Economía

El próximo Gobierno tendrá que hacer ajustes por 13.000 millones de euros este año

Pepa Montero

Viernes 29 de marzo de 2019

4 minutos

Es el coste de bajar el déficit desde el 2,6% hasta el 1,3% que exige Bruselas

La economía española necesita ajustar su déficit público.

Sea del signo que sea, color o composición, el Gobierno que salga de las urnas el próximo 28 de abril tendrá que realizar ajustes por al menos 13.000 millones de euros para poder cumplir con la meta de déficit público que nos exige la Comisión Europea en 2019. En concreto, el próximo Ejecutivo está obligado a cerrar las cuentas públicas del año con un déficit máximo del 1,3% del Producto Interior Bruto (PIB). Esto implica llevar a cabo una reducción de 1,3 puntos porcentuales, ya que en la actualidad el desequilibrio es del 2,6% del PIB, y como cada punto de desvío en déficit supone cerca de 10.000 millones, la factura que desde ahora hereda el nuevo gobierno se proxima a los 13.000 millones de euros.

De acuerdo con los datos de las Cuentas Trimestrales no Financieras de los sectores institucionales del cuarto trimestre de 2018, publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística, el INE (@es_INE), el déficit del conjunto de las administraciones públicas finalizó 2018 en los 31.805 millones de euros (equivalente al 2,6% del PIB antes citado), lo que significa cinco décimas menos que el desajuste anotado en 2017 (el 3,1% del PIB).

Con esta disminución del déficit público, España se librará por fin del procedimiento de déficit excesivo abierto por la Comisión Europea en abril de 2009, a consecuencia de la crisis financiera. Nuestro país probablemente saldrá en mayo de este mecanismo de supervisión, y de hecho será el último país en hacerlo y el que más años ha permanecido bajo la lupa de Bruselas.

Evolución de déficit público de España.

 

El PIB crece el 2,6%, cuatro décimas menos

La economía española experimentó un crecimiento del 2,6% en 2018, cuatro décimas menos que en 2017 y su menor alza desde el ejercicio 2014, lo que confirma los vaticinios de desaceleración que se vienen realizando desde hace meses. Según las estadísticas del INE conocidas este viernes, el aumento del PIB coincide con las previsiones oficiales del Gobierno y es una décima superior a lo que habían calculado el Banco de España, el FMI y el consenso medio de los principales servicios de estudios.

El motor económico español es la demanda nacional (en 2018 aportó 2,9 puntos al crecimiento), en tanto que la demanda externa ha restado tres décimas al avance del PIB, a tenor de las cifras publicadas por la oficina nacional estadística. En cuanto al consumo de los hogares, ha subido por quinto año consecutivo, al incrementarse el 2,3% en 2018, en tanto que el gasto público ha registrado un repunte anual del 2,1% (su mayor alza desde 2009) y la inversión acelera cuatro décimas su avance anual, hasta el 5,3%. A precios corrientes, el valor del PIB español logra un nuevo máximo en 2018, al alcanzar los 1.208.248 millones de euros; un 3,6% superior al de 2017.

El Ministerio de Economía se ha felicitado por el buen dato de PIB, destacando que supera en ocho décimas al de los países de la eurozona. El departamento de Nadia Calviño (@NadiaCalvino) ha apuntado que en un entorno de "incertidumbre internacional", tanto las importaciones como las exportaciones siguen creciendo, aunque las tasas se desaceleran hasta el 1% y el 1,7% respectivamente, en términos interanuales. En cuanto al mercado laboral, el Ministerio destaca que la creación de empleo mantiene su "avance positivo", con un incremento interanual del 2,6% en el cuarto trimestre, lo que ha permitido generar 469.000 puestos de trabajo a tiempo completo en 2018.

La deuda se ‘come’ casi todo el PIB

El volumen de deuda amasado por España no deja de crecer. El año pasado, las Administraciones públicas incrementaron su endeudamiento conjunto hasta los 1,17 billones de euros (en detalle, 1.173.988 millones) en términos absolutos, lo que significa su nivel anual más alto de la historia, por encima de los 1,14 billones que debía en 2017 y los 1,10 billones adeudados en 2016.

Así lo revelan los datos publicados este viernes por el Banco de España (@BancoDeEspana), según los cuales nuestro país debe ya el equivalente al 97,2% de su PIB (es decir, debe casi todo lo que produce en un año), con lo que el endeudamiento nacional es aún mayor de lo previsto por el Gobierno, que confiaba en cerrar 2018 con una deuda pública del 96,9% del PIB. 

Al valorar los datos, el Ministerio de Economía ha restado importancia a la desviación respecto al objetivo oficial, y en cambio ha destacado la "eficiente gestión" del Tesoro Público, que en 2018 se ha traducido en un volumen de emisiones de deuda 5.700 millones de euros inferior a lo previsto y un ahorro de 1.500 millones en gasto de intereses, ha indicado el departamento que encabeza Nadia Calviño.

Por administraciones, la deuda se ha incrementado a nivel interanual tanto en el Estado como en las autonomías y en la Seguridad Social, mientras que ha disminuido en los ayuntamientos. En concreto, la deuda de la Administración Central del Estado se eleva a 1.048.153 millones de euros (86,7% del PIB), la de las autonomías crece hasta los 293.128 millones (24,3% del PIB) y la de los ayuntamientos desciende hasta los 25.781 millones (2,1% del PIB).

Por su parte, la deuda de la Seguridad Social ha repuntado hasta alcanzar los 41.194 millones (representa el 3,4% del PIB), tras incrementarse en 11.676 millones (+50,4%) respecto al mismo periodo del año pasado.

0

No hay comentarios ¿Te animas?