Pensiones

“Es caro atender la dependencia”

Beatriz Torija

Domingo 13 de junio de 2021

5 minutos

“La dependencia es algo que queremos evitar, pero estadísticamente nos tocan tres años a cada uno”
Beatriz Torija

Domingo 13 de junio de 2021

5 minutos

La esperanza de vida es cada vez mayor en nuestro país. Las pensiones, exiguas, no son suficientes para costear los elevados gastos de la asistencia cuando llega la dependencia. Los ahorros no son demasiados, al menos en el banco, porque el 90% de las personas mayores cuentan con una vivienda en propiedad. Por el momento y hasta que se extiendan más por todo el territorio español, soluciones como la hipoteca inversa o la vivienda inversa están pensadas para aquellos mayores que cuentan con un patrimonio inmobiliario elevado. Y es en ese contexto en el la startup Pensium ha diseñado una solución para que aún no existe ni siquiera un término exacto.

“Se trata de una fórmula que aún no tiene nombre. Es una especie de anticipo de alquiler o permuta de alquiler, en la que la empresa cubre el coste de la residencia, a cambio de la explotación del alquiler de su vivienda, pero en ningún caso hay una transferencia de propiedad” ha explicado Pedro Serrano, profesor de Economía Financiera de la Universidad Carlos III durante la jornada 'Monetización del ahorro inmobiliario' organizado por la Fundación Edad & Vida.

“Las personas con dependencia se enfrentan a una situación en la que ya no pueden vivir en su casa y tienen que ser atendidas. No nos gusta pensar en ello porque la dependencia es algo que queremos evitar, pero estadísticamente nos tocan unos tres años a cada uno. Y ese dato está ahí y le tenemos que hacer frente, aunque no queramos” explica Miguel Perdiguer, CEO y fundador de Pensium, la startup que ha creado esta fórmula. “Nosotros queremos dar solución a los problemas de las personas con dependencia. Y es caro atender la dependencia, es muy caro”.

“La dependencia es algo que queremos evitar, pero estadísticamente nos tocan tres años a cada uno”
Miquel Perdiguer, CEO y fundador de Pensium

¿En qué consiste exactamente?

“Nosotros lo que hacemos es anticipar hasta el doble del alquiler de la vivienda del mayor” explica Perdiguer. “Porque con un alquiler no es suficiente. Una persona de 80 o 82 años, dependiente, en muchos casos mujer viuda, con pensiones muy bajas, no tiene suficiente. Pero con dos alquileres y su pensión sí va a poder hacer frente a esos cuidados asistenciales”. Pensium facilita que el mayor dependiente pueda acceder y pagar una residencia, pero el mayor adquiere una deuda. La fórmula para su devolución también es imaginativa y busca dar facilidades a los familiares de la persona mayor.

“Dentro de unos años, cuando la persona fallece, o bien cuando se traslada a una residencia pública, nosotros seguimos alquilando la casa el tiempo necesario para pagar ese dinero anticipado.  Así, la familia no tiene que poner nada, y en un tiempo, recuperará su casa en perfecto estado”

“No existe hipoteca, no existe aval, no hay riesgo de ningún tipo. Porque ya se concibe desde el principio que con los alquileres se paga lo que hemos anticipado” explica Perdiguer. “Es una solución fácil para que el mayor pueda estar cuidado sin poner en riesgo la casa y, sobre todo, para las familias, pues la dependencia supone un problema serio”.

Una solución para la dependencia, no para complementar la pensión

A través de soluciones como la hipoteca inversa, la nuda propiedad, las rentas vitalicias o la vivienda inversa, muchos mayores buscan liquidez en su vivienda para complementar la pensión y, sencillamente, mantener su poder adquisitivo y vivir bien. Ese no es el nicho de mercado de Pensium.

“Nosotros no podemos atender a personas de 65 años ni con un objetivo tan legítimo y razonable como querer complementar la pensión para disfrutar de la vida. Nosotros solamente nos enfrentamos al problema grave, que muchas veces es desconocido, pero que existe, de que, en el peor momento de la vejez, cuando eres más frágil, llega un problema serio y tienes que asumir unos costes de atención sanitaria”.

“La dependencia es algo que queremos evitar, pero estadísticamente nos tocan tres años a cada uno”

Monetizar la vivienda, al alcance también de patrimonios más modestos

“Nuestra vocación de impacto social nos hizo pensar en solucionar el problema de todas las personas, no solo de las que tengan un patrimonio alto, sino también de las que tengan un patrimonio relativamente bajo” explica el cofundador de Pensium. “De hecho, esa es la realidad mayoritaria en nuestro país. Pisos de 400.000 euros y más hay bastantes, pero hay muchos más de 200.000, muchos más”.

Perdiguer ha puesto el dedo en la llaga. Ese es uno de los puntos críticos de la mayor parte de soluciónes que existen en el mercado para licuar la vivienda y obtener una liquidez de ella. Están pensados para patrimonios elevados, para buenas viviendas, situadas en las grandes ciudades y en los mejores barrios.

“Nosotros tenemos clientes del barrio de Salamanca de Madrid, que han querido llevar a su madre a una residencia de 4.000 euros, pero tenemos muchos clientes de otras zonas en las que la casa tiene un valor de 200.000 euros, o menos. Y nuestro producto también funciona con alquileres pequeños, de 400 o 500 euros”, explica. “Si multiplicas esa cantidad por dos, más la pensión, ya es suficiente para poder pagar la residencia”

Sobre el autor:

Beatriz Torija

Beatriz Torija es periodista y documentalista, especializada en información económica. Lleva 20 años contando la actualidad de la economía y los mercados financieros a través de la radio, la televisión y la prensa escrita. Además, cocina y fotografía.

… saber más sobre el autor