Practicopedia

Errores a evitar a la hora de llevar comida a la playa

Anna Blanco

Foto: bigstock

Miércoles 5 de agosto de 2020

3 minutos

Comodidad y seguridad alimentaria deben contar a la hora de decidir un menú para comer en la playa

Errores a evitar a la hora de llevar comida a la playa

Tras una estupenda mañana en la playa donde nos hemos bañado y disfrutado del sol, llega la hora de abrir la nevera portátil y comer el picnic que hemos preparado para no tener que movernos del sitio. Pero no hemos calculado bien y la comida o bebida no se ha mantenido fresca o llevamos un guiso nada adecuado para comerlo en la arena y con calor. Así, lo que había empezado siendo una jornada playera fantástica acaba con una comida muy poco apetecible, o lo que es peor, con una intoxicación alimentaria. Para que esta situación no se dé en nuestra próxima visita a la playa es conveniente seguir una serie de consejos para evitar errores en nuestros picnics playeros

¿Qué podemos llevar?

A la hora de pensar el menú de lo que vamos a comer en la playa no hemos de dejar de tener en cuenta las condiciones en las que vamos a estar, es decir, que probablemente hará mucho calor, que estaremos sentados en la arena y que no tendremos una cocina a nuestro alcance para manipular los alimentos. Por tanto, los menús deben ser cómodos de preparar (o ya preparados) y fáciles de comer. En este sentido, los bocadillos son la apuesta estrella más utilizada (por cómodos no les gana nada) pero hay que evitar para prepararlos los quesos grasos o embutidos no curados que aguantan mal el calor. 

Además, y sin olvidar otros clásicos como las croquetas o las empanadillas, son buenas opciones también las ensaladas frías como las de legumbres, pasta o arroz porque son completas, sacian y no requieren de preparación en la playa (con un tenedor y un plato, es suficiente). Las cremas frías como el gazpacho también pueden ser una buena solución para llevar a la playa y de postre, mejor optar por la fruta fresca que es muy sana y se conserva bien (hay que lavarla bien en casa y mejor no llevarla cortada). 

Respecto a las bebidas, nada mejor que el agua que es la opción más saludable, refrescante y la que mejor quita la sed.  

bigstock closeup of a young caucasian m 210746206

Y, ¿qué debemos evitar llevar?

La tortilla de patatas es otro clásico de las comidas playeras pero no por ello la recomiendan los expertos en seguridad alimentaria, especialmente si nos gustan hueveras porque el huevo y el calor no son buenos socios. Esto también se aplica para la mayonesa casera (mejor comprarla comprada para llevarla a la playa, eso sí, el bote debe estar por abrir). Además del huevo, también es un riesgo a evitar cualquier plato que lleve carne cruda o poco hecha, pescado crudo y el marisco. Por otra parte, los postres lácteos con nata o crema que necesiten una buena refrigeración tampoco son una buena idea para llevar a la playa. 

Y las bebidas alcohólicas también están desaconsejadas porque son vasodilatoras lo que provoca que, a la larga, tengamos más sensación de calor y también deshidratan ya que son bebidas diuréticas por lo que debemos compensar con agua la pérdidas de fluidos. 

bigstock Close up of beer bottles cooli 245852401

¿Cómo debemos llevarlo?  

Además de lo que podemos y no podemos comer en la playa, otro aspecto muy importante para que el picnic en la playa no acabe mal es preparar y conservar los alimentos de forma adecuada. Por ello, y como recomienda la OCU, es necesario controlar la temperatura para que la comida siempre esté bien refrigerada. Si vamos a utilizar una nevera portátil, hay que lavarla y secarla muy bien antes de su utilización. Los alimentos deben estar envueltos por separado y es mejor optar por tuppersde vidrio (no vale reciclar recipientes de plástico de productos envasados). 

Las neveras portátiles conservan mejor el calor si están llenas así que debemos utilizar un modelo adecuado para lo que queremos llevar y evitar abrirla constantemente para no perder el frío. Una vez en la playa, la nevera debe estar siempre en un lugar con sombra y mejor si podemos taparla con una toalla de color claro. 

Por último, lavarse las manos antes de manipular la comida es clave. Como no siempre vamos a tener un baño cerca para hacerlo, podemos utilizar toallitas o, incluso, el gel hidroalcohólico que no podemos dejar de llevar estos días con nosotros. 

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?