Economía familiar

Qué es un ‘chiringuito financiero’ y por qué los mayores son los que más pican

Toni Esteve

Foto: BIGSTOCK

Jueves 21 de mayo de 2020

3 minutos

Llega el verano: cuidado con lo que sirven en estos chiringuitos

Qué es un ‘chiringuito financiero’ y por qué los mayores son el perfil más estafado

Los “chiringuitos financieros” son entidades que ofrecen servicios de inversión sin estar autorizadas para operar en el mercado. Además suelen ser una tapadera para apropiarse del capital de sus víctimas, con la promesa de que lograrán una alta rentabilidad con la inversión de sus ahorros. De hecho, es posible obtener con ellos resultados positivos durante los primeros meses, pero luego la empresa suele desaparecer sin devolver el dinero a sus clientes.

Perfiles de los estafados

Según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV @CNMV_MEDIOS), el perfil del estafado en este tipo de tramas es el de profesionales y jubilados, tanto españoles como extranjeros, dispuestos a invertir sus ahorros para lograr mayores rendimientos de los que lograrían en el mercado convencional. De hecho, ese es el reclamo que utilizan estos chiringuitos. Muchos de los afectados son veraneantes o residentes en zonas turísticas del litoral español como la Costa Brava, la Costa del Sol, la Costa Blanca y las Islas Baleares. En este sentido, el organismo supervisor de los mercados de valores en España cita ejemplos de redes desmanteladas en los últimos años por la Policía Nacional como el de un “chiringuito” que, operando desde Benidorm estafó a inversores de Alemania, Austria, Eslovenia y Holanda; o la red de “boiler rooms” en Málaga y Barcelona que defraudó a 5.000 personas, o la estafa de inversión en Marbella, que fue investigada por Scotland Yard debido a que las víctimas procedían del Reino Unido, que supuso la detención de 50 personas.

Cómo se sirve la estafa

El modus operandi de los chiringuitos financieros suele ser este: primero llaman o contactan por correo electrónico para tantear a posibles clientes, presentándose como entidades autorizadas (no lo son). A continuación, realizan un segundo contacto para ofrecer productos financieros con una propuesta clara de inversión. Los métodos más recurrentes para cerrar el negocio fraudulento son invitaciones a reuniones “sin compromiso” o a jornadas informativas en hoteles donde se encuentran los potenciales clientes. “En ocasiones se ganan la confianza de los clientes hablando en su idioma (inglés, francés, alemán, ruso, etc.) y también, a través de páginas web atractivas y con abundante información, que muestra las empresas cotizadas con las que supuestamente trabajan. Ante la sospecha de las víctimas o a partir de la alerta de la CNMV, los responsables de la entidad desaparecen sin dejar rastro”, afirman desde este organismo.

bigstock People Enjoying The Dead Sea A 359474704

El verano, la época de más peligro

Las zonas turísticas del litoral mediterráneo español son las preferidas por estos chiringuitos para desplegar sus actividades al margen de las autoridades reguladoras. Y es durante el verano, cuando aumenta la afluencia de turistas en el litoral español, que existe un mayor riesgo de ser contactado por una de estas entidades fraudulentas. Las llamadas telefónicas y los correos electrónicos son seguidos de contactos cada vez más agresivos para captar a las víctimas. Los grandes hoteles o los centros sociales de reunión son puntos en los que los “chiringuitos”, suelen desplegar su actividad.

Cómo actuar si te contactan

Si se ponen en contacto con nosotros y sospechamos del fraude, podemos llamar al teléfono de atención al inversor de la CNMV 900 535 015 o enviar una consulta mediante el formulario disponible en la Sección del Inversor de la página web de la CNMV. También podemos comprobar por nuestra cuenta si el “chiringuito” en cuestión está registrado o si ha sido objeto de advertencias a través de la página web de la CNMV. Además, ante cualquier incidente sospechoso de fraude, hay que denunciar lo ocurrido a la Policía (@policia) o al Juzgado correspondiente.

0

No hay comentarios ¿Te animas?