Cómo

Cómo utilizar el teléfono móvil de un modo racional estos días

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Jueves 2 de abril de 2020

3 minutos

El confinamiento puede provocar que abusemos de los smartphones debido a las opciones que aportan

La CNMC sanciona a cinco operadoras por el uso indebido de los números 902

Los días de confinamiento en nuestros hogares es posible que tiendan a hacerse eternos, sobre todo para una sociedad como la española que está habituada a pasar mucho tiempo en la calle. Eso provoca que echemos mano de cualquier pasatiempo que tengamos a mano -siempre es mejor que bajar a comprar pocos artículos o cualquier otra triquiñuela que solo provocará un riesgo de contagio para todos-. Y no hay un dispositivo que nos ofrezca mayores posibilidades que el teléfono móvil.

En él tenemos acceso a todas las noticias, a las redes sociales, a juegos, a una comunicación constante con familiares y amigos… En definitiva, podríamos estar todo el día frente a esa pequeña pantalla sin que nos aburramos. Sin embargo, está demostrado que no es bueno para la salud… ni para el propio dispositivo.

Problemas de usar demasiado el teléfono móvil

Así pues, estar todo el día enganchados al smartphone no es ni mucho menos recomendable. Y es que un uso excesivo del mismo puede ser el causante de algunos problemas físicos que no podemos pasar por alto. “La posición mantenida que se realiza para usar el teléfono móvil y las nuevas tecnologías puede llevar a posiciones inadecuadas que cada vez son más habituales debido a un ritmo de vida estresante, un excesivo sedentarismo y la falta de actividad física”, explican al respecto Noelia Serrano y Mireia Relats, profesoras de Fisioterapia en las Escuelas Universitarias Gimbernat (España).

Cómo ordenar los contactos de tu teléfono móvil

Algunos de los problemas más comunes son los siguientes:

  • Dolor y rigidez en las manos provocado por un uso excesivo de las teclas (aunque estas se hallen en la pantalla). Puede incluso dar lugar a tendinitis.
  • Dolor en cuello y hombros como causa de tener una posición poco recomendable para esa parte. De hecho, solemos forzar la posición por estar mirando la pantalla. Es lo que los expertos denominan text neck. En este sentido, según la revista Surgical Technology International, una constante inclinación de la cabeza de 60 grados llega a equipararse con cargar sobre los hombros 27 kilogramos.
  • Dolor de cabeza. Provocado tanto por la tensión en el cuello como por la tensión ocular. El uso continuado del móvil puede producir molestias en nuestro cráneo.
  • Aparte de todo esto, abusar del móvil también puede provocar que suframos episodios de insomnio.
Usar tu smartphone antes de dormir podría ser la causa de tu insomnio

Cómo utilizar el 'smartphone' 

Ante estos posibles problemas, lo mejor es utilizar el teléfono móvil de un modo racional y solo cuando sea necesario. No es algo malo entrar a ver las noticias, ni contactar con los seres queridos o ver qué publican en las redes sociales, ni mucho menos. Pero sí que debemos tener cuidado para no limitar nuestra actividad a ello. De hecho, es absolutamente necesario hacer ejercicio para que el cuerpo no sufra demasiado el encierro. Además, relajar la mente y la vista también es importante para hacer los días más llevaderos. Eso sí, en caso de que empieces a no verte capaz de limitar el uso del smartphone, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • No te descargues aplicaciones que no vayas a utilizar o que te vayan a “robar” más tiempo. Si ya pasas mucho rato manejando el móvil, instalar nuevas apps solo provocará que ese tiempo aumente.
  • Lo mismo ocurre con los juegos. Los hay muy adictivos. Si quieres optar por uno nuevo, elimina alguno para que sea una sustitución más que una suma.
  • Desactiva las notificaciones de las aplicaciones y de las redes sociales. No es necesario que estés al tanto de todo lo que se publica, pues una vez que entras a una red, seguramente te enganches con otros contenidos. Además, las notificaciones solo harán que estés todo el tiempo pendiente del teléfono.
  • Ponte un horario para revisar las redes y aplicaciones. Si ves que se te ha ido de las manos, lo mejor es que solo dediques un tiempo concreto a estas “tareas”. Al igual que sales al balcón a aplaudir a los sanitarios a las 20 horas, o que haces ejercicio de 11 a 12, por ejemplo, puedes agendar el uso del móvil para esos menesteres.
  • Silencia las notificaciones de los grupos de WhatsApp. Estos días las apps de mensajería echan humo. Pasas un rato sin mirar la pantalla del teléfono y de repente te encuentras con cientos de mensajes. Eso que ya de por sí puede agobiar, aumenta si con cada intervención en un grupo, el teléfono te avisa. Ten en cuenta que todo el mundo tiene más tiempo para escribir y compartir noticias y bromas.
Whatsapp
  • No contestes a todos los mensajes que haya. Simplemente dedica un rato a hablar con aquellos quienes te preguntan directamente y no de un modo constante. Es más, si es posible, trata todo lo que tengas que hablar con una videollamada o una llamada normal.
  • Por la noche, ponlo en modo avión. Es más, desconéctalo una hora antes de irte a la cama. Así tendrás un sueño mucho más placentero.
  • Si estás haciendo alguna otra tarea y sientes la necesidad de estar revisando qué te envían, también debes apagarlo y dedicarte únicamente a lo que estás haciendo. Los días están siendo muy largos y hay tiempo para todo.
  • Finalmente, no lleves siempre el teléfono contigo a todas las partes de la casa. Déjalo en un sitio fijo porque si no, estarás a merced de revisar las notificaciones a cada instante.
0

No hay comentarios ¿Te animas?