Futuro de las pensiones

Escrivá saca los dientes por su reforma de pensiones: "Es momento de construir, no de vetos"

Marta Jurado

Jueves 30 de septiembre de 2021

8 minutos

Lo ha hecho en el pleno del Congreso de los Diputados ante la enmienda del PP que se ha rechazado

Escrivá saca los dientes por su reforma de pensiones
Marta Jurado

Jueves 30 de septiembre de 2021

8 minutos

Escrivá se la juega ante el Congreso: primer examen a la reforma de pensiones

El Gobierno aprueba el primer bloque de la reforma de pensiones: Éstas son las medidas clave 

 

El pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado la enmienda a la totalidad presentada por el grupo parlamentario popular al proyecto de ley con el primer paquete de la reforma de pensiones que, entre otras medidas, vuelve a vincularlas a la inflación.

Con 143 votos a favor de PP y Vox, 194 en contra y 11 abstenciones, la Cámara Baja ha respaldado así que la reforma de pensiones continúe con su trámite parlamentario en el que, ha reconocido el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, será "debatida y mejorada" vía enmiendas parciales.

Rifirrafe parlamentario

No es habitual que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, pierda los nervios. Pero este jueves se ha vivido en el Congreso de los Diputados un ávido cruce de acusaciones entre el ministro, que ha defendido el primer bloque de la reforma de pensiones, y el PP, que ha presentado una enmienda a la totalidad para intentar tumbarla, en la que ambos han sacado su "armadura pesada".

Escrivá ha rechazado el intento de "veto" y "bloqueos" en alusión a esta enmienda defendida por Tomás Cabezón (PP) en el pleno y ha reivindicado de nuevo el espíritu de consenso que se alcanzó hace un año en el Pacto de Toledo, también el acordado entre agentes sociales, pero además en el seno de la Unión Europea a través del componente 30 enviado en el Plan de Recuperación y Resiliencia. Asimismo, ha defendido la derogación de los dos elementos principales de la reforma del PP de 2013, el índice de revalorización IRP, que en situaciones de déficit limitaba su subida al 0,25%, y el factor de sostenibilidad, que implicaba un recorte de las pensiones asociado a la mayor esperanza de vida.

Por su parte, el PP ha acusado al ministro de "converso", al ser defensor del IRP cuando gobernaba Mariano Rajoy y ahora tacharlo de "elemento de recorte", que el ministro ha estimado que de mantenerse, podría suponer un recorte de hasta el 40% en las pensiones futuras. Cabezón también ha criticado la falta de transparencia de la reforma al aprobar medidas que no han pasado por el Parlamento, como puede ser el complemento de pensiones contra la brecha de género. También se ha referido a presentar una reforma "por fascículos" y los "arranques de sinceridad" sobre retrasar la edad de jubilación".

 

"Es irresponsable ir contra este reforma"

En su defensa de la primera pata de la reforma de las pensiones el ministro ha hecho referencia de nuevo al consenso, al que también han hecho referencia la mayoría de los otros grupos parlamentarios que han rechazado la enmienda del PP. "Esta no es una reforma de partido, ni siquiera de Gobierno. Es una reforma de país. Hemos contado con todos ustedes", ha destacado José Luis Escrivá, que ha ensalzado el "difícil" acuerdo con los agentes sociales alcanzado.  "Es una responsabilidad colectiva, que no puede verse afectada por intereses de corto plazo, y una respuesta consensuada a la demanda de nuestros ciudadanos, a los que no podemos defraudar", ha destacado el ministro en su defensa de la legislación.

Escrivá ha llamado a los grupos a presentar mejoras en las enmiendas y en la tramitación parlamentaria del texto, pero ha rechazado los "bloqueos y vetos". El ministro ha advertido de que el futuro de las pensiones es "una política de Estados": "Es el momento de construir, no de destruir. Es el momento de pensar en el largo plazo, de poner las luces largas y transmitir certidumbre. Es lo que nuestro sistema necesita, y lo que nuestra ciudadanía espera y merece".

El ministro de Inclusión y Seguridad Social ha acusado al PP de poner en riesgo "irresponsablemente" la reforma de las pensiones y con ello poder dañar el plan de recuperación comprometido con Bruselas y "toda su capacidad financiadora y de transformación". El ministro de Inclusión y Seguridad Social ha esgrimido en su intervención los aspectos clave de esta reforma empezando por volver a ligar la revalorización de las pensiones a la inflación garantizando su poder adquisitivo, la separación de los gastos impropios y las medidas para acercar la edad real de jubilación con la ordinaria, como los nuevos mecanismos de jubilación anticipada y demorada.

