Cómo

Cómo hacer pan de molde casero: estos son los pasos y los ingredientes

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 2 de octubre de 2019

2 minutos

Con un poco de paciencia y usando ingredientes de calidad podemos obtener un producto saludable

Cómo hacer pan de molde casero estos son los pasos y los ingredientes

Con algo de trabajo y empleando productos de calidad podemos obtener un esponjoso pan de mole casero. Es un pan con el podemos prepararnos tentempiés rápidos o incluso untando con alguna crema que nos guste resulta una opción más para el desayuno. Si nos agrada cocinar, el hecho de hacerlo en casa aporta un extra de salud, pues los productos que usaremos serán siempre lo más naturales posibles.

Los ingredientes

Las cantidades de los ingredientes varían, pero en general para una receta de un bloque se necesitan:

  • 300 g de harina de fuerza.
  • 90 ml de leche entera y de agua.
  • 6 g de sal.
  • 15 g de azúcar.
  • 6 gr de levadura fresca de panadero.
  • 30 g de mantequilla (en pomada).

Los pasos

Primero se mezclan en un bol todos los ingredientes: harina, mantequilla, leche, sal, azúcar y levadura. Usaremos para ello las manos o una cuchara, pero debemos evitar los grumos y obtener una masa homogénea.  

El bol se tapa con un film o paño y se deja reposar durante unos quince minutos. Después vertemos la masa sobre la mesa y la giramos y doblamos bien a lo largo de diez minutos. No es necesario añadir más harina, solo hay que moldear. Puede que en un principio nos cueste trabajarla, pero poco a poco notaremos que se vuelve más “dócil”.

Cómo hacer pan en casa como un auténtico profesional

Una vez preparada la masa se ha de dejar fermentar. La colocamos en un recipiente durante una hora y media, tapada de nuevo. Pasado este tiempo apreciaremos que ha aumentado su tamaño, hasta puede que casi lo haya duplicado. Podremos comprobar que está lista si al presionarla con un dedo la huella se marca un tiempo.

Ha llegado el momento de estirarla y darle forma de rectángulo sobre la mesa. Se trata de aplastarla con fuerza para que nos quede totalmente plana. Como estará algo pegajosa la dejamos reposar de nuevo con un paño por encima durante otros cinco minutos.

La masa se habrá rebajado de nuevo y habrá que enrollar sobre sí misma la porción obtenida de modo que quede como un rollo. Tendremos que tener un recipiente con la forma de pan de molde, alto y rectangular, y untarlo de aceite en todas sus paredes. Luego metemos el rollo para que se quede con la forma singular de este tipo de pan. Será necesario dejar pasar de nuevo una hora para que el pan vuelva a fermentar y adquiera el volumen deseado. 

El último paso es el horneo. Tenemos que precalentar el horno y una vez caldeado introducir el recipiente a una temperatura de 190º durante 35 minutos. Transcurrido este periodo, deberemos comprobar que la corteza se muestra dorada. Después basta con sacarlo y esperar que se enfríe para cortarlo en las clásicas rebanadas de pan de molde.

0

No hay comentarios ¿Te animas?