Al aire libre

El misterioso cementerio de militares alemanes en Cuacos

Carlos Zapatero

Jueves 14 de noviembre de 2019

3 minutos

El cementerio de Cuacos guarda una misteriosa historia de la II Guerra Mundial

Imagen de la segunda Guerra Mundial (Creative commons)
Carlos Zapatero

Jueves 14 de noviembre de 2019

3 minutos

Seguramente no hayas escuchado hablar nunca de él. Y es que todo lo que rodea a este misterioso cementerio es un gran interrogante para la historia de la humanidad. Y más aún si nos referimos a la historia de España. En Cáceres, concretamente en Cuacos de Yuste, se encuentran enterrados un total de 180 soldados alemanes que combatieron en la Primera y Segunda Guerra Mundial. Su presencia en nuestro país se debe a que todos ellos murieron dentro de nuestras fronteras, especialmente a consecuencia de aviones derribados o naufragios marítimos próximos a nuestras costas.

De los 180 cuerpos que habitan en este cementerio, 154 lucharon bajo las órdenes de Adolf Hitler, durante la II Guerra Mundial. Toda una muestra de la importancia que cobran para la historia mundial.

cementerio de Cuacos

Herencia alemana sobre suelo español

Hace unos años, la presencia de caídos alemanes se encontraba repartida a lo largo de todo el territorio español. En un total de 40 ubicaciones diferentes se podrían encontrar cuerpos de alemanes fallecidos en España a consecuencia de las diferentes guerras de la primera parte del sigol XX.

Sin embargo, con el objetivo de respetar la herencia alemana, se construyó el cementerio que hoy ocupa estas líneas. Desde 1979, este cementerio, cuyos gastos quedan cubiertos por la Embajada alemana en España, ocupa un lugar más que destacado en la historia de la humanidad mundial.

cementerio de Cuacos 2

Soldado alemán desconocido

Pese a que la mayoría de los cuerpos que allí se encuentran tienen una identidad, tales como el Comandante Otto Hartmann o el aviador Johannes Blocker, llama la atención la inscripción que guardan algunas de sus lápidas.

Ein Unbekannter Deutscher Soldat, soldado alemán desconocido en castellano, rezan dichas inscripciones para guardar la paz de algunos de los hombres a los que no se pudo acceder a recuperar su identidad. En total, fueron aproximadamente unos 30 soldados completamente desconocidos los que encontraron en Cuacos un lugar en el que descansar.

Pese a que el cementerio no tiene demasiada afluencia, no es raro ver la visita de algunos curiosos o de familiares lejanos de los combatientes de la guerra, que buscan conocer a sus antepasados. Una pequeña porción de historia que queda guardada en el interior de un misterioso lugar en Extremadura.

Sobre el autor:

Carlos Zapatero

… saber más sobre el autor