Practicopedia

Cómo limpiar esponjas y estropajos y dejarlos libres de bacterias

Manuela Martín

Lunes 21 de septiembre de 2020

2 minutos

Cómo limpiar esponjas y estropajos

Seguro que nunca te has planteado que aquello que utilizamos para limpiar y desinfectar los principales lugares de nuestra casa, así como nuestro propio cuerpo, sean el principal foco de cultivo de gérmenes y bacterias.

Desinfectar las esponjas de baño o los estropajos de cocina es realmente importante para evitar que los microorganismos que en ellas se acumulan traspasen a nuestro cuerpo o a los utensilios con los que comemos.

Lo ideal es limpiar las esponjas y estropajos al menos una vez cada cuatro días, pero si esta labor te parece tediosa, te recomendamos cambiarlas una vez al mes.

Pero si optas por su desinfección y limpieza, te indicamos algunos consejos para hacerlo de la forma más eficaz y sencilla:

  • Vinagre: mezcla agua tibia con vinagre e introduce la esponja durante diez minutos. A continuación, escúrrela bien y dale un último enjuague con agua y jabón. Debido a su concentración de ácidos orgánicos, el vinagre altera el ambiente que necesitan los microorganismos para proliferarse, además de eliminar olores. Puedes sustituir el vinagre por zumo de limón.
     
  • Detergente o jabón líquido, según sea la esponja de baño o de cocina: mezcla agua muy caliente con un poco de detergente o jabón líquido en un recipiente e introdúcela durante 10 minutos. Quita todo el agua y aclárala con agua tibia. Déjala secar y estará como nueva. 
     
  • Bicarbonato: utilizar agua caliente, detergente y bicarbonato es otro remedio eficaz. Mezcla en un barreño estos tres productos durante 10 minutos, enjuaga y seca al aire libre.
     
  • Limón y sal: lavar las esponjas con agua hirviendo, limón y sal también es bastante eficaz. Déjala durante toda la noche en un recipiente. Por la mañana, escurre la esponja y deja que se seque sin enjuagarla.
     
  • Microondas: las altas temperaturas alteran su ambiente húmedo característico, lo que genera un bloqueo en el crecimiento de los microorganismos. Introduce la esponja o estropajo en un recipiente con agua en el microondas durante 2 minutos y retíralo. Ten cuidado al cogerlo para no quemarte.
Platos que nunca pensaste que podrías cocinar en el microondas

 

Para evitar que se produzcan bacterias fruto de la humedad es necesario que se sequen correctamente, de ahí que el lugar donde las dejemos sea muy importante, siendo preferible que respire por todos los lados.

Pero recuerda, limpiar o cambiar periódicamente tus esponjas y estropajos para evitar problemas de salud es siempre los más recomendable, ya que estos objetos, especialmente la esponja de la cocina, son capaces de albergar una comunidad bacteriana abundante y, en algunos casos, patógena, como parientes cercanos de las bacterias que causan neumonía y meningitis, según indica un estudio del Instituto de Medicina de Precisión (IPM) de la Universidad de Furtwangen, Villingen-Schwenningen, en Alemania.

Existen en el mercado algunos que se anuncian como “antibacterias” y ayudan a impedir su crecimiento, quizás sea un bien momento para probarlos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?