Pensiones

El BNG propone equiparar las pensiones mínimas al SMI dentro de sus enmiendas a los Presupuestos

65ymás

Foto: Beatriz Ciscar / Europa Press

Viernes 5 de noviembre de 2021

3 minutos

Los gallegos plantean eximir del IRPF las pensiones del extranjero y subir un 5% a los funcionarios

persona mayor calle galicia
65ymás

Foto: Beatriz Ciscar / Europa Press

Viernes 5 de noviembre de 2021

3 minutos

Así quedan las pensiones mínimas para 2022 con la subida anunciada por el Gobierno

Los sindicatos piden que las pensiones mínimas y no contributivas suban más que el resto en 2022

 

El Bloque Nacionalista Gallego (BNG @obloque) quiere que las pensiones mínimas se equiparen al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y subir el sueldo de los empleados públicos un 5%. Así lo plantea en las enmiendas que ha presentado al proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2022, en las que además propone la bajada del IVA al 4% para servicios culturales, productos de higiene femenina y preservativos y factura de la luz; y un descenso al 10% para peluquerías y productos pesqueros.

Según ha averiguado Europa Press, la formación nacionalista reclama asimismo eximir del IRPF a todas aquellas pensiones que se cobren del extranjero, además de incrementar el Impuesto sobre Patrimonio a partir del primer millón de euros. También pretende una reversión de las centrales hidroeléctricas al sector público.

Las mínimas subirán un 3% en 2022

En 2022, las pensiones mínimas se revalorizarán en un 3%, según prometió el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, y así figura en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022 (que aún debe ser aprobado por el Congreso de los Diputados, aunque se da por hecho).

Eso significa que , a partir de enero de 2022, un jubilado con 65 años o más cobrará como mínimo 876,6 euros al mes (si tiene cónyuge a cargo) o 710,4 euros (si no posee cónyuge) o bien 674,3 euros al mes (si tiene cónyuge no a cargo). Esto se traduce en unas cuantías anuales de 12.272,4 euros, de 9.945,6 euros y de 9.440,2 euros, respectivamente.

En el caso de que el titular de la pensión sea menor de 65 años, la cuantía mínima de la prestación de jubilación es inferior en todos los casos anteriores: 821,90 euros al mes (con cónyuge a su cargo), 664,70 euros (sin cónyuge) y 628,20 euros al mes (con cónyuge pero no a cargo). Lo mismo ocurre con los importes anuales de estas pensiones, que en 2022 quedarían así: 11.506,60 euros para jubilados con cónyuge a cargo; 9.305,80 euros al año si forma una unidad económica unipersonal; y 8.794.80 euros anuales en caso de tener cónyuge, pero no a su cargo.

Eso significa que, en el mejor de los casos, en el de la pensión mínima más alta, la cuantía de las pagas queda bastante por debajo de los 965 euros que es el importe del salario mínimo interprofesional este año. Y muy por debajo de los 628,20 euros al mes que cobran de mínimi con cónyuge pero no a cargo.

La equiparación de las pensiones mínimas al SMI es uno de los caballos de batalla de varias plataformas y asociaciones de pensionistas, que critican que, pese a la subida del 3% el año próximo, existen cientos de miles de pensiones muy bajas, que sumen a sus perceptores en la miseria.

Sobre el autor:

65ymás

… saber más sobre el autor