Banca

BBVA-Sabadell: cómo te afectará la posible fusión si eres cliente de estos bancos

65ymás

Sábado 21 de noviembre de 2020

1 minuto

Cuentas y tarjetas son los productos que podrían cambiar tras la fusión bancaria

BBVA-Sabadell: cómo te afectará la posible fusión si eres cliente de estos bancos
65ymás

Sábado 21 de noviembre de 2020

1 minuto

La red de oficinas bancarias en España se ha reducido casi a la mitad desde 2008

¿Pueden cambiarme de oficina si mi banco se fusiona con otro?

OCU consultará al Banco de España sobre el cobro a los clientes por sacar dinero en ventanilla

 

La noticia de la probable fusión de BBVA y Banco Sabadell llega después de que la entidad vasca anunciara la venta de su filial en Estados Unidos por 9.700 millones de euros, lo que le permitiría afrontar la absorción del Sabadell sin llevar a cabo una ampliación de capital. Ambas han confirmado a la CNMV que mantienen conversaciones "en relación con una potencial operación de fusión" con el visto bueno de sus respectivos consejos de administración. Si finalmente BBVA y Banco Sabadell se fusionan, la entidad resultante sería la segunda de España por volumen de activos, detrás de la futura CaixaBank.

¿Qué impacto tendrá la posible fusión entre los dos bancos en las finanzas personales de los usuarios? Según un informe del comparador financiero Help My Cash (@InfoHelpMyCash), los clientes que notarían más cambios serían los de la entidad absorbida "y todo apunta a que sería el Sabadell. Las modificaciones más habituales que suelen notar los clientes cuando se produce una fusión bancaria son el cambio de las condiciones y las comisiones de sus productos, una nueva oferta de productos y servicios, y la irrupción de una nueva filosofía de negocio".

Cuentas y tarjetas son productos que podrían cambiar tras la fusión bancaria. Cualquier banco tiene total libertad para modificar las condiciones y las comisiones de sus cuentas y de sus tarjetas. El motivo es que los contratos de estos productos no tienen una duración concreta, por lo que la entidad tiene el derecho de modificarlos unilateralmente, "avisando al cliente con dos meses de antelación para que valore si quiere aceptar los nuevos términos o no", detallan los expertos de Help My Cash.

Así, por ejemplo, tras una fusión, algunos clientes podrían ver cómo las comisiones de sus cuentas corrientes se encarecen, las rentabilidades de sus cuentas de ahorro varían, se sustituyen sus antiguas tarjetas por otras nuevas, cambian los requisitos de vinculación, etc.

El código IBAN de las cuentas se modificará

Oficina de BBVA

La numeración de las cuentas podría cambiar, algo que, no obstante, no debería suponer perjuicios para los clientes. El banco se encargaría de redireccionar todas las domiciliaciones al nuevo número. Eso sí, en el futuro deberíamos dar nuestro nuevo número de cuenta.

En cualquier caso, aunque pudiese cambiar el IBAN de las cuentas y la numeración de las tarjetas, así como las condiciones de estos productos, estas modificaciones no serían inmediatas. Generalmente, una vez se anuncia la fusión de dos entidades, las condiciones antiguas se mantienen durante un tiempo.

Tarjetas de crédito sujetas a cambios

Como los contratos de las tarjetas de crédito tienen una duración indefinida (al contrario que ocurre con los contratos de préstamos o depósitos, con una duración determinada), el banco sí que podría cambiar las condiciones de la tarjeta de crédito. Eso sí, de acuerdo con la Ley 16/2009 de servicios de pago, la entidad deberá informarnos a través de un medio por escrito de cualquier cambio con un mínimo de dos meses de antelación.

Si somos clientes del Banco Sabadell y BBVA lo absorbe, es probable que los clientes de Sabadell reciban las tarjetas de BBVA con sus condiciones.

Los depósitos no cambiarían

Estos productos sí tienen una duración determinada, por lo que el cliente no notará cambios, al menos en lo esencial. No variará su rentabilidad. Eso sí, en caso de querer renovar un depósito al vencimiento, el cliente tendría que asumir las condiciones del nuevo banco.

Qué pasa con las hipotecas

Hay una serie de condiciones no se pueden modificar en ningún caso, por ejemplo, lo que salga en la escritura no se puede cambiar, así que nuestra hipoteca se mantendría sin cambios. Por lo tanto, aunque absorban nuestro banco o este se fusione con otro, "no nos podrán modificar aspectos como el interés aplicado, los requisitos de bonificación, el capital o el plazo, entre otros", recalcan desde el comparador financiero Help My Cash.

Por el contrario, los productos adicionales sí podrían llegar a encarecerse. Es decir, podría cambiar el precio de los productos que tengamos contratados para rebajar el interés (los llamados productos combinados). Como su precio no aparece en la escritura, el banco absorbente sí puede encarecer estos servicios tras la fusión: las primas de los seguros, las comisiones de las tarjetas asociadas, etc. Antes de hacerlo, eso sí, nos tendrán que avisar para que podamos decidir si los mantenemos contratados o no.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?