Gastronomía

El konjac, la nueva pasta asiática que llega a nuestros platos

Lola Santos

Foto: Bigstock

Jueves 10 de junio de 2021

3 minutos

El principal componente del konjac es el glucomanano, considerado una fibra dietética

¿Conoces el konjac? Una nueva pasta asiática llega a nuestros platos. Foto: bigstock
Lola Santos

Foto: Bigstock

Jueves 10 de junio de 2021

3 minutos

Un nuevo alimento asiático llama a nuestra mesa, el konjac, que se ha sumado a la lista de los productos milagro gracias a que su raíz es casi 100% fibra y tiene una elevada capacidad de absorción del agua. Conozcamos un poco más de este original alimento.

El konjac, cuyo nombre científico es glucomanano, es un tubérculo originario de Asia, y su uso está muy extendido en países como Japón, Corea o China. En occidente la hemos descubierto hace relativamente poco tiempo como alimentos, más bien era utilizado como suplemento alimenticio. Pero, ya podemos encontrar en algunos supermercados los fideos de konjac.

La raíz de este tubérculo es muy apreciada porque está formada casi en su totalidad por fibra con una elevada capacidad de absorción de agua. Por esta razón, lleva muchos años formando parte de productos dietéticos para el adelgazamiento.

¿Conoces el konjac? Una nueva pasta asiática llega a nuestros platos

Muy baja en calorías

El konjac lo encontramos en forma de fideos o tallarines, una pasta muy baja en calorías. Tiene menos de diez calorías por 100 gramos de producto. Comparado con la pasta elaboradora con harina de trigo refinada, que tiene casi 400 calorías cada 100 gramos, el cambio es abismal. Además, es muy fácil de cocinar ya que basta con meter estos fideos de konjac durante dos o tres minutos en agua hirviendo y están listos para comerlos. Y es mucho más saciante que la pasta por su cantidad de fibra y de absorción de agua. También se le atribuyen beneficios para reducir los niveles de glucosa y colesterol malo en sangre y un efecto adelgazante. Es fácil de digerir y tiene propiedades prebióticas, