Cómo

¿Cómo acabar para siempre con las hormigas en casa?

Victoria Herrero

Jueves 21 de febrero de 2019

1 minuto

Desde una fumigación hecha por profesionales a remedios naturales y caseros

La fumigación para acabar con la plaga de hormigas (Bigstock)

Cuando una plaga de molestas hormigas se ha colado en casa, deshacerse de ellas no es una tarea del todo sencilla. Y es que, cuando uno ya piensa que han desaparecido, a las pocas semanas o meses pueden volver a aparecer. Por eso os damos una serie de consejos para acabar con ellas para siempre. Desde una fumigación hecha por profesionales a remedios naturales y caseros que todos podemos llevar a cabo.

Si nuestra casa cuenta con jardín es fácil que estos insectos se cuelen de repente en algún rincón de la vivienda. Sin embargo, no es condición exclusiva tener una zona verde cercana para que haya una plaga de hormigas. Estas buscan un espacio confortable y con comida –restos de migas de pan, por ejemplo– para sobrevivir. Y nuestra casa es el mejor de los sitios. 

Prevenir la aparición de las hormigas

Pero antes de que aparezcan, lo mejor es prevenir que campen a sus anchas por nuestra cocina. Así, lo más importante es ser escrupulosos en la limpieza de nuestro hogar para evitar que encuentren restos de comida en el suelo. Vigila, además, si hay grietas en las paredes o en las juntas de la cocina y el baño. Son lugares idóneos para que las hormigas se multipliquen. 

Si esto no ha dado resultado y vemos que hay hormigas, podemos tener dos opciones para acabar con ellas. Por un lado, consultar con un experto para que haga una fumigación profesional; y por otro, recurrir a métodos caseros que resultan muy efectivos. Así, si has localizado un hormiguero en casa, pon junto al mismo unos granos de café. Su fuerte olor hará que huyan.

Granos de café para acabar con las hormigas (Bigstock)

El zumo de limón es otro de los olores que no soportan este tipo de insectos, así que exprime un par de limones, mételo en una botella con spray y rocía la grieta por donde aparecen las hormigas. De esta manera no volverán. Haz lo mismo esparciendo aceite de canela o restos de tiza en esos mismos huecos.

Con todo, si el problema lo tenemos en el jardín, lo mejor es hervir agua con bicarbonato y echarlo sobre el hormiguero. No dudemos en repetir esta operación un par de veces hasta que no quede ni rastro de las molestas hormigas. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?