Cine

Verónica Forqué, una actriz icónica de nuestro cine, cumple 64 años

Marco Herrera

Foto: Europa Press

Domingo 1 de diciembre de 2019

4 minutos

En los años 80 y 90 se convirtió en uno de los rostros más populares de las pantallas españolas

Verónica Forqué cumple 64 años. Foto en el Festival Internacional Cine Bajo la Luna de Islantilla

Este 1 de diciembre celebra su 64 cumpleaños Verónica Forqué, una de las actrices más representativas del cine español las últimas décadas. Nacida en Madrid en 1955, es hija de otro nombre destacado del cine nacional, el director y productor José María Forqué, que fue galardono en 1995 con el Goya de Honor; y la escritora Carmen Vázquez-Vigo.

La actriz comenzó sus estudios en Psicología, pero finalmente cambió a Arte Dramático. A principios de los 70 comenzó su carrera profesional como actriz con papeles en películas dirigidas por su padre. Ya en 1984, Pedro Almodóvar la incluyó en el elenco de ¿Qué he hecho yo para merecer esto? En los años 80 y 90 se convirtió en uno de los rostros más importantes en las pantallas españolas, apareciendo principalmente en comedias. Asimismo, ha trabajado con algunos de los directores más importantes del cine español, incluidos Antonio Mercero, Pedro Almodóvar y Luis García Berlanga.

Verónica Forqué

Forqué también ha tenido una brillante carrera en televisión y teatro. En la pequeña pantalla la hemos podido ver en series como Curro Jiménez, Estudio 1, El jardín de Venus, Platos rotos, Eva y Adán, agencia matrimonial, Pepa y Pepe o La que se avecina. Sobre las tablas, su carrera también ha sido prolífica, participando en obras como El sueño de una noche de verano, Doña Rosita la Soltera, La abeja reina, Bajarse al moro o ¡Sublime decisión!

Entre la multitid de premios que la artista ha ganado, podemos encontrar nada menos que cuatro Goyas en cinco nominaciones, dos Fotogramas de Plata y dos TP de Oro por trabajos en televisión y decenas de premios más. Centrándonos en su carrera como actriz de cine, rescatamos varios de sus papeles más destacados.

Verónica Forqué en los Premios Feroz

'La vida alegre' (1987)

Verónica Forqué es Ana, una joven que empieza a trabajar como médico en un centro de enfermedades de transmisión sexual, con el desacuerdo de su marido, Antonio (Antonio Resines), también médico, y asesor del ministro de Sanidad. Ana entra en contacto con una serie de personajes marginales que acuden a su consulta, como Rosi, una prostituta de aspecto punky y costumbres clásicas, y Manolo, un militante del movimiento homosexual. Antonio acepta como secretaria a Carolina, la amante del ministro, tan escultural como incompetente. Un breve desliz con Carolina está a punto de arruinar su carrera política. Consigue, a duras penas, ocultárselo al ministro, pero no así a su mujer. El papel de Ana le valió a Forqué su segundo Goya en dos años, y el primero como Acriz Protagonista.

'Bajarse al moro' (1989)

Chusa, la protagonista encarnada por Verónica Forqué, junto a Jaimito y Alberto comparten un apartamento en el centro de Madrid. Chusa acoge a Elena, quien se ha escapado de su casa. Las dos hacen planes para viajar juntas a Marruecos y traficar con drogas. Pero con la llegada de la nueva inquilina, la dinámica de la convivencia cambia: tanto Jaimito como Alberto se sienten atraídos por Elena. Y hay un problema: ¡Alberto es el amante de Chusa! Los celos, la toma de decisiones y la asunción de responsabilidades podrán a prueba la amistad de los cuatro. Esta historia de un grupo de amigos que comienza a dejar atrás la juventud reúne los más atractivos ingredientes de la comedia romántica, la amistad entre un grupo de amigos, los celos o la vida bohemia. Forqué fue nominada al Goya como Actriz Principal por este papel, pero el galardón recayó en Carmen Maura por Mujeres al borde de un ataque de nervios (1989).

'Kika' (1993)

Kika es Verónica Forqué, una ingenua maquilladora, que recuerda cómo conoció a su amante Ramón (Álex Casanovas). Le había dado su número de teléfono a su padrastro, el escritor estadounidense Nicholas Pierce, y él la había llamado no para tener relaciones sexuales como esperaba, sino para maquillar el cadáver del joven. Sin embargo, es simplemente catatónico y de repente despierta. Ramón es un fotógrafo de moda con tendencias voyeuristas que quedó traumatizado por el suicidio de su madre después de varios intentos. Deja que Nicholas, que ha regresado a Madrid, viva en su piso mientras los dos discuten si vender la casa familiar fuera de la ciudad, Casa Youkali, que poseen conjuntamente. Ramón le propone matrimonio a Kika, quien acepta pero se siente en conflicto ya que ella lo ha estado engañando con Nicholas. Este papel dio un nuevo Goya a Forqué, que sumaba el cuarto en 1993, y el segundo como Actriz Principal.

'¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?' (1993)

Verónica Forqué se mete en la piel de Gloria, que es una artista porno que realiza sexo en vivo. Cuando su compañero cae enfermo, le consiguen un sustituto joven, Manu, interpretado por Jorge Sanz. Los dos van a formar el dúo Fuego Carnal, pero al principio Gloria no quiere actuar con Manu, ya que ella, para poder tener una excelente actuación, tiene que hacerlo con su compañero de siempre. Pero el joven trabaja sorprendentemente bien, por lo que poco después Gloria decide hacer negocios con él. Las cosas se complicarán cuando Gloria descubre que Manu está en problemas debido a sus deudas de juego.

Si bien la película obtuvo el Goya a la Mejor Actriz de Reparto para Rosa María Sardá y otra nominación, Forqué obtuvo por este papel otros premios, como el Fotogramas de Plata a la Mejor Actriz o el del Festival de Cine de Peñíscola.

 
0

No hay comentarios ¿Te animas?