"Hay actores mayores con cáncer que lo ocultan por si no les llamaban para trabajar"

Sábado 6 de marzo de 2021

10 minutos

Los Goya se olvidan del talento sénior: Solo Kiti Mánver está nominada al premio a la mejor actriz

Premios Goya: olvidan el talento sénior

Sábado 6 de marzo de 2021

10 minutos

Al margen del merecido Goya de Honor por toda su carrera que este sábado recibirá a sus 65 años Ángela Molina, este año sólo hay una candidata mayor de esa edad, la actriz Kiti Mánver (67 años), nominada por su trabajo en El inconveniente y que además ya sabe lo que es recibir un Goya puesto que ganó el premio a la mejor interpretación femenina de reparto por su trabajo en Todo por la pasta, dirigida por Enrique Urbizu.

Kiti Mánver en 'El inconveniente': Estrenos cine viernes 18 de diciembre
Kiti Mánver, nominada al Goya a la Mejor Actriz por su trabajo en 'El inconveniente'

 

Solo una nominación sénior a pesar de que podemos contar hasta 111 nominaciones en las 28 categorías de los premios de la Academia del Cine. No es que en la anterior edición hubiese muchos mayores de 65 entre los nominados, pero al menos cuatro de ellos resultaron premiados y recogieron su estatuilla: el director Pedro Almodóvar (71 años), las actrices Julieta Serrano (88) y Benedicta Sánchez (85) y la montadora Teresa Font (65).

No obstante, el actor y Secretario General y de Organización de la Unión de ActoresIñaki Guevara, nos recuerda que "la verdad es que también tenemos otro nominado sénior: Fernando Trueba, que ya tiene 66 años, porque aunque él no lo está realmente, sí lo está El olvido que seremos en la categoría de Mejor película iberoamericana en representación de Colombia y dirigida por él".

También está nominada en la misma categoría, nos recuerda Guevara, "la chilena El agente Topo, dirigida por Maite Alberdi, que trata de una familia que encarga a un mayor que se meta en una residencia para ver como tratan allí a los mayores. Además, está nominada para Mejor película europea, El Padre, una verdadera maravilla que protagoniza a sus 83 años Anthony Hopkins y trata el tema del alzhéimer". La temática relacionada con las personas mayores está ahí, pero los actores no.

Aún peor para ellas que para ellos

Las actrices Anna Castillo y Eva Llorach entregan el premio a la mejor actriz revelación a Benedicta Sánchez por Lo que arde durante la XXXIV edición de los Premios Goya en Málaga (Andalucía España) a 25 de enero d
Benedicta Sáchez ganadora del Goya a la Mejor Actriz revelación a sus 85 años por 'O que arde'
 
 

"Es verdad que hay actores mayores que como José Sacristán o Jaime Blanch no paran de trabajar. Pero lo cierto es que los actores mayores lo tienen muy complicado", explica Iñaki Guera antes de apuntar que "el espectro de actores que se busca para las películas va desde los 30 a los 65, y eso si se consolidan. En las series pasa lo contrario porque el porcentaje de actores muy jóvenes, sean o no conocidos, es altísimo".

Pero cuando hablamos de las actrices la situación cambia mucho como nos aclara Iñaki Guervara "en la mujer el problema es mayor porque cuando deja de ser 'enamorable' desaparece y no la vuelven a llamar para trabajar hasta que alcanza esa edad en la que los papeles que se escriben son de mujeres mayores"

Por lo que al propio Iñaki se refiere, cerca ya de cumplir 60 años, nos confiesa que "hay mayor dificultad a la hora de encontrar papeles y sin embargo hay historias con personajes mayores, el Rey Lear por ejemplo, es un señor mayor sí, pero con tres hijas jóvenes que requieren tres actrices jóvenes que a su vez tienen tres maridos también jóvenes"

Jubilación activa

"Hay que contar las historias en las que existe gente mayor de 65 años, claro que sí, y este es uno de los motivos por los que pedimos que nuestra jubilación sea activa. Para seguir contando historias se necesita gente de más de 65 años, gente que esté jubilada", explica en secretario general de la Unión de Actores antes de reconocer que "nuestra preocupación, más allá de que haya actores y actrices nominados, es que el sistema de protección les llegue por muy difícil que sea conseguir los 35, 36 o 37 años de cotización. Los actores cotizan cuando trabajan, no cuando no actúan. Yo por ejemplo puedo llevar 30 años trabajando y tener cotizados 16 que es el tiempo en el que me han llamado y he tenido papeles y trabajo".

