Cómo

Cómo secar flores correctamente para poder conservarlas

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Sábado 10 de agosto de 2019

2 minutos

Muchas personas utilizan las flores secas a modo de decoración o para mantener intacto un recuerdo

Cómo secar flores para poder conservarlas

Si alguno de tus hijos se ha casado recientemente y te ha regalado el ramo de la novia como recuerdo de ese día tan especial, es necesario que seques las flores para que se conserven en perfecto estado el máximo tiempo posible. Lo mismo sucede si te sorprenden con una rosa, la cual puedes utilizar como elemento decorativo o hermoso separapáginas.

Aunque pueda parecer un proceso largo y complicado, lo cierto es que cualquiera puede secar sus flores para hacerlas inmortales. De hecho, existen varias técnicas con resultados muy similares. ¿A cuáles puedes recurrir para guardar ese recuerdo para siempre?

Prensado

Es el método más antiguo de todos, ideal para aquellas personas que van a emplear el resultado como herramienta de papelería o elemento decorativo dentro de un marco. Eso sí, esta técnica es más efectiva con flores pequeñas y planas.

  1. Coloca las flores en papel de periódico, con una hoja por encima. Después, haz lo mismo con papel secante y, finalmente, con cartón.
  2. Sella el conjunto con celo en los extremos e introdúcelo en un libro de gran tamaño. Además, debes colocar peso sobre él para que la presión sea mucho mayor.
  3. Deja que las flores reposen durante una semana, tras la cual deberás reemplazar las capas de papel de periódico y papel secante por otras nuevas. También deberás volver a meterlo en el interior del libro seleccionado.
  4. Espera, al menos, dos semanas antes de retirar definitivamente el peso y los papeles que envuelven las flores secas.
Cómo secar flores

Al aire

También puedes optar por dejar que las flores se sequen por sí solas al aire, lo que te permitirá conservar el volumen de las mismas. Las flores de tallo largo o tamaño grande son las más adecuadas para este proceso.

  1. En este caso, solo tienes que crear un ramillete con un cordel de cuerda de pita, el cual deberás ir ajustando a medida que las flores pierdan agua.
  2. Coloca el ramillete boca abajo en un lugar oscuro, seco y caliente de la casa. Eso sí, también debe tener buena ventilación para que se sequen correctamente.
  3. Déjalas así entre dos y cuatro semanas, hasta que tengan una textura crujiente. Además, si quieres asegurar su preservación, puedes echarles un poco de laca.

En el microondas

Sí, aunque parezca mentira, también puedes secar flores en el microondas, una técnica que ha ganado popularidad en los últimos años debido a su rapidez y sorprendente efectividad, especialmente con las flores y plantas con muchos pétalos. No obstante, a diferencia del resto, en esta ocasión necesitarás un ingrediente adicional: arena de sílice.

  1. Corta los tallos de las flores hasta dejar un máximo de cinco centímetros por debajo del capullo.
  2. A continuación, en un recipiente apto para el microondas, coloca una buena base de arena de sílice y, sobre ella, los capullos mirando hacia arriba.
  3. Cúbrelos con un poco más de arena de sílice y mételos al microondas entre dos y cuatro minutos. Como cada aparato es diferente, lo mejor es que antes realices algunas pruebas para saber la potencia correcta y evitar que se quemen.
  4. Finalizado dicho proceso, sácalas del microondas y deja que reposen durante 24 horas. Después, ya podrás manipularlas y eliminar la arena restante con un pincel.
0

No hay comentarios ¿Te animas?