Al aire libre

Rutas de senderismo en Álava para descubrir las cascadas que esconde

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Domingo 23 de febrero de 2020

3 minutos

Paseos en plena naturaleza que nos llevarán hasta saltos de agua espectaculares

Rutas de senderismo en Álava para descubrir las cascadas que esconde

El viaje de hoy nos lleva hasta la zona de Álava. Pero no para descubrir todo lo que nos puede ofrecer su capital, Vitoria-Gasteiz, o probar sus buenos caldos que emanan con mimo y cuidado de las viñas de la Rioja Alavesa. Hoy, la ruta nos lleva a la naturaleza plena, donde haremos varios recorridos al aire libre para descubrir que el agua es protagonista. Es el caso de algunas bellas cascadas que, incluso en ciertas ocasiones, permanecen hasta casi escondidas de las miradas curiosas. 

Cascada de Aguaque

Antes de nada, nos dirigimos hacia la zona de la Montaña alavesa-Campezo para descubrir un primer salto de agua. Visitaremos la Cascada de Aguaque y para ello nuestra ruta parte del pueblo de Antoñana, donde podemos dejar el coche para seguir el camino a pie por la conocida como Senda del Pastoreo. Un bonito sendero que nos permitirá descubrir algunas de las especies vegetales de la zona como escaramujos, enebros o espinos. Se trata de un paseo nada complicado para hacer incluso en familia y que apenas supera los 2,5 kilómetros de distancia. 

A medida que nos vamos adentrando en el bosque, las hayas nos acompañarán en un camino que nos lleva hasta una formación de rocas calizas, por donde discurre el cercano río Sabando. Enseguida, y tras cruzar el tramo fluvial, veremos el salto de agua que hemos venido buscando desde que iniciamos la ruta y que termina en una pequeña poza.

Rutas de senderismo en Álava para descubrir las cascadas que esconde
Una bella imagen de la poza natural (Agencia Vasca del Agua)

Cascada del Molino de Oteo

Y ya que estamos en la zona no podemos perdernos otro espectáculo de la naturaleza en forma de salto de agua. En este caso, volvemos sobre nuestros pasos al río Sabando hasta llegar al molino de Oteo. Un recorrido que también se puede hacer en bicicleta, ya que el trazado no reviste de mayor complicación para hacerlo sobre dos ruedas. 

Rutas de senderismo en Álava para descubrir las cascadas que esconde
El agua rompe contra las rocas (Agencia Vasca del Agua)

Cascada del Río Nervión

Seguimos recorriendo el Territorio Histórico de Álava para descubrir la que sin duda es la cascada más impresionante, la del río Nervión. No en vano es uno de los saltos de agua más espectaculares de Europa con sus cerca de 300 metros de caída vertical hacia un fondo que ni la vista alcanza a ver. El acceso para llegar a este espacio de incalculable belleza, en zona alavesa, se puede hacer desde la localidad vizcaína de Orduña o desde la población burgalesa de Berberana. 

Desde cualquiera de estos dos puntos se llega hasta el refugio de Fuente Santiago y desde aquí continuar el resto del camino a pie hasta el mirador donde uno puede contemplar una cascada que nos deja sin palabras. Si somos más aventureros podemos incluso animarnos a recorrer el cañón de Delika, justo debajo de la caída del agua. Un recorrido de unos 7 kilómetros (ida y vuelta) que solo se puede hacer en época de buen tiempo o cuando no haya demasiadas precipitaciones. 

Rutas de senderismo en Álava para descubrir las cascadas que esconde
Fotografía del impactante salto de agua en Álava (Agencia Vasca del Agua)

Cascada de Gujuli

No muy lejos de la capital alavesa, en las inmediaciones del Parque Natural de Gorbeia, encontramos la Cascada de Gujuli en dirección hacia Bilbao. Así, tras tomar en coche la salida 22 de la carretera nacional se llega a un punto kilométrico cercano donde se indica la presencia de este espectáculo de agua.

Eso sí, para verlo debemos dejar el vehículo en la zona habilitada para ello y andar un pequeño tramo muy sencillo que en apenas un cuarto de hora nos avisa de nuestro destino: el mirador junto a un precipicio para ver cómo cae el agua. Es el de los arroyos Jaundia y Basabe que se unen al caudal del Oiardo precipitándose más de 100 metros abajo

Un paseo de poca dificultad conduce a la cascada del Nervión a través del cañón de Delika, de belleza excepcional. Una ruta de 7 km (ida y vuelta) entre robles y hayas por la parte baja del cañón. Es inaccesible en época invernal o de grandes precipitaciones; el resto del año, el agua se filtra por las cavidades rocosas dejando al descubierto el cauce sinuoso del río que se hace transitable a pie.
Imagen de la impresionante cascada (Bigstockphoto)

Cascada de la Tobería

No tan espectacular en cuanto a su altura pero muy bella es la última cascada que vamos a ver en el Territorio Histórico de Álava, concretamente en la zona de la comarca de la Llanada Alavesa junto al municipio de Andoin. Precisamente, desde este pueblo, a unos 40 kilómetros de la capital, comenzamos el recorrido que nos llevará, primero, hasta un antiguo molino ubicado en la orilla derecha del río. Seguimos nuestro camino cobijados en todo momento por hayas y robles centenarios hasta alcanzar el manantial del mismo. 

Si tenemos la suerte de hacer esta ruta natural tras una época de lluvias. Es entonces cuando podremos disfrutar de la formación de varios saltos de agua de gran belleza.

ppal
El agua discurre entre pequeños tramos (Agencia Vasca del Agua)
0

No hay comentarios ¿Te animas?