Preguntas

Ecografía de mama y mamografía, ¿son lo mismo?

Ruth Macarrón

Foto: Bigstock

Domingo 2 de junio de 2019

1 minuto

Las dos pruebas de diagnóstico más empleadas

Ecografía y mamografía ¿son lo mismo?

Sabemos que en la lucha contra el cáncer la detección precoz es uno de los factores más importantes, especialmente en tumores como en el de mamá. Un diagnóstico temprano es clave para una mayor recuperación, y por eso se recomienda que las mujeres acudan cada uno o dos años al ginecólogo. En la consulta, el médico especialista palpará la mama para detectar posibles alteraciones, y en función de la edad y de otras variables, como los antecedentes familiares, recomendará completar la exploración con una imagen. Las dos técnicas más empleadas son la ecografía de mama y mamografía, ¿sabes en qué se diferencian?

Ecografía de mama, la opción para pacientes más jóvenes

La ecografía de mama no utiliza radiación, por lo que es una técnica que no presenta riesgos para la salud. Mediante ultrasonidos, el técnico especialista toma imágenes en tiempo real, que visualiza en una pantalla y graba para después analizar y poder compartir con el ginecólogo. Se trata de la técnica de elección para pacientes jóvenes y también mujeres con la mama muy densa, en las que la ecografía funciona como prueba complementaria a la mamografía. Por protocolo, se suele recomendar una ecografía de mama además de la mamografía a las mujeres que presentan este tipo de pecho.

La ecografía de mama, además, es esencial como guía para la aguja cuando se toma una muestra de tejido, para hacer una biopsia.

Mamografía, esencial para la detección precoz

Por su parte, la mamografía toma una imagen de la mama con rayos X, como una radiografía. A diferencia de la ecografía es un proceso un poco molesto, porque el pecho queda presionado por las placas para poder hacerla, pero no doloroso, sobre todo con las máquinas más modernas.

Pero la gran diferencia entre ambas es que la mamografía es la única prueba válida para el diagnóstico precoz. Según la Unidad de la Mujer Recoletas, de Valladolid, esto es así por dos motivos: por una parte, en el diagnóstico mediante ecografía es muy difícil detectar las microcalcificaciones, uno de los primeros signos del cáncer de mama que sí detecta la mamografía. Por otra parte, al ser realizada de manera automática, por una máquina, se elimina el riesgo de que el especialista pase de largo por alguna pequeña alteración más difícil de detectar.

Escribe tu comentario aquí 1
1
Mayte Hace 1 año
Me encantaría recibir información.