para ese acto tan sencillo pero importante para la salud de nuestro cutis, lo mejor es utilizar agua templada, ya que fría, aunque nos despierte por la mañana, lo que puede hacer es resecar demasiado la dermis. Una vez lavada la cara, si queremos, ya sí le podemos dar una mano de agua fría.

Y con respecto al jabón, aquí es donde existen muchos mitos y desconocimiento. Debe ser un producto neutro, con el mismo PH que nuestra piel, que es de 5.5. Aunque tengamos una piel grasa, lo mejor es no agredirla con jabones más ácidos. Así pues, pongamos especial cuidado en el jabón de manos que utilizamos habitualmente, que quizás no sea el más indicado para nuestra cara. Igualmente, el jabón de ducha tampoco es recomendable, a no ser que esté específicamente indicado también para utilizar en la cara.

bigstock DIY handmade soap natural home 357280886
Foto: BigStock

 

Sobre la cantidad de jabón a utilizar, con un poco bastaría, lo suficiente para hacer el jabón que nos ocupe el cuenco de la mano. Después limpiaríamos el rostro con movimiento circulares de nuestros dedos. Se puede utilizar una toallita, pero si tenemos la piel delicada o seca podemos agredirla demasiado y sería preferible utilizar las manos.

Para secar la piel utilizaríamos una toalla seca, pero nunca frotando enérgicamente, simplemente acariciando la piel con el tejido para eliminar la humedad. Y muy importante: cambiemos regularmente las toallas de nuestro baño ya que, como las utilizamos tanto para la cara como para sacarnos las manos, pueden ser un foco de bacterias.

¿Y cuántas veces es recomendable lavarnos al día? Bastaría con hacerlo antes de irnos a dormir, una vez al día. Por la mañana no sería necesario con jabón, únicamente con agua para despejarnos puesto que, por la noche, al estar descansando, no se ha ensuciado con impurezas la piel.

Sobre el autor:

Agus Calvet

Agus Calvet es redactor especializado en temas de consumo.

… saber más sobre el autor