Cine

Ana Belén: tan incombustible como imprescindible

Antonio Castillejo

Foto: ue jamás

Domingo 23 de febrero de 2020

4 minutos

Cantante, actriz de cine, teatro y televisión, es imposible entender el escenario español sin ella

Ana Belén
Logo Grandes Activos

María Pilar Cuesta, más tarde mundialmente conocida como Ana Belén, nació el año 1951, en el madrileñísimo barrio de Lavapiés. Era la mayor de los tres hijos que tuvieron sus padres, Fermín Cuesta, cocinero del Hotel Palace, y Pilar Acosta, encargada de una portería, en la que se crió la futura artista.

Ana Belén

Antes de cumplir los 10 años ya estudiaba solfeo y comenzaba a frecuentar programas y concursos de radio dedicados a jóvenes talentos que soñaban con abrirse camino en el mundo de la música. Su debut fue en 1961 en un programa dirigido por el inolvidable Bobby Deglané en Radio España, Vale todo. Tres años después grabó sus primeras canciones y todo el mundo hablaba de ella como de una nueva niña prodigio. Su primer éxito fue en 1964 Qué difícil es tener 18 años, aunque en realidad, ella sólo tenía 13.

Aquel mismo año firmó un contrato en exclusiva con la productora Época Films y protagonizó su primera película, Zampo y yo, de cuya protagonista tomó su nombre artístico, dirigida por Luis Lucía y acompañada en el reparto por Fernando Rey. El film no fue un gran éxito pero para la artista fue fundamental porque le permitió conocer al actor y director del Teatro Español, Miguel Narros, que la animó a formarse y la hizo debutar con quince años en el Teatro con Numancia, de Miguel de Cervantes.

Formó parte de la compañía del Teatro Español hasta 1970 y trabajó en multitud de montajes como Las mujeres sabias, El rey Lear o Don Juan Tenorio... junto a compañeros del nivel de Agustín González, María Luisa Ponte, Berta Riaza, la flamante Premio Goya Julieta Serrano... 

Dos años después, 1972, Ana Belén se casó en el Peñón de Gibraltar con el cantante Víctor Manuel junto a quién se convirtió en 1974, en la cara visible del Partido Comunista de España (PCE), y con el que tiene dos hijos, el músico David San José y la actriz Marina San José

Boda de Ana Belén y Víctor Manuel

De sus convicciones políticas da idea el hecho de que en 1975, encabezase  la huelga de actores en la que se reclamaba un día de descanso en los teatros junto a Concha Velasco o Juan Diego con quienes tomaron el sindicato. De hecho, la pareja vivió seis meses exiliados en México y allí establecieron una estrecha relación con Latinoamérica que jamás se ha roto y sigue felizmente viva a día de hoy. 

Ana Belén, segunda por la izquierda en la huelga de actores de 1975

Desde que dejó el Español en 1970 la desarrolló una intensa carrera en varios frentes, teatro, música, cine y televisión triunfando siempre y siendo siempre considerada una figura indiscutible fuera cual fuese el medio en que aparecía.

Morbo, de Gonzalo Suárez

Entre sus más de 40 películas todo el mundo recuerda títulos como Morbo o Al diablo, con amor, dirigidas por Gonzalo Suárez; El amor del capitán Brando o Jó, papá con Jaime de Armiñán; La petición de Pilar Miró; La oscura historia de la prima Montse, dirigida por Jordi Cadena; La colmena, Después del sueño o La casa de Bernarda Alba de Mario Camus; La corte del Faraón o Divinas palabras con José Luis García Sánchez; Adiós pequeña con dirección de Imanol Uribe; Sé infiel y no mires con quién o La reina de España de Fernando Trueba; Miss Caribe o Rosa Rosae con Fernando Colomo; La pasión turca o Libertarias de la mano de Vicente Aranda…

En televisión se estrenó el año 1968 en un programa dramático emitido en el segundo canal de TVE, Hora once. Después vendrían innumerables apariciones durante los siguientes 50 años. Crimen y castigo, La pequeña Dorrit, Antígona, Retablo de las mocedades del Cid, Romeo y Julieta, Fortunata y Jacinta…

Ana Belén en Fortunata y Jacinta

Sus casi innumerables apariciones en teatro se cuentan también por éxitos como El sí de las niñas, Sabor a miel, Tio Vania, La hija del aire, La gallina ciega, La casa de Bernarda Alba, Hamlet, La gallarda, El mercader de Venecia, Fedra, Electra, Kathie y el hipopótamo, Medea…

Y qué decir de su carrera musical. Hay quedarán para siempre Agapimú, Desde mi libertad, No volverán, El hombre del piano, La muralla, Solo le pido a Dios, España, camisa blanca de mi esperanza, Mira luna, La puerta de Alcalá, Contamíname, Mediterráneo, No sé porque te quiero, Peces de ciudad… O sus colaboraciones con Víctor Manuel, Miguel Ríos, Joan Manuel Serrat, Antonio Flores, Juan Luis Guerra, Ketama, Manolo Tena…

Como no podía ser de otra forma esta inmaculada y larguísima carrera le ha reportado a la incombustible Ana Belén reconocimientos y premios sin fin. Siete Fotogramas de plata por distintos trabajos en cine, teatro y televisión; el TP de Oro por Fortunata y Jacinta; dos Premios ACE en Nueva York por Demonios en el jardín y Traición; tres Premios Ondas por su dirección en Cómo ser mujer y no morir en el intento, Contamíname cantada junto a Víctor Manuel y su gira El gusto es nuestro con Víctor Manuel, Miguel Ríos y Serrat; dos premios en el Festival de Cine San Sebastián por Morbo y La corte del Faraón; Mejor Actriz en el Festival de Montecarlo por Cosas que hacen que la vida valga la pena; un Premio FIT; Premio Actúa de Aisge; un Grammy Latino a la Excelencia Musical; Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia; Medalla de Oro de la Academia de las Artes y y las Ciencias Cinematográficas de España; Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes; Premio Goya de Honor por toda su carrera… y así hasta cerca de 70 galardones que dan buena fe de que Ana Belén es una de las imprescindibles del mundo del arte en España.

0

No hay comentarios ¿Te animas?