Practicopedia

El método de las 33 prendas en el armario

Rosa Roch

Foto: BigStock

Viernes 10 de junio de 2022

4 minutos

Tener un buen ropero pasa por escoger bien las prendas y accesorios que vas a utilizar seguro

El método de las 33 prendas en el armario
Rosa Roch

Foto: BigStock

Viernes 10 de junio de 2022

4 minutos

La ropa y cómo vestirnos es uno de los quebraderos de cabeza con el que tenemos que lidiar a diario. Vestir a la última y vernos siempre diferentes puede representar un gasto económico importante, pero, además, un acúmulo de prendas que en ocasiones acaban olvidadas en el armario, algunas de ellas incluso con la etiqueta puesta.

Pero existe una manera de no comprar a compulsivamente y mantener un bueno ropero. Se trata de seguir “El método de las 33 prendas”. Porque tener un buen ropero es una manera de ir siempre a la última sin necesidad de comprar ropa a menudo. Te contamos cómo conseguirlo.

Así puedes tener un buen ropero

El método de las 33 prendas

A priori parece imposible de conseguir, pero solo has de ponerte manos a la obra y aprovechar el momento de hacer el cambio de armario para llevar adelante este propósito.

Esta tendencia denominada “El método de las 33 prendas” es un movimiento minimalista que se inició en 2010 de la mano de Courtney Caver, una Mary Kondo de la moda, que decidió hacer un cambio en su manera de vivir y pasó a llevar un estilo de vida algo más minimalista, lo que incluía también reducir su ropero. Decidió que solo se quedaría con 33 piezas, incluyendo prendas de vestir, zapatos, bolsos, joyas, etc. y combinándolas entre sí sería capaz de vestir de manera variada durante toda la temporada (3 meses), cambiando el ropero cada tres meses, según cambian las estaciones del año. Un método que se hizo viral con el hashtag #Project333. Te explico cómo realizarlo.

1.- Empieza sacando toda la ropa del armario y guarda en cajas aquellas prendas que casi no uses. No te deshagas de ellas por el momento, solo guardarlas fuera del armario.

2.- Quédate solo con aquello que seguro vas a ponerte.

3.- Tu objetivo es quedarte con 33 prendas y que las puedas ir combinando entre ellas.

4.- Puedes renovar la ropa, ya sea comprando alguna prenda nueva o rescatándola de las que habías guardado, pero deberás quitar una del armario, para no superar las 33 prendas, y guardarla en la caja.

5.- Si eliges bien la ropa, bolsos y accesorios verás que no necesitas más de 33 prendas para ir siempre diferente y verte estupenda.

 

¿Cómo escoger la ropa?

 

Así puedes tener un buen ropero

Decidirse por una prenda o por otra puede resultar difícil, más teniendo en cuenta que nos compramos aquello que nos gusta. Además, también influye el apego que puedas tener por determinados accesorios que pueden ser un regalo o evocar momentos especiales. Es momento de concienciarse y pasar a la acción.

Lo primero será probarte la ropa. Ponte delante de un espejo de cuerpo entero y ve probándote toda la ropa para comprobar que te viene y queda bien. A partir de ahí, descarta las prendas que se vean deslucidas, con mucho uso, o las que hacen visible las imperfecciones que quieras disimular. No somos perfectas, no pretendemos serlo, pero sí queremos vernos y que nos vean bien. Eso no es malo.

Quédate con aquello que destaque tu figura. Los estampados irán bien en aquellas zonas que quieras agrandar y los colores lisos las que quieras disimular.

Procura hacerte con un conjunto todo blanco y otro todo negro, para tenerlo de fondo de armario. En función del tono de piel y del color del cabello unos colores quedan mejor que otros, has de aprender a comprobarlo tu misma, pero el blanco y el negro siempre son un recurso y no puedes prescindir de tenerlos en el armario.

Un aspecto importante es que te sientas cómoda con cada pieza que elijas. La ropa no ha de ser llevada con sufrimiento, no has de sentirte presa por ella. Nada de vaqueros tan ajustados que no puedas ni abrocharte. Has de vestirte con ropa suave y un poco elásticas, que ceda y se adapte al cuerpo, para que te permita moverte con comodidad.

Finalmente, ten en cuenta las recomendaciones del fabricante a la hora de lavar, secar y planchar la ropa. Cuidar cada prenda como es debido hará que cuando la lleves te veas mejor.

 

 

Sobre el autor:

Rosa Roch

Rosa Roch es redactora especializada en temas de salud, alimentación y gastronomía.

… saber más sobre el autor