Economía familiar

Notarios y Registradores: ¿qué los diferencia y para qué sirven?

María Liébana

Martes 18 de agosto de 2020

1 minuto

Su vinculación al sector inmobiliario hace que las confundamos, pero sus diferencias ganan en número

Notarios y Registradores: ¿para qué sirven?

Ambas profesiones juegan un papel fundamental para el tráfico jurídico en nuestra sociedad y son numerosas las ocasiones en las que nos vemos obligados a utilizar sus servicios. Sin embargo, mucha gente no sabe diferenciar ambas profesiones, y más habitualmente entre aquellos que aún no se han visto en la necesidad de tratar con estos profesionales. 

Esto se debe, en gran medida, a su vinculación con el mundo inmobiliario, donde ambos profesionales intervienen en las mismas operaciones, aunque sea en momentos distintos. Al igual que puede ocurrir cuando escuchamos hablar de sus famosas oposiciones: muchos de los estudiantes se presentan a ambas debido a la proximidad en sus temarios.  

Encontramos más similitudes entre Notarios y Registradores. Para empezar, ambos funcionan como profesionales liberales, es decir, están a caballo entre el trabajador público y el profesional independiente. Esto quiere decir que actúan como fedatarios públicos teniendo carácter de autoridad y funcionario, aunque su retribución no proceda de las arcas públicas sino de sus clientes.

Como consecuencia, y a diferencia de otros funcionarios públicos, sus ingresos son totalmente variables y son ellos mismos quienes tienen que encargarse de contratar personal, buscar un local, etc. Pero, por otro lado, no puedan disfrutar de vacaciones cuando quieran, pues prestan un servicio público y deben cubrirse estas ausencias, y su actividad se encuentra limitadas legalmente: el número de plazas y los destinos se determinan mediante oposición, y sus honorarios se fijan mediante un arancel que puede ser consultado por cualquier ciudadano antes de cualquier operación.

Pero no debemos olvidar que, Notario y Registrador son sencillamente distintos. Por ejemplo, los Registradores que gozan de un auténtico monopolio zonal ya que en su demarcación solo hay un Registro, y a él deben acudir todos los interesados de esa zona, sin más alternativa. Sin embargo a los Notarios los eligen las partes. Aunque haya un gran número de notarios en una población, puedes elegir entre ellos libremente, lo que hace que su perfil comercial sea un requisito necesario para obtener beneficio.

bigstock Insurance Company Officers Dis 330558673

¿Qué es un Notario?

El Notario es el funcionario público y profesional del Derecho que interviene dando fe en determinados contratos y asuntos extrajudiciales a los que sus intervinientes desean darle un carácter público, ya sea para obtener una mayor seguridad jurídica o por ordenarlo alguna ley.

El Notario expresa la exactitud de cualquier acto que vea, oiga o perciba, dando fuerza probatoria y autenticidad a declaraciones y actos mediante su firma en escrituras públicas redactadas conforme a las leyes. Haciendo que el contenido de estas escrituras se presuma verídico y probado.

Entre la actividad de un Notario se encuentra:

  • Constitución de sociedades mercantiles, asesorando y autenticando los Estatutos que regirán las relaciones entre sus socios.
  • Aceptación y reparto de herencias.  
  • Otorgamiento de donaciones.
  • Apoderamientos entre particulares o dentro del entorno empresarial.
  • Divorcios de mutuo acuerdo donde no existan hijos menores.

¿Qué hace entonces el Registrador?

Los Registradores son los funcionarios del Estado encargados de llevar y gestionar los Registros de la Propiedad, de Bienes Muebles y Mercantiles. Los Registradores de la Propiedad inscriben a nombre de quien lo solicite una vivienda adquirida y da a conocer sus cargas antes de comprarla, o anotar un embargo en una finca de alguien que le debe dinero reconocido judicialmente. Los Registradores de Bienes Muebles hacen lo mismo, pero aplicándolo a vehículos automóviles, buques y barcos o maquinaria industrial. Por su parte, los Registradores Mercantiles inscriben gran parte de la información jurídica de la una empresa: capital social, administradores, cuentas anuales, etc. Para conocer el domicilio de una sociedad, por ejemplo, basta con solicitar una Nota Simple de la misma.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?