Practicopedia

Personaliza los topes de las puertas con una pelota

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Sábado 6 de marzo de 2021

3 minutos

Una pelota o un corcho decorado nos servirán para hacer los topes de puerta más originales

Personaliza los topes de las puertas con una pelota Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Sábado 6 de marzo de 2021

3 minutos

Si no tienes un tope de puerta corres el riesgo de dañar tanto la propia puerta como la pared o aquello que haya detrás. Por ello, tanto si quieres cambiar el que tienes porque ya no te gusta, se ha roto o simplemente no tenías, toma nota de estas ideas para hacer uno tú mismo.

Los topes para puerta son un elemento indispensable para proteger nuestra puertas y paredes y garantizar su durabilidad y estado.

En el mercado existen gran variedad con diferentes líneas y acabados y a un precio bastante económico. Los hay acabados en madera, adhesivos, inoxidables o transparentes, entre muchos otros para cada tipo de hogar. Sin embargo, si eres un manitas y quieres tener el tuyo propio y personalizado, toma nota de estas sencillas ideas para hacer un tope casero.

Tope de madera

Una de las primeras ideas que te proponemos es la de un tope de puerta de madera que podrás hacer a medida y que te servirá tanto para la pared como para el suelo.

Para hacerlo necesitaremos un listón de madera redondo, un tirafondo y un tapón de plástico para patas de silla.

Lo primero que debemos medir es la altura a la queremos que vaya el tope según nuestra puerta, así como el entorno y resto de objetos o cosas que tenga a su alrededor.

A continuación, cortaremos el listón al que le haremos un orificio en el centro desde un extremo hasta el centro con ayuda de un taladro. Es aconsejable que el diámetro del orificio sea ligeramente mayor que el de la cabeza del tirafondo.

Luego, perforaremos la otra mitad de la pieza usando una broca de un diámetro que justo permita pasar la espiga del tirafondo. De esta manera, no necesitaremos una broca y un tirafondo extra-largos.

Una vez hecho los pasos anteriores, es el momento de introducir el tirafondo por el orificio y hacer el agujero en el lugar donde queramos ponerlos. Una vez introducido el taco, fijaremos el tope apretando el tirafondo con un destornillador.  

Por último, pondremos el tapón de plástico.

Para personalizarlo puedes pintarlo, hacerle formas geométricas, forrarlo con rafia o pegatinas, entre otras muchas ideas. También puedes sustituir el listón de madera por algún lápiz, goma de borrar o corcho para que sea más divertido.

Personaliza tus topes de puerta con una pelota Foto: bigstock

Pelota

Otra forma original de hacer un tope casero personalizado es con una pelota.

Para ello, calcula el lugar donde debe ir para que sea eficaz y a continuación corta la pelota por la mitad o un poco menos, en función de la necesidad.

A continuación, echa cola adhesiva por el filo de la pelota que hemos cortado y pégalo sobre la pared, el suelo o el lugar sobre el que quieres que vaya para evitar los golpes de la puerta.

Finalmente retira el exceso de producto para un buen acabado.