Banca

¿Cuándo empiezas a ser mayor... para el banco?

Beatriz Torija

Sábado 5 de junio de 2021

5 minutos

¿Qué entidades financieras tienen ofertas para séniors? ¿A qué edad te consideran mayor?

Cuando empiezas a ser mayor (para el banco)
Beatriz Torija

Sábado 5 de junio de 2021

5 minutos

Para la banca, en general, parece que no nos hacemos mayores. Todos los bancos ofrecen con cuentas, tarjetas y ofertas para jóvenes, pero son pocos los ofrecen productos específicos para séniors. Además, cierran oficinas, retiran cajeros, restringen las operaciones en ventanilla y suben comisiones, sin pensar en las necesidades específicas, y las dificultades con la tecnología que presentan una buena parte de sus clientes: los de mayor edad.

Durante un tiempo, hubo guerra entre las entidades a cuenta de la domiciliación de las pensiones, para hacerse con los jubilados y otros pensionistas como clientes. Pero con los tipos cercanos a cero, ser meros depositarios de dinero ya no es rentable para los bancos y se han olvidado un poco de este segmento.

Sin embargo, algunas entidades, como CaixaBank y Santander han sido visionarios y se han dado cuenta de un pequeño detalle. Las personas mayores cada vez son más.

CaixaBank, forma en gerontología a parte de sus trabajadores

CaixaBank ha puesto en marcha un nuevo servicio para el segmento de clientes sénior. Los 65 años es la edad a partir de la cual los clientes de la entidad podrán beneficiarse de estos servicios. el programa ofrece una oferta específica para las necesidades del día a día de las personas mayores, así como servicios que van más allá de lo estrictamente financiero, como asistencia 24 horas, un manitas a domicilio, un servicio de consultas jurídicas o consultas médicas telefónicas. Para este nuevo servicio Caixabank sénior cuenta con consejero para este segmento (por el momento tiene más de 150, aunque su objetivo es alcanzar este año los 500) que recibirán formación homologada en gerontología por la Universidad de Barcelona.

Cuando empiezas a ser mayor (para el banco)

Santander también se fija en los mayores de 65

Desde hace dos años, Banco Santander tiene una línea de negocio denominada Santander sénior destinada a los mayores de 65 años y que incluye una serie de productos y servicios especilizados. Esta nueva línea de negocio tiene un coste de 9 euros mensuales y ofrece algunos servicios financieros como transferencias ilimitadas desde las oficinas de la entidad. Entre los servicios no financieros, hay un equipo de tele-asistencia o botón de socorro para las situaciones de emergencia así como tres servicios de apoyo o asistencia: un "manitas" tecnológico, un asistente 24 horas para cuidados personales y un servicio de optimización de recibos.

En el marco de este programa, Santander sénior, antes de los65 años, concretamente a los 60 (y hasta los 80) la entidad ofrece un seguro de garantía para accidentes en caso de quemaduras, fracturas o traumatismos. Y a los 55 años (y hasta los 75) se puede contratar un Seguro de Dependencia por el que los clientes podrán beneficiarse de una renta vitalicia de hasta 1.500 euros al mes ante una situación de dependencia severa o gran dependencia. Eso sí, este producto tiene un periodo de carencia de tres años en caso de Alzheimer y demencias y de un año si hay otras enfermedades.

“Cuentas pensión”

Lo que sí ofrecen algunas entidades son ‘cuentas pensión’. Son un tipo de cuentas bancarias pensadas para los pensionistas especialmente. Aunque los bancos no suelen limitar su alta a clientes de una edad determinada (pues puede haber personas jóvenes con pensiones de orfandad o personas con pensiones de viudedad de cualquier edad) estas cuentas están dirigidas a un segmento de clientes muy concreto, ya que, normalmente, los jubilados representan el público mayoritario de este tipo de producto, tal y como explica HelpMyCash.

De entre todas las que hay, cabe destacar la cuenta experiencia o cuenta pensión de Banco Sabadell, con algunas ventajas aún, como que no tiene comisiones o que ofrece una tarjeta de débito gratis.

En buena parte de estas cuentas, las entidades están cambiando en estos momentos las condiciones, endureciéndolas, de la misma forma que hacen para el resto de clientes.

Juventud divino tesoro

A diferencia de lo que ocurre con los mayores, prácticamente todos los bancos cuentan con cuentas y productos específicos para los jóvenes. Ofrecer productos atractivos para los más jóvenes es la forma de acercarse a clientes potenciales y de establecer la que en muchos casos, incluso es la primera relación bancaria de ese joven. Así que los productos son atractivos: sin comisiones, sin vinculación y otras ventajas para engancharles. Es más, existen incluso productos para adolescentes y para niños (cuanto antes comience la relación con el banco, mejor).

Ahora bien, la juventud no es eterna y menos para la banca. Hay entidades financieras para las que dejamos de ser jóvenes a los 30 o  31 años. Y son generosas, porque hay entidades para las que a los 25 o 26 años ya somos los suficientemente maduros como para que nos exijan tener una nómina, entre otros requisitos, si queremos seguir viviendo sin comisiones. Los jóvenes de Bankinter, según nos cuenta HelpMyCash, son los más precoces. A los 24 años pueden decir adiós a su juventud.

Sobre el autor:

Beatriz Torija

Beatriz Torija es periodista y documentalista, especializada en información económica. Lleva 20 años contando la actualidad de la economía y los mercados financieros a través de la radio, la televisión y la prensa escrita. Además, cocina y fotografía.

… saber más sobre el autor