Planes de pensiones

¿Por qué las comisiones de los planes de pensiones españoles son de las más caras del mundo?

Pepa Montero

Lunes 22 de abril de 2019

1 minuto

La ley fija unos gastos máximos: 1,5% por gestión de renta variable y 0,2% por depósito

¿Por qué las comisiones de los planes de pensiones españoles son de las más caras del mundo?
Pepa Montero

Lunes 22 de abril de 2019

1 minuto

Los planes de pensiones individuales logran rentabilidad anual positiva

Antonio Huertas: "Hay que poner en marcha sistemas de ahorro complementarios vinculados al empleo"

Las comisiones de los planes de pensiones en España continúan siendo de las más caras del mundo, según las estadísticas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (@OECD), organismo que agrupa a 36 países, y que cada año publica un informe sobre el mercado de pensiones (Pension Markets in Focus). En 2017, en su informe Pensiones de un vistazo (Pensions at a Glance 2017), mostraba que los gastos operativos en España eran los terceros más caros: un coste global del 1,1% sobre los activos; una carestía solo superada por Letonia (1,5%) y República Checa (1,3%). En el otro extremo, Holanda aplicaba un coste del 0,1%, y Alemania, Reino Unido, Luxemburgo y Dinamarca, el 0,2%. 

Según detallan fuentes de la OCDE a 65Ymás, "este coste global del 1,1% sobre los activos en España en 2016 se calcula teniendo en cuenta los planes de empleo y los individuales. Los costes son más elevados en los planes de pensiones personales (1,3%) que en los planes de empleo (0,2%)". Costes Operativos 2016

¿Cuál es la situación en el último año? La OCDE no ha publicado aún la comparativa mundial de 2018 (con las cifras correspondientes a 2017), pero en su base estadística online aparecen los principales datos referidos a España. Así, en cuanto a los gastos de administración y gestión (los más gravosos), los planes españoles son los segundos más caros (entre los 17 países de los que tiene información), pues en 2017 cobraban de media al partícipe el 0,9% sobre los activos. No es el que más cobra, pues Estonia aplica los mayores costes de administración (1%). Por el contrario, Polonia no repercute al cliente este tipo de comisión, mientras que Alemania, Luxemburgo Austria, Suiza o Bélgica solo cobran el 0,1%-0,2% por administrar los activos de los partícipes.  

costes administrativo

 

En la segunda partida de comisiones, la referida a los gastos de inversión, los planes españoles cobraron en 2017 una media del 0,3% sobre activos, lo que sitúa a nuestro país como el noveno más caro entre los 19 cuyos datos se conocen ya. Estas comisiones oscilan mucho entre países: van desde el 0,0% que aplican Irlanda o Dinamarca, hasta el 1,4% de República Checa o el 1,3% de Eslovenia.

gastos inversión

 

¿Qué comisiones máximas pueden cobrarnos hoy?

Desde abril de 2018, cuando entró en vigor el Real Decreto 62/2018, de modificación del Reglamento de planes y fondos de pensiones, se han reducido las comisiones máximas de gestión y depósito que pueden cobrar las sociedades gestoras y depositarias de fondos de pensiones. Dicha norma sustituyó la comisión única de gestión (del 1,5% desde octubre de 2014) por un sistema en el que las comisiones varían según la vocación del plan y sus niveles de riesgo. Según detalla el Banco de España en su boletín trimestral 1/2018, las comisiones quedan así:

1) Comisión máxima de gestión (la que cobra la gestora por invertir los fondos del cliente; es un porcentaje): 

-Fondos de renta fija (ausencia de exposición a la renta variable): máximo del 0,85%

-Fondos de renta fija mixta (menos del 30% de exposición total a renta variable): máximo del 1,3%

-Resto (exposición a renta variable igual o superior al 30% del patrimonio): máximo del 1,5%

2) Comisión máxima de depósito (la que cobra la entidad depositaria del plan por tenerlo depositado): máximo del 0,20%.

El propio Banco de España, en el citado informe trimestral, constataba que "las comisiones (tanto de gestión como de depósito) de los fondos de pensiones ligados a planes individuales son sustancialmente superiores a las de los planes de empleo y asociados, lo que podría venir explicado por el mayor poder de negociación que los tenedores de estos últimos tienen sobre los gestores del fondo. También son más elevadas que las aplicadas a otros instrumentos de ahorro, como los fondos de inversión”. 

EVOLUCIÓN DE LAS COMISIONES POR GESTIÓN Y POR DEPÓSITO EN ESPAÑA

Captura de pantalla 2019 04 15 a las 16.49.14

 

Con datos más recientes, Finizens (@finizens), gestora de patrimonios especializada en inversión pasiva, atestigua también la carestía de las comisiones en España. Según un estudio presentado en octubre del pasado año, el 60% de los planes analizados (65 planes con datos actualizados en el primer trimestre) tenía gastos totales por encima de 1,5%. No olvidemos que los gastos corrientes de los fondos de pensiones en los que nos basamos se componen de la comisión de depósito y de gestión. "Hemos actualizado nuestro estudio anterior sobre las comisiones máximas con datos más recientes, y a pesar de la mejora, hay un 32,86% que todavía cobran la comisión máxima frente a un 60,1% a octubre de 2017; sin embargo, aumentan los fondos de pensiones con comisiones entre el 1% y 1,5%, representando el 37,75% del total (versus 24,8% en octubre de 2017)", constatan.

