Alimentación

Errores habituales al cocinar quinoa

Rosa Roch

Foto: BigStock

Jueves 20 de mayo de 2021

5 minutos

La quinoa es una opción nutritiva excelente para quienes no disponen de mucho tiempo para cocinar

Errores habituales al cocinar quinoa
Rosa Roch

Foto: BigStock

Jueves 20 de mayo de 2021

5 minutos

La quinoa está considerada como un superalimento por sus beneficios organolépticos. Destaca por su aporte en proteínas (un 13% de su peso) e hidratos de carbono (69%), lo que la convierte en una excelente fuente de proteína vegetal y energía. Además, es rica en vitaminas B2 y B3, y minerales como el manganeso, magnesio, fósforo, cobre, zinc, potasio y hierro.

Se trata de un pseudocereal, pues si bien parece un cereal, en realidad es una semilla. Es apta para aquellas personas que padecen celiaquía, pues no contiene gluten; para los diabéticos, ya que su índice glucémico es muy bajo; es de fácil digestión y rica en fibra.  Por otro lado, tiene múltiples usos en la cocina, tanto como ingrediente principal como acompañamiento de otros platos. Y lo mejor, cocinarla es muy fácil, solo necesita de unos trucos y consejos.

 

Aprende a cocinarla

 

Errores habituales al cocinar quinoa

 

Se prepara como el cuscús o el arroz. Las instrucciones del fabricante podrán indicarte las proporciones de agua para la cocción, pero como normal general es el doble o triple de agua que de quinoa, es decir, 2 o 3 partes de agua por 1 de quinoa, y seguir estos trucos:

  • Añade los granos al agua (o caldo) cuando esta haya empezado a hervir.
  • Tapa la cazuela y no la destapes hasta pasados 10 minutos, de esta manera evitarás, por un lado, romper la ebullición y, por el otro, que se escape el vapor que se genera.
  • Cuécela a fuego medio.
  • Pasados los 10 primeros minutos de cocción hay que estar atentos para retirarla en su punto óptimo, que suele ser cuando los granos se vuelven transparentes, el germen es visible y la textura es ligeramente crujiente y suelta. El tiempo de cocción suele estar entre 12 y 15 minutos.
  • Si quieres darle un toque de sabor, cuécela con caldo de pescado, carne, verduras o añade al agua una pastilla de caldo o condimento: un chorrito de aceite, sal, laurel, un par de dientes de ajo o unos granos de pimienta negra; eso sí, sin pasarse en los condimentos, pues la quinoa los absorbe muy bien.
  • Si quieres potenciar su sabor, también puedes tostarla un poco en una sartén con un chorrito de aceite de oliva antes de cocerla.

Con ella puedes complementar un plato de carne, pescado, verduras… Las opciones son muchas y variadas, desde platos fríos, como puede ser una ensalada de la de patata, pero sustituyendo la patata por la quinoa; hasta elaboraciones igual de sencillas, pero más variadas, como un calabacín o berenjena rellena de quinoa y queso feta; o un salteado con espárragos y setas. También se pude mezclar con un poco de arroz para tener dos texturas, utilizarla para preparar hamburguesas veganas y croquetas.

Además, en el mercado también la podemos encontrar en unos vasitos de arroz con quinoa que tan solo necesitan un minuto de cocción en el microondas.

 

Principales errores a evitar

 

Errores habituales al cocinar quinoa

 

Cocinar la quinoa es sencillo, pero hay que tener en cuenta estos consejos:

  • Seguir las instrucciones del fabricante: no en vano los fabricantes de pasta, legumbres, cereales y cualquier producto empaquetado que vayamos a utilizar tiene sus instrucciones de cocción. Algunos fabricantes aconsejan enjuagar la quinoa antes de cocerla para retirar la saponina, una sustancia amarga que recubre los granos. Otros ya venden el producto lavado con lo que no será necesario realizar este paso.
  • No hay que pasarse con el tiempo de cocción: es necesario contralar bien el tiempo para que el resultado sea el deseado. Pasarse en el tiempo de cocción solo hará que quede una pasta blanda y gomosa.
  • No es necesario lavarla después de cocerla: si lo hacemos le quitaremos sabor, es mejor dejarla reposar unos minutos y luego separarla con cuidado con la ayuda de un tenedor.
  • Hacer demasiada cantidad: hay que hacer la cantidad justa, al igual que se hace con el arroz. Con una tacita por persona es suficiente y aunque parezca que es poco, hay que tener en cuenta que en la cocción crece. Si de todas maneras has hecho demasiada, puedes guardarla en un tupper hermético, aguanta hasta 4 días, o también puedes congelarla.

No hay excusa: si no tienes tiempo para cocinar, con la quinoa no necesitarás recurrir a un bocadillo rápido.

 

Sobre el autor:

Rosa Roch

Rosa Roch es redactora especializada en temas de salud, alimentación y gastronomía.

… saber más sobre el autor