Practicopedia

¿Sospechas que tu perro ha podido comer algo que no debía? Estos son los síntomas de intoxicación

Mariola Báez

Miércoles 22 de mayo de 2019

2 minutos

Un veneno, un limpiador, un alimento inapropiado… pueden causar daños graves

Sintomas de intoxicación en perros

Tal como señalan expertos veterinarios son muchas las sustancias que pueden resultar tóxicas para un animal. Algunos perros son verdaderas “aspiradoras” que no cesan de introducir en su boca cualquier cosa con aspecto comestible, en casa o durante el paseo, momento este último en el que hay que extremar las precauciones.

Medicamentos de uso humano, determinados alimentos buenos para ti, pero malos para él, algunas plantas o directamente un veneno que alguien, con pocos escrúpulos, ha dejado en cualquier lugar con el riesgo que esto supone para todo ser vivo.

Es importante conocer los síntomas que puede provocar una intoxicación o un envenenamiento para acudir lo antes posible al veterinario evitando daños en los órganos vitales del animal o incluso su muerte.

Síntomas que deben alertarte ante una posible intoxicación

No dejes que tu perro coma nada si no estás seguro de su procedencia y de que no le causará daño alguno. Con paciencia, acostúmbrale a que él tiene su alimento en su comedero y no debe tragar todo lo que encuentre. No es fácil, porque su curiosidad natural les lleva a olisquear y probar aquello que aparentemente parece estar bueno. Hay que estar atentos a algunos síntomas que indican que tu mascota se ha intoxicado:

  • Jadeos rápidos sin motivo aparente. No siempre las intoxicaciones se producen por ingesta. A veces, son los gases que puede desprender un producto químico, el roce de su piel con una determinada planta, o el contacto con algún plaguicida lo que puede provocar un envenenamiento, mas o menos grave, por inhalación o por vía cutánea. Si no hace calor, tu perro no acaba de hacer ejercicio, pero jadea de manera anormal, aumentando la presencia de salivación (babas) puede tratarse de este caso.
  • Vómitos y/o diarreas. Si tu perro vomita después de comer algo, está claro que su organismo está respondiendo a algo que le ha sentado mal. No tienes que salir corriendo al veterinario, porque puede tratarse de un simple empacho, pero es importante observar el estado general de tu mascota. Si además de vomitar está aletargada o presenta síntomas alarmantes como temblores o convulsiones… entonces sí debes buscar ayuda médica veterinaria de manera inmediata. Lo mismo ocurre con las diarreas. Puede tratarse de un episodio puntual, que no revista mayor gravedad, pero si se repiten y acompañan de los síntomas descritos, hay que correr.
  • A veces los síntomas de intoxicación no se presentan recién ingerido el producto o alimento que la ha provocado, sino que pueden pasar horas hasta que se manifiesten los síntomas más preocupantes. Fíjate si tu mascota tiene un cambio de carácter repentino: desgana, falta de apetito... o por el contrario, una inexplicables hiperactividad. Esos cambios también pueden indicar que una sustancia tóxica está afectando a su sistema nervioso.
  • Cambios físicos evidentes. En ocasiones, determinados venenos pueden mostrar síntomas fácilmente reconocibles que indican que estás ante una urgencia. Mareos y desorientación (tu perro se levanta y sin motivo aparente, va “dando tumbos”), cambio en el color de las mucosas, encías y lengua más oscuras; pupilas dilatados, parálisis parcial… indican que la sustancia tóxica está empezando a causar un grave daño a tu mascota.
0

No hay comentarios ¿Te animas?