Por lo que se refiere a comparativa europea, los analistas de Finizens resaltan que, "en cuanto a la comisión de gestión, Holanda y Alemania tienen una comisión de gestión media de tan solo un 0,39% y 0,75% respectivamente, mientras en España llega a ser del 1,18%".

¿Por qué son tan caros?

-Excesiva rigidez normativa. Los gestores y promotores se quejan por la regulación de este producto, que les parece encorsetada en cuanto a la composición de las carteras. La ley contempla diferentes tipos de planes, con distintos requerimientos de liquidez, tipo de activos, riesgos asociados y otras características. Por ejemplo, los planes de renta fija a corto plazo no pueden incluir activos de Renta Variable de contado, ni derivados cuyo subyacente no sea de renta fija. La duración media de la cartera ha de ser inferior a 2 años. O los planes de renta variable mixta deben tener entre el 30% y el 75% de la cartera en activos de renta variable... Todos estos condicionantes redundarían en un mayor coste de gestión, según fuentes del sector.

-Posibilidad de rescate a los 10 años. El último Decreto de planes de pensiones ha posibilitado su rescate al cabo de 10 años, una medida que pretende hacer más atractiva esta fórmula de inversión. Sin embargo, según Javier Santacruz (@santacruz_s_a), economista investigador de la Universidad de Essex, “esta ventana de liquidez en los planes de pensiones no es una buena medida, porque supone un coste adicional importante para el plan de pensiones, ya que tiene que comprar coberturas de liquidez con las que cubrirse ante el riesgo de que un partícipe quiera rescatar en cualquier momento”. Santacruz asegura que los costes adicionales que esto supone hay que repercutirlos al cliente, ya sea en forma de mayores comisiones de gestión o por resultados.

-La poca competencia encarece. Las firmas extranjeras pueden vender en España fondos de inversión, pero en cambio hay pocas entidades extranjeras vendiendo planes de pensiones, debido a que para ello han de constituirse como entidades jurídicas. Esta es otra de las razones que desde el sector se aducen para explicar por qué las comisiones de los planes son más altas que las de los fondos. 

-El banco los coloca vinculados a otros productos. De acuerdo con la experiencia profesional de Patricia Suárez (@WonderWomanPSR), presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros (@asufin_), que es bastante crítica con la operativa de las entidades, "curiosamente, los fondos menos rentables son los más contratados. ¿Contradictorio? Sí, pero se debe a que la mayoría de las veces son productos que se colocan vinculados a otros (préstamos, hipotecas, etc.) por lo que el banco no te coloca lo mejor para ti, sino lo mejor para el banco". Y apunta, en relación al conflicto de intereses, que las gestoras privadas "son casi todas de bancos y ofrecen planes de pensiones que son menos rentables que un producto casi idéntico: los fondos de inversión, que no tienen limitación de liquidez y suelen ser más transparentes".

En la misma línea, el portavoz de FACUA-Consumidores en Acción (@facua), Rubén Sánchez (@RubenSanchezTW), asegura: "Nos llegan muchas consultas sobre si los consideramos un producto interesante, sobre todo porque hay muchos bancos que, cuando el cliente llama para preguntar algo, o incluso para reclamar, le intentan vender su pan de pensiones. Las reclamaciones que nos llegan son en relación a problemas a la hora de rescatar el plan o porque el banco no aplique las condiciones ofertadas, pero no es un sector estrella en cuanto a volumen de quejas de los consumidores". Al portavoz de Facua le preocupa que "se esté trasladando el mensaje engañoso a los consumidores de que son una opción interesante para complementar la pensión, cuando realmente de interesante tiene poco. Es un producto caro, poco rentable, y lo que deberían hacer los gobiernos y los partidos políticos no es precisamente fomentar los planes de pensiones de la banca privada, sino garantizar unas pensiones dignas".

Gestión pasiva y baja rentabilidad

En la mayoría de las ocasiones, “los gestores de los planes de pensiones realizan una gestión bastante pasiva con productos de baja rentabilidad”, sostiene Javier Santacruz. ¿Por qué? En opinión de este experto, porque la excesiva rigidez al componer la cartera, junto al límite de comisiones que pueden cobrar al cliente, empuja a las gestoras a rotar muy poco la cartera, ya que “cada vez que lo hace tiene que pagar gastos de corretaje que no pueden imputar al partícipe debido al tope legal de comisiones”, según resalta Javier Santacruz.

0

No hay comentarios ¿Te animas?