Sociedad

Barbacid elimina una de las formas más agresivas del cáncer de páncreas

65ymás

Martes 9 de abril de 2019

2 minutos

El equipo médico del CNIO consigue por primera vez que desaparezcan estos tumores en ratones

Barbacid elimina una de las formas más agresivas del cáncer de páncreas

Desarrollan una vacuna que mata el cáncer

Carmen Álvarez Domínguez : "Sí, se puede matar el cáncer"

El cáncer de páncreas, que mata al 95% de los diagnosticados, está ahora un paso más cerca de su curación tras los avances presentados este martes por investigadores del Grupo de Oncología Experimental del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), liderados por el doctor Mariano Barbacid. Tal como han presentado en rueda de prensa, el equipo ha logrado eliminar en un modelo experimental de ratones una de las formas más agresivas de tumor y de las que más resistencia presenta a los tratamientos actuales.   

Y es que, la curación de este cáncer de páncreas se limita prácticamente a aquellos casos en los que el tumor está localizado y puede ser eliminado quirúrgicamente, lo que representa menos del 10% de los pacientes. Además, y a pesar de los importantes avances que se están produciendo en el campo de la medicina personalizada y la inmunoterapia, este tumor sigue teniendo un mal pronóstico. 

En España según el Observatorio del Cáncer de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), una de las organizaciones que ha financiado el proyecto liderado por Barbacid, se registran unos 4.000 casos anuales, lo que representa el 2,2% de los tumores masculinos y el 2,7% de los que afectan a las mujeres.   

Ante este escenario, los investigadores han desarrollado durante los últimos cinco años una nueva generación de modelos de ratón genéticamente modificados con el fin de evaluar el potencial terapéutico de dos dianas implicadas en la señalización de las oncoproteínas KRAS: el receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR, por sus siglas en inglés) y la quinasa c-RAF

No podrá aplicarse hasta dentro de 5 años

Sin embargo, y pese a estos descubrimientos, Barbacid ha avisado de que los pacientes que actualmente padecen este tumor no se van a poder beneficiar de este avance, ya que queda, como mínimo, unos cinco o diez años para que se puedan aplicar en la práctica clínica, dado que no existen inhibidores capaces de bloquear la actividad de c-RAF en este tipo de cáncer y, si existiesen, serían inaceptablemente tóxicos.    

Ahora bien, el investigador ha informado de que se está analizando la aplicación de una nueva tecnología denominada 'Química de Degradación' ('Degron Chemistry') que podría permitir plantearse la posibilidad de conseguir por inhibición de EGFR y degradación de cRAF resultados análogos en la investigación clínica a los experimentales obtenidos con la eliminación génica de EGFR y c-RAF.    

Finalmente, el investigador ha informado de que en los próximos años van a estudiar qué otras mutaciones se producen en los ratones que no responden a la nueva estrategia terapéutica. "Aunque estamos ante un descubrimiento importante, es importante dejar claro que en menos de cinco años, y siendo optimistas, no va a haber nada", ha zanjado.   

0

No hay comentarios ¿Te animas?