Pensiones

Cómo cobrar una pensión de jubilación en 2022 si no has cotizado los años necesarios

Pepa Montero

Foto: BIGSTOCK

Sábado 12 de febrero de 2022

6 minutos

Puedes optar a una paga no contributiva con 65 años si tienes ingresos inferiores a 5.899,60 anuales

Cómo cobrar una pensión de jubilación en 2022 si no has cotizado los años necesarios
Pepa Montero

Foto: BIGSTOCK

Sábado 12 de febrero de 2022

6 minutos

Así quedan las pensiones en 2022 tras la subida ratificada por el Gobierno

Pensiones de miseria en 2022: las pagas no contributivas serán de 421 euros mensuales

 

En España, para tener derecho a una pensión contributiva de jubilación hay que haber cotizado un mínimo de 15 años a la Seguridad Social. Ahora bien, quienes no cumplan este requisito, ya sea porque no puedan acreditar la totalidad de esos años, o se queden cortos por unos pocos meses, pueden solicitar una pensión de jubilación no contributiva. Son las que se conceden a las personas que, sin haber cumplido los requisitos de cotización necesarios, se hallan en una situación de necesidad protegible y carecen de recursos suficientes para subsistir.

Existen dos clases: de jubilación y de invalidez, y en ambas es preciso cumplir requisitos económicos (tope de ingresos mensuales) y de residencia (entre cinco y diez años viviendo en España), de edad o de discapacidad. Asimismo, es preciso ser mayor de 65 años.

Tal y como detalla la Seguridad Social, la gestión y reconocimiento del derecho a percibir una pensión no contributiva se realiza por las comunidades autónomas que tienen transferidas las funciones y servicios del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso). En las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla se hace directamente por el Imserso. Esta clase de pensiones se financian con cargo al Presupuesto del Estado, mediante transferencias de crédito al de la Seguridad Social.

La solicitud de pensión podrá presentarse por medios electrónicos o en papel en las oficinas de los Servicios Sociales de las comunidades autónomas, del Imserso o en cualquier otra de la Seguridad Social; en las que se facilitará el impreso correspondiente, o por correo.

Requisitos para cobrar pensión no contributiva

Pueden ser beneficiarios de la pensión no contributiva de jubilación los ciudadanos españoles y nacionales de otros países, con residencia legal en España que cumplen los siguientes requisitos:

-Carecer de ingresos suficientes

Existe carencia cuando las rentas o ingresos personales de que se disponga, en cómputo anual para 2022, sean inferiores a 5.899,60 euros anuales. No obstante, si las rentas o ingresos personales son inferiores a 5.899,60 euros anuales y se convive con familiares, únicamente se cumple el requisito cuando la suma de las rentas o ingresos anuales de todos los miembros de su unidad económica de convivencia, sean inferiores a las cuantías que se recogen más adelante. Existirá unidad económica de convivencia en todos los casos de convivencia del beneficiario con otras personas unidas con aquel por matrimonio o por lazos de parentesco de consanguinidad o adopción hasta el segundo grado. El parentesco por consanguinidad hasta el 2º grado alcanza a: padres, abuelos, hijos, nietos y hermanos del solicitante.

-Requisitos específicos

Se trata de la edad (tener 65 años o más) y de la residencia, ya que es preciso residir en territorio español y haberlo hecho durante un período de diez años, en el período que media entre la fecha de cumplimiento de los 16 años y la de devengo de la pensión, de los cuales dos han de ser consecutivos e inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud.

-Incompatibilidad

La pensión no contributiva de jubilación es incompatible con la pensión no contributiva de invalidez, con las pensiones asistenciales, reguladas en la Ley 45/1960, de 21 de julio, por la que se crean determinados Fondos Nacionales para la aplicación social del Impuesto y del Ahorro, y suprimidas por la Ley 28/1992, de 24 de noviembre, de Medidas Presupuestarias Urgentes y con los subsidios de garantía de ingresos mínimos y por ayuda de tercera persona contemplados por el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión socialAbre nueva ventana, así como con la condición de causante de la asignación familiar por hijo a cargo mayor de 18 años y con discapacidad igual o superior al 65%.

421,40 euros/mes de cuantía básica no contributiva

Las pensiones no contributivas se revalorizan cada año a voluntad del Gobierno, que decide el porcentaje de aumento y lo consigna en los Presupuestos Generales del Estado. En 2022, este tipo de pagas han subido un 3%.

Tras el aumento, los más de 445.000 beneficiarios cobran una cuantía básica (tanto de jubilación como de invalidez) de 421,40 euros mensuales, que multiplicados por las 14 pagas resultan en 5.899,60 euros anuales, según detalla el Imserso.

 

importes no contributivas subsidios 2022
Fuente: Presupuestos Generales del Estado 2022

 

Además, quienes cobren pensiones de invalidez con un grado de discapacidad que iguale o supere el 75% y acrediten depender de otra persona para los actos esenciales de su vida, percibirán un complemento del 50% sobre esos 5.899,60 euros anuales.

Importe de la paga según número de beneficiarios

El importe de las pensiones no contributivas varía en función del número de beneficiarios que habiten en el mismo domicilio, así como de sus rentas personales o de la unidad de convivencia. Tal y como detallan los Presupuestos Generales del Estado para 2022, la nueva cuantía anual de las pagas no contributivas para 2022 (ver gráfico inferior) se sitúa en 5.808,60 euros en el caso de que exista un solo beneficiario.

cuantias anuales no contributivas 2022
Fuente: Presupuestos Generales del Estado 2022
 

Ahora bien, si en la misma unidad familiar conviven dos beneficiarios, el importe de la pensión será de 9.874,62 euros a dividir entre dos, lo que resultará en 4.936,96 euros anuales para cada uno. Y si en la misma unidad familiar hubiera tres o más beneficiarios, la cuantía conjunta a percibir sería de 13.940, 64 euros al año, lo que supone 4.646,60 euros para cada uno al año.

En cualquier caso, el importe de la pensión no puede ser inferior a la mínima del 25% de la establecida. Este año, esta última asciende a 1.409,80 euros al año, o lo que es lo mismo, 103,72 euros mensuales.

Sobre el autor:

Pepa Montero

Pepa Montero

Pepa Montero es redactora especializada en temas de economía. Ha trabajado en medios como El Economista y La Gaceta de los Negocios. Es autora del libro de relatos La casa de las palmeras (Azul como la Naranja, 2013).

… saber más sobre el autor