Iñaki Guevara, actor y Secretario General de la Unión de Actores. Foto: Europa Press
Iñaki Guevara, actor y Secretario General de la Unión de Actores. Foto: Europa Press

 

Y es que el reconocimiento de la intermitencia es una de las reivindicaciones que el sector plantea desde hace años, "que se tenga en cuenta los periodos de cotización cuando estamos parados, porque teniendo una cotización por desempleo, como los intermitentes del espectáculo, tienes una prestación por la que sigues cotizando y resulta más fácil llegar a conseguir en su día esa pensión".

Guevara nos revela el dato de que nada menos que "el 75 % de los actores no llegan a cobrar pensión, no cumplen los 36 años de cotización ni en broma, tanto es así que la Fundación AISGE tiene que complementar sus ingresos. Los que no llegan a los 1.000 euros de pensión tienen que recibir ayuda. Ese es el drama de esta profesión y esa es la gran pelea". "Además, también llevamos mucho tiempo peleando el tema de las pensiones de viudedad para parejas de hecho, porque una vez que muere tu compañero o compañera con derecho a pensión, te quedas sin pensión", añade.

Conviene recordar que AISGE (Artistas Intérpretes, Entidad de Gestión de Derechos de Propiedad Intelectual) es la entidad que gestiona en España los derechos de propiedad intelectual de los actores, dobladores, bailarines y directores de escena. Los artistas cuyas actuaciones o interpretaciones hayan sido fijadas en un soporte audiovisual pueden ser socios de AISGE y darse de alta gratuitamente.

Morir sobre el escenario

"Actores y actrices lo somos porque esto es lo que nos gusta y nos metimos en esto por vocación, por pasión y si la gente se jubila es para tener un poco de seguridad porque la nuestra es una profesión muy insegura, pero si te sale trabajo vas a estar deseando hacerlo", explica el secretario general de la Unión de Actores.

El Teatro Real rescata las dos últimas horas de vida del 'Don Giovanni' de Mozart. Don Giovanni (Foto  Teatro Real)

 

Iñaki Guevara nos revela también una realidad que casi siempre para desapercibida pero que existe. "Yo sé de actores mayores que tenían cáncer y lo ocultaban porque si se sabía lo mismo no les llamaban para trabajar. También he conocido actores que han dicho que prefierían trabajar a pesar de que sabían que les quedan seis meses de vida, y hablo de gente muy potente, muy importante".

"No creo que haya nadie en esta profesión que quiera dejar de trabajar sea a la edad que sea, ahí está Aurora Redondo que trabajó con 90 años y Arturo Fernández también... ¡Qué gran suerte, yo firmaba morirme sobre un escenario!", concluye el actor.

Cada vez menos papeles

Iñaki Guevara confiesa que "cada día cuesta más conseguir determinados papeles y es verdad que se escriben cada vez menos roles para los mayores. Recuerdo una preciosa película británica de gente mayor, Regreso a Hope Gap, que no pasó el corte de las nominaciones a los Goya, con Annette Bening y Bill Nighy y en la que em arido deja a su mujer tras 29 años de matrimonio. También es importante recordar, y esta sí está nominada, Falling, una película que también trata el problema del alzhéimer, dirigida por Viggo Mortensen, que ya tiene 62 años, y en la que la actuación del protagonista de 80 años, Lance Henriksen, es una verdadera maravilla. Este es un buen ejemplo de película sobre gente mayor hecha por gente mayor".

Lance Henriksen y Viggo Mortensen protagonizan 'Falling'
Lance Henriksen y Viggo Mortensen protagonizan 'Falling'

 

Lo cierto es que hablamos de actores y actrices sénior porque son la parte lógicamente más pública del sector, pero no olvidemos hay también muchas otras profesiones maquilladores, diseñadores, montadores, productores... ¿También es la edad un factor determinante en su trabajo?

A este respecto, Guevara no cree que en el resto de profesiones del sector se dé esta circunstancia. "En los actores sí porque los papeles se escriben para gente joven o de entre 40 y 50 años, pero en el tema de sonido, maquilladores, guionistas... no tiene por qué puesto que no se necesita una imagen determinada. Puedes escribir un guión a la edad que sea, de hecho, a veces cuanta más experiencia tengas en escribirlo es mejor. Lo digo desde el sentido común, pensando en los peluqueros que me han peinado, los maquilladores o en producción...".

"Realmente -continúa Iñaki Guevara-, es cierto que nos pasa más a los actores y actrices. Habría que decirles a los guionistas de más de 65, que no se hayan jubilado, no tienen por qué, que un maquillador no es mejor porque tenga 20 o tenga 60".

Aunque tal vez haría una excepción porque "la verdad es que, no en los directores de producción, sino en la producción pura y dura, de jefe de producción hacia abajo, lógicamente son gente más joven porque se meten unas auténticas palizas, son los que más trabajan y además defienden a la empresa, pero son trabajadores que están dedicados a esto por completo durante todo su tiempo".