Economía

La lacra del paro sénior: dos de cada tres mayores de 45 años llevan más de dos años buscando empleo

Pepa Montero

Foto: BIGSTOCK

Martes 26 de octubre de 2021

3 minutos

El desempleo de larga duración se ceba con los mayores, según la patronal Asempleo

El paro registra en julio su mayor descenso mensual de la historia, con 197.841 desempleados menos
Pepa Montero

Foto: BIGSTOCK

Martes 26 de octubre de 2021

3 minutos

El paro de larga duración es una lacra que golpea sobre todo a los trabajadores sénior, que a menudo son expulsados del mercado laboral mediante Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) o bien a causa de despidos improcedentes, ya sea en grandes empresas y bancos, como en las medianas empresas y pymes.

Así lo constatan los datos de la patronal de las agencias de colocación Asempleo (@Asempleo_), según los cuales, la incidencia del desempleo de muy larga duración es más acuciante entre el colectivo de trabajadores mayores de 45 años, ya que casi dos de cada tres parados mayores de 45 años (el 64% del total de desocupados) llevaba más de dos años buscando empleo en el segundo trimestre de este año, en contraste con menos del 3% entre los menores de 25 años. 

Asempleo advierte asimismo de que el principal riesgo derivado del paro de muy larga duración es "la progresiva obsolescencia" de las habilidades de los desempleados a lo largo del tiempo. "Esto les hace cada vez menos empleables, cerrando así el círculo perverso del desempleo, conocido como efecto histéresis", subraya la patronal de las agencias privadas de empleo.

La estancia en el paro durante más de dos años se denomina paro de muy larga duración, afecta sobre todo a los mayores de 45 años, y constituye uno de los problemas estructurales del mercado de trabajo español, según denuncia Asempleo en su informe.

Según los datos de Asempleo, en total, el 26,5% de los desempleados, es decir, algo más de uno de cada cuatro (938.000 personas), acumulaba más de dos años en paro en el segundo trimestre de este año. Esta tasa llegó a estar muy cerca del 20% a principios de 2020, justo antes del estallido de la pandemia. Los más afectados por esta lacra del paro, con mucha diferencia, son aquellos trabajadores que ya han superado la barrera de los 45 años. 

La Covid vuelve a empeorar la tendencia

Hombre mayor con ordenador

 

Hasta que llegó el impacto de la Covid-19, la proporción de parados de muy larga duración estaba disminuyendo, pero con el estallido de la crisis y el consiguiente empeoramiento del mercado de trabajo, este indicador ha ido aumentando.

Pese a ello, Asempleo asegura que las cifras todavía continúan estando lejos de los altísimos valores que se alcanzaron en el ejercicio 2015, cuando la proporción de parados de muy larga duración sobre el total de desempleados llegó a superar el 45%.

Mejorar la empleabilidad sénior

La reciente mejoría en el mercado de trabajo parece apuntar a un regreso a la tendencia decreciente del paro de larga duración, en línea con lo que sucedía antes de la pandemia, señala este informe.

Pese a ello, y para reforzar la empleabilidad de los mayores de 45 años, es preciso reforzar las políticas activas de empleo e insistir en la formación de los colectivos de más de 45 años. Medidas ambas para intentar atejar la cronificación del paro de muy larga duración. 

Sobre el autor:

Pepa Montero

Pepa Montero

Pepa Montero es redactora especializada en temas de economía. Ha trabajado en medios como El Economista y La Gaceta de los Negocios. Es autora del libro de relatos La casa de las palmeras (Azul como la Naranja, 2013).

… saber más sobre el autor