Política

¿Por qué para el Senado podemos votar a las personas y no a los grupos políticos?

Marco Herrera

Domingo 14 de abril de 2019

2 minutos

La Cámara Alta tiene como función en su elección la representación de todas las provincias españolas

El presidente de Gobierno Pedro Sánchez y la ministra de Trabajo Magdalena Valerio hablan en el Senado (EuropaPress)

Todos nos hemos preguntado en alguna que otra ocasión por qué a la hora de votar en las Elecciones Generales, lo hacemos con la papeleta de un determinado partido al Congreso de los Diputados y, en cambio, cuando vamos a elegir a nuestros representantes al Senado se nos permite señalar tres nombres diferentes de listas distintas. ¿A qué se debe esto?

Función del Senado

Lo primero que debemos saber es la función que el Senado tiene como cámara de representación. Según nuestra Constitución de 1978, el Senado es la cámara de representación territorial, la cual contempla entre sus funciones la intervención en la aprobación de leyes, intervenir también en la forma de acuerdos y tratados internacionales y en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Otra de sus funciones pasa por la investigación, estudio y posterior información de cuestiones de interés general, así como controlar políticamente al Gobierno de la nación.

Por qué se vota directamente a los candidatos

Para entender el porqué del voto directo a los candidatos al Senado hay que comprender su carácter territorial, el cual va más enfocado hacia la representación directa de un territorio en la Cámara Alta que hacia la de un partido concreto, de ahí que podamos votar a diferentes representantes de diferentes formaciones políticas. La propia organización interna de la Cámara, sus funciones y su iniciativa sobre el enfoque del estado en armonizar las leyes autonómicas acentúan el carácter territorial del Senado.

Al hacerse mediante votación directa, este no está regido por la Ley D'hont, y simplemente los candidatos con más votos por provincia obtienen representación. Cada provincia peninsular cuenta con cuatro representantes al Senado, mientras que las tres grandes islas –Mallorca, Tenerife y Gran Canaria– tienen tres representantes en la Cámara Alta; el resto de islas cuenta con un representante y las dos ciudades autónomas –Ceuta y Melilla– eligen a dos representantes cada una, sumando los 208 senadores mediante voto directo.

Aparte se eligen otros senadores de forma indirecta por las comunidades autónomas, las cuales seleccionan en asamblea legislativa a un senador inicial más otro cada millón de habitantes de la respectiva comunidad.

En los últimos años se han hecho cada vez mayores críticas a las funciones del Senado y se ha sembrado dudas sobre su utilidad, escuchándose propuestas de reforma por parte de algunos partidos o directamente de supresión de la Cámara Alta por parte de la formación política de Ciudadanos, presidida por Albert Rivera.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?