Practicopedia

Descubre la dieta YUM para perros basada en alimentos naturales

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Miércoles 29 de mayo de 2019

2 minutos

Con la carne como ingrediente principal, esta dieta puede ser una alternativa al tradicional pienso

Dieta YUM

Lo primero que conviene saber es que YUM (dietayum.es) es una marca comercial de alimentación para mascotas, fundamentalmente perros y también gatos, basada en alimentos naturales, libres de conservantes, aditivos o cualquier producto químico. Como cualquier otro método de alimentación, tiene sus pros y sus contras y hay que dejar claro que se trata de un dieta con características propias, que no tienen que ser necesariamente mejores a otras, porque como recuerda el Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia (ICOVV) los actuales alimentos para mascotas, que se comercializan en tiendas especializadas, cumplen estrictamente con los requisitos que debe tener un buen producto nutricional de estas características.

La dieta YUM es una opción más, que, al igual que ocurre con la dieta BARF, gana adeptos entre los que consideran que una alimentación lo más natural y parecida a lo que el perro comería en su estado no domesticado, es la ideal.

¿Cuáles son las características de la dieta YUM?

Todo lo que sea reducir ingredientes químicos de la alimentación, en principio, supone una gran ventaja. La dieta Yum ofrece menús estudiados para aportar al perro o gato los nutrientes que necesita para su buen desarrollo y para su salud. Incluye menús completos, en los que la carne es la protagonista y se presenta acompañada de algunos vegetales como: remolacha, zanahoria, nabo, junto a otros alimentos que también aportan elementos básicos en la alimentación, como puede ser el aceite de oliva.

Tienes menús de pollo y ternera, cordero, salmón o pavo, para que puedas proporcionar a tu perro una dieta rica y variada. Al tratarse de alimentos 100% natural, los distintos menús se elaboran y se congelan, para que los tengas disponibles en bolsas de mayor o menor cantidad, que puedes tener listas para ofrecer a tu perro descongelándolas previamente. La dieta también ofrece complementos como pueden ser los huesos frescos u otras partes de animales como tráqueas, tripas o cuellos.

Algunos “caprichos” y golosinas, para que tu perro no se aburra de comer siempre lo mismo, están incluidas. Tienes, por ejemplo, albóndigas o recetas a base de otras carnes, como la de buey o la de ciervo. Si "se porta bien" podrás ofrecerse incluso un helado, para que tu mascota también disfrute de un “exceso” gastronómico.

Los defensores de esta dieta aseguran que al darle al animal una buena dosis de proteína (básica en su alimentación, como carnívoro que es) el perro se muestra más alegre, sano y vital, notándose además, un mejor aspecto general de su piel y de su pelaje. Sus detractores, aseguran que en ciertos casos, la dieta YUM puede producir carencias nutricionales determiandas, sobre todo en perros con necesidades específicas (perros mayores,  con alguna enfermedad o con sobrepeso…)

Se trata de una opción natural a tener en cuenta y la última palabra la tienes tú.

0

No hay comentarios ¿Te animas?