Cómo

Trucos para darle la medicación a tu mascota aunque no esté dispuesta a colaborar

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Miércoles 24 de julio de 2019

3 minutos

Perros y gatos son muy listos y darles su pastilla puede convertirse en misión “imposible”

trucos para darle la pastilla a tu mascota
Mariola Báez

Foto: Bigstock

Miércoles 24 de julio de 2019

3 minutos

Si el veterinario ha establecido un tratamiento que tu mascota debe seguir para curar cualquier enfermedad o dolencia, puede que el momento de administrarle la medicación no resulte nada sencillo. Es complicado y hasta peligroso dar al animal un fármaco si éste no colabora, especialmente si se trata de una pastilla. El riesgo de atragantamiento existe y si no te tomas este momento con un poco de paciencia, puede ser peor el remedio que la enfermedad.

Como señala el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia, (@ICOVValencia) tener un animal enfermo en casa implica darle la atención que necesita, incluyendo las medicinas que pudiera requerir. Algunos perros o gatos toman “su pastilla” de la mano de su amo, sin mayor problema, pero otros van a poner a prueba el ingenio y la paciencia de sus dueños a la hora de lograr que ingieran el medicamento que les hace falta.

trucos pastilla mascota

Cómo conseguir que tu perro o gato se tome el medicamento que necesita

Algunos no dudan en comerse casi cualquier cosa que esté a su alcance, pero con otros es necesario emplear algunos sencillos trucos como:

  • El “camuflaje”. Como podrás suponer, consiste en intentar dar a tu mascota el fármaco mezclado con algún alimento de su dieta o con su golosina favorita. Un trocito de salchicha, un quesito que puedas untar o una porción de paté… son algunas ideas en forma de delicias gato / perrunas, que suelen dar excelentes resultados, aunque hay animales tan listos que son capaces de comerse únicamente a parte “interesante” dejando la pastilla asombrosamente intacta. Si esto te suele ocurrir, una buena idea es machacar la píldora, con ayuda de un mortero, y mezclarla con el alimento para, así, ponérselo más difícil.En algunos casos, también puedes probar a diluir la medicación en el agua de su comedero, para que la ingiera sin darse cuenta, aunque no siempre esta solucuión es posible. Deberás consultar con el veterinario o con el farmacéutico.
  • También se puede recurrir al método "sí o sí", es decir, abrirle la boca al perro o gato, colocar la píldora en la zona final de la lengua y cerrar el morro del animal consiguiendo que trague en cuestión de segundos, con ayuda de un suave masaje en la garganta que favorezca la salivación. Como norma general, no es un método peligroso, pero requiere cierta práctica. Si no estás seguro, o tu mascota no lo acepta de ninguna de las maneras, mejor no insistir.
  • El juego y la recompensa que puede acarrear es otra buena idea. Si acostumbras a premiar a tu perro cuando obedece y realiza sencillos ejercicios de entrenamiento, no reparará demasiado si ese premio lleva su medicación. Haz la prueba y verás que funciona.