Sociedad

Las mujeres que cuidan a dependientes, hartas: no hay servicios adecuados o no pueden pagarlos

65ymás

Jueves 25 de marzo de 2021

3 minutos

La mayoría opta por el trabajo a tiempo parcial

El Congreso dobla la partida para la Dependencia de los PGE 2021
65ymás

Jueves 25 de marzo de 2021

3 minutos

El cuidado de dependientes sigue recayendo en mujeres, que optan por el trabajo a tiempo parcial para disponer de más tiempo con este fin, según datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE) a partir de la Encuesta de Población Activa (EPA). Sin embargo, más de la mitad cree que no hay servicios adecuados o no pueden pagarlos.

Así, el número de ocupados que optó por trabajar a tiempo parcial en 2020 para tener más tiempo para cuidar a personas dependientes se redujo un 7,4%. En concreto, la cifra se situó en 305.600 personas, de las que 286.100 (el 93,6%) eran mujeres.

De esta cifra, más de la mitad, en concreto el 54,8%, considera que no hay servicios adecuados para atender a personas dependientes (niños, adultos, enfermos, personas con discapacidad, etc.) o que no pueden pagarlos.

Los datos difundidos por Estadística muestran además el efecto de la pandemia sobre los horarios atípicos y las condiciones laborales. Así, en 2020, el 10,8% de los ocupados trabajó en casa más de la mitad de los días, frente al 4,8% de 2019, y un 4,2% lo hizo de manera ocasional. Por su parte, el 83,5% no trabajó ningún día en su domicilio.

Asimismo, casi una de cada tres personas, el 32,2%, trabajó en 2020 al menos un sábado al mes, porcentaje 4,7 puntos inferior al de 2019, mientras que el 19,1% trabajó al menos un domingo al mes, frente al 22,6% de 2019.

Por el contrario, el 65,3% de los ocupados no trabajó ningún sábado de 2019, casi cinco puntos más que en 2019, y el 79,3% ningún domingo, 3,5 puntos más que el año anterior.

Según el INE, el año pasado bajó el porcentaje de ocupados que trabajó en jornada nocturna, desde el 13% de 2019 al 10,7% en 2020. Un 5,7% trabajó ocasionalmente de noche y el 5% lo hizo en más de la mitad de sus días laborables. El porcentaje de trabajadores nocturnos varones (13%) supera al de mujeres (7,9%).

Un ciberataque bloquea la web del SEPE y paraliza también el servicio presencial

Con jefes, pero sin subordinados

De la encuesta –que refleja que el paro de muy larga duración bajó un 15,3% en 2020 y los despidos se duplicaron– también se extrae que la mayor parte de los trabajadores españoles tiene jefe, pero ningún subordinado. En concreto, casi siete de cada diez trabajadores se encontraban en esta situación en 2020.

Del total de ocupados contabilizados el año pasado, el 10,1% no tenía jefes ni subordinados (trabajador independiente), el 6,2% era encargado, el 6,4% director de una empresa pequeña, departamento o sucursal, otro 7,2% era mando intermedio, y el 0,5% ocupaba un puesto de director de empresa grande o media.

El porcentaje de empleados, es decir, de trabajadores con jefe y sin subordinados, retrocedió siete décimas respecto a 2019, situándose en el 68,9%, mientras que el porcentaje de mandos intermedios escaló una décima y el de ocupados independientes subió siete décimas.

La proporción de hombres directores supera en 3,7 puntos la de las mujeres en las empresas de pequeño tamaño, mientras que el de varones ocupados sin jefes ni subordinados sobrepasa en 3,9 puntos el porcentaje de mujeres. Ellas, por el contrario, superan a los hombres en los puestos de empleados en 11,3 puntos.