Salud

Esta sorprendente habilidad de los perros inspira un dispositivo para la detección precoz del cáncer

Toni Esteve

Foto: Bigstock

Miércoles 3 de marzo de 2021

4 minutos

Intentan reproducir con ingeniería el olfato de los perros para detectar el cáncer de mama

Esta sorprendente habilidad de los perros inspira un dispositivo para la detección precoz del cáncer
Toni Esteve

Foto: Bigstock

Miércoles 3 de marzo de 2021

4 minutos

The Blue Box (@TheBlueBox_ai) es un dispositivo biomédico en fase avanzada de desarrollo que pretende detectar el cáncer de mama en fases iniciales a partir de muestras de orina y mediante el uso inteligencia artificial. Pero lo sorprendente de esta aplicación es su origen. Todo surgió cuando la ingeniera biomédica y cofundadora de The Blue Box, la española Judit Giró, leyó un estudio de un grupo científico que estaba entrenando perros para detectar cáncer de mama. Según Giró, hace muchísimo tiempo que se conoce esta habilidad de los perros para detectar el cáncer, y está documentado el caso de una paciente londinense que acudió al hospital explicando que su perro no dejaba de olerle una peca que tenía en la pierna. Los doctores la analizaron y vieron que era cancerígena y desde ese momento la comunidad científica se dio cuenta de que realmente había algún cambio fisiológico producido por el cáncer que los perros eran capaces de detectar.

La Blue Box es un intento de reproducir mediante ingeniería electrónica ese olfato de los perros. Se trata de una invención que ha de permitir a las mujeres realizarse una prueba de cáncer de mama en casa. El dispositivo ha recibido el Premio James Dyson 2020 y sus creadores esperan poder comercializarlo en 2023.

 

BlueBox Foto Dyson

(Fuente: Dyson)

 

The Blue Box es una caja azul (de ahí su nombre) que contiene unos sensores que son sensibles a biomarcadores de cáncer de mamá, es decir, a algunas moléculas químicas que tenemos en nuestra fisiología (también en la orina) solamente en el caso de que tengamos cáncer de mama. Un microprocesador alojado en la caja recoge la señal de los sensores y la envía por Bluetooth a nuestro teléfono móvil, donde la aplicación de The Blue Box reenvía esa señal a la nube, a un servidor donde se encuentra la inteligencia artificial vinculada al dispositivo y que es la que finalmente analizará la señal, identificará si existen o no estos biomarcadores y enviará el diagnóstico de vuelta al Smartphone de la usuaria.

Evitar la radiación

Los creadores de este dispositivo destacan que, al tratarse de una simple prueba hecha a partir de muestras de orina, evitaría a las mujeres tener que pasar por los inconvenientes de la prueba por excelencia en estos momentos para detectar el cáncer de mama en estados iniciales, la mamografía. Y es que la importancia de la detección precoz es clave para el buen pronóstico de esta enfermedad.

Captura de pantalla 2021 03 01 a las 11.48.53

(Fuente: The Blue Box)

 

Por eso la idea no es solo permitir a las mujeres realizarse una prueba de cáncer de mama en casa, sino también hacer que esas pruebas sean más asequibles y menos invasivas, puesto que a través de una muestra de orina y mediante la tecnología de Inteligencia Artificial (IA) se evitaría la necesidad de la radiación y el dolor que ello puede provocar. Durante este 2021, The Blue Box realizará una acción de crowdfunding para conseguir el dinero necesario para continuar con su proyecto, que esperan poder comercializar en un par de años.