Practicopedia

Cómo eliminar las polillas de la ropa para siempre

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Martes 9 de febrero de 2021

3 minutos

Ventila tu armario con frecuencia y guarda la ropa limpia

Cómo eliminar las polillas de la ropa para siempre
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Martes 9 de febrero de 2021

3 minutos

Si de repente un día te pones uno de tus jerséis preferidos y ves que tiene agujeros de diversos tamaños y no encuentras ninguna explicación es probable que tengas polillas en tu armario, un problema que, aunque no es sencillo de acabar con él, tiene solución. A continuación, te damos algunos consejos.

Las polillas se alimentan de fibra orgánica como lana, seda o cuero, e incluso aquellas partes de la prenda en la que haya podido quedar algún resto de comida. Por ello, para evitar este problema, es fundamental que te asegures de guardar tu ropa siempre limpia, especialmente aquella que vaya a estar mucho tiempo guardada tras los cambios de armario de temporada. Si ves que después de un lavado sigue estando sucia, vuelve a lavarla. De este modo, además de evitar que aparezcan las temidas polillas, conseguirás que tu ropa permanezca en buen estado durante más tiempo, evitando a su vez las terribles manchas amarillas.

Las polillas suelen poner sus huevos en los lugares más oscuros y tranquilos, especialmente si la madera es vieja. Suelen atacar nuestra ropa durante los meses de verano y cuando llega el invierno esta se encuentra dañada.

Es importante que cuando guardes ropa durante largos periodos lo hagas en bolsas selladas para impedir que sean invadidas por las polillas.

Cómo quitar las polillas de la ropa Foto: bigstock

Desinfectante o vinagre

Lo primero que debes hacer es una limpieza profunda. Para ello, pasa la aspiradora por cada uno de los huecos de los muebles, cajones, grietas, sofás y alfombras, lava las cortinas, etc. A continuación, limpia bien con algún producto desinfectante o bien con agua y vinagre.

Deja todo abierto para que se seque bien, se ventile y entre mucha luz, ya que las polillas odian la claridad. Por ello, es aconsejable que para evitar que aparezcan ventiles y limpies tus armarios con frecuencia.

Además, te aconsejamos que aspires el colchón con frecuencia para evitar que aniden allí.

En cuanto a la ropa, tendrás que lavarla toda, incluso la que tenías guarda en bolsas o maletas, y tenderla al sol.

Aquella que ya haya sido atacada por las polillas, sintiéndolo mucho, nuestro consejo es que te deshagas de ella por si, a pesar del lavado, pudiesen quedar larvas.

Trampas para polillas

Existen trampas con olor para atraerlas y atraparlas.

Igualmente, hay bolsitas perfumadas para ahuyentarlas. Las polillas no soportan los aromas intensos, especialmente el de lavanda, aunque también son eficaces los olores del tomillo, laurel y eucalipto.