Escrivá insiste en no querer cambiar la "edad legal" de jubilación

Ante la polémica suscitada en los últimos años Escrivá ha subrayado que "España no necesita cambiar su edad legal de jubilación", que ve "adecuada y suficiente", pero ha defendido impulsar su retraso "sólo de quienes quieran seguir trabajando y no de quienes, por naturaleza de su trabajo o circunstancias vitales, no pueden hacerlo".

Tras sus polémicas declaraciones sobre la necesidad de un "cambio cultural" para trabajar a los 75 años, Escrivá ha rechazado un retraso de la edad legal, pero "abierto este debate", ha asegurado que "expulsar del mercado de trabajo a los trabajadores de más edad no incentiva el empleo de los trabajadores más jóvenes".

"Los mayores y los jóvenes no son sustitutos, son complementarios", ha aseverado, señalando que la incorporación de las mujeres "no redujo el número de hombres ocupados, ni la llegada de migrantes se vio acompañada de un menor número de empleo para los españoles".

La oposición le pregunta dónde está el factor de equidad intergeneracional

El portavoz del Partido Popular, Tomás Cabezón ha criticado la derogación de la reforma de 2013 sin una fórmula alternativa y ha anticipado que, realmente, lo que supondrá esta fórmula será un recorte de las pensiones, y que esa es la razón por la que el ala de Unidas Podemos "está permanentemente discutiendo". Una queja que también han hecho otros miembros del pleno como Vox.

Al respecto Escrivá ha asegurado que le nuevo mecanismo de equidad intergeneracional "será un mecanismo contingente" y que "se activará solo si la evolución de los ingresos y gastos del sistema así lo requiere" y solo en "los años en los que el sistema soportará más presión demográfica", con el fin de "proteger especialmente" a los jóvenes. Escrivá, además, ha acusado al PP de impulsar entonces esta reforma de pensiones con el fin de justificar ante las autoridades europeas una rebaja de impuestos antes de las elecciones de 2015. "Les da igual, como les dio igual en 2013", ha espetado.

Medidas clave de la primera pata de la reforma:

- Nueva fórmula de revalorización para el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones. "Este mecanismo permitirá el incremento de las pensiones el 1 de enero de cada año de acuerdo con la inflación media anual registrada en el mes de noviembre del ejercicio anterior", ha señalado el ministro.

- Plena implementación del principio de separación de fuentes de financiación respecto a aquellas prestaciones y medidas cuya financiación no haya sido asumida todavía por el Estado, con el objetivo último de lograr el equilibrio presupuestario de la Seguridad Social al final de la legislatura.

- Medidas para favorecer el acercamiento voluntario de la edad efectiva con la edad ordinaria de jubilación. Respecto a la jubilación anticipada voluntaria se revisan los coeficientes reductores, que pasan a ser mensuales. En cuanto a la jubilación demorada, se plantea aplicar la exención de la obligación de cotizar por contingencias comunes salvo por incapacidad temporal, a partir del cumplimiento de la edad de jubilación ordinaria que corresponda en cada caso.

Incentivos para prolongar la carrera profesional más allá de la edad ordinaria de jubilación y se ofrecen tres tipos de incentivos, a elegir por el trabajador, por cada año de demora: una cantidad a tanto alzado en función de la cuantía de la pensión y premiando las carreras de cotización más largas (puede llegar a los 12.000 euros), un porcentaje adicional del 4% en la pensión, o una combinación de ambas opciones.  Se acuerda además que no sea posible establecer cláusulas convencionales que prevean la jubilación forzosa del trabajador.

Sobre el autor:

Marta Jurado

Marta Jurado

Marta Jurado es periodista especializada en Sociedad, Economía, Cultura, Política y redactora en el diario digital 65Ymás desde sus inicios. Licenciada en la Universidad Carlos III ha trabajado en medios de tirada nacional como El Mundo Público y las revistas Cambio16 y Energía16. Tiene además experiencia en comunicación corporativa de empresas e instituciones como BBVA o INJUVE.

… saber más sobre el autor