Practicopedia

¿Qué días de la Semana Santa no se puede comer carne?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 23 de marzo de 2020

3 minutos

La tradición marca dos jornadas: el primer Viernes de Cuaresma y el Miércoles de Ceniza

¿Qué días de la Semana Santa no se puede comer carne?

Es una de las tradiciones más arraigadas de nuestra cultura popular: la celebración de la Semana Santa. Unos días de recogimiento en los que se recuerda la muerte de Cristo y que tiene establecidas, además, una serie de costumbres que permanecen sin apenas variación desde hace siglos.

Una de ellas es la obligatoriedad de no comer carne en ciertos días señalados durante algunas de las jornadas litúrgicas. Eso sí, en la actualidad, esta especie de mandato de no probar nada de este tipo de alimento queda relegada ya a una cuestión de decisión personal más que a un deber por cumplir. 

Prohibido comer todo lo que sea carne

Así se estipuló por parte de los preceptos cristianos para un par de días en concreto: el primer viernes de Cuaresma (en este 2020 fue el 28 de febrero) y el Miércoles de Ceniza (26 de febrero) que es cuando, en este último caso, termina el Carnaval. O lo que es lo mismo, el punto de partida de los 40 días en los que los fieles se preparan para honrar la Semana de Pascua.

Precisamente, este par de días son considerados de vigilia, al igual que el Viernes Santo. En este último caso, la tradición dicta que no solo no es que no se deba comer carne, sino que lo correcto sería además hacer ayuno y abstinencia durante dichas horas. 

Una abstinencia, recuerda el Papa Francisco (@Pontifex_es), que viene de la palabra latina abstinentia y que se refiere al tiempo de penitencia antes de la Pascua en memoria de los días sin comida en los que estuvo Jesucristo en la zona árida de Judea. Así pues, según los preceptos, las normas relativas a la alimentación durante dichos días obedecen a un camino 'didáctico' para cambiar la actitud de cada uno hacia el resto de las personas. Una manera, señala el pontífice, de unirse al recuerdo de las últimas horas de la vida de Jesús de Nazaret. Y es que tras ese momento tuvo lugar el juicio por el que fue condenado a morir crucificado.

¿Qué días de la Semana Santa no se puede comer carne?

Pero volviendo a la orden sobre la carne, para buscar la razón que está detrás de este dictamen religioso uno debe situarse en el momento en que Jesús de Nazaret pasó esos mismos 40 días (todo guarda un simbolismo) en el desierto sin probar apenas bocado. Especialmente de todo lo que era carne ya que en aquellos tiempos era considerado un alimento reservado a las clases más pudientes de la sociedad. Así pues, con dicho acto simbólico todo aquel que decida seguir el mandato divino estará realizando un acto de austeridad en recuerdo de Jesús.

Pero hay más argumentos que se apuntan para no comer carne ya que también es un producto asociado a la alegría; un sentimiento totalmente alejado de unos días litúrgicos en la Semana Santa que invitan a la reflexión y el sosiego; además de que la carne roja representa para la Iglesia Católica el cuerpo de Cristo crucificado. De ahí que, a modo de recomendación, sea mejor la opción de comer pescado en el caso de aquellos cristianos cuya edad esté entre los 14 y los 59 años. A estos fieles es a los que se les hace extensible una pauta que, recordemos, no es de obligado cumplimiento en la actualidad. 

Además, la elección del pescado como parte de la comida principal de esos días señalados, sobre todo el Viernes Santo, hace referencia al milagro de Jesucristo con la multiplicación de los panes y los peces que sirvieron para dar de comer a todo el pueblo. Por eso, para evitar la tentación del alimento prohibido, la Iglesia propone una serie de acciones penitentes como dar limosna a los más desfavorecidos, leer la Biblia o hacer algún acto de caridad. 

¿Qué días de la Semana Santa no se puede comer carne?

¿En qué días cae la Semana Santa de este año?

Sabiendo ya los días en los que no se puede comer carne, solo queda conocer las fechas exactas en las que tendrá lugar la celebración de la Semana Santa este 2020. Así pues, este año el periodo de recogimiento comenzará con el Domingo de Ramos (que se celebra el 5 de abril) y al que le siguen las jornadas más destacadas de la celebración litúrgica: Jueves Santo, Viernes Santo, Sábado Santo y Domingo de Resurrección los días 9, 10, 11 y 12 de abril, respectivamente.

Unas fechas que no se mantienen fijas en el calendario de cada año y que se van estableciendo en base al equinoccio de primavera. Más concretamente se toma este momento como referencia para situar la celebración de la Semana de Pasión: en el domingo más cercano a la primera luna llena del día en el que se dice adiós al invierno. En este 2020 eso será el 20 de marzo a las 4:50 horas para ser exactos. 

Una norma común en todas las comunidades autónomas salvo cuando se trata de compartir agenda a la hora de establecer como festivas las jornadas religiosas. Así, por ejemplo, en el caso de Cataluña y la Comunidad Valenciana se trabaja el 9 de abril (Jueves Santo) ya que es considerado como laborable pero no así el siguiente lunes 13 de abril, el Lunes de Pascua que para sus residentes es fiesta (como en otras zonas). Un día que, al contrario, sirve de comienzo de la semana de trabajo en Extremadura, Galicia, Madrid, Aragón, Andalucía, Murcia, Asturias, Canarias, Castilla y León, Ceuta y Melilla.

0

No hay comentarios ¿Te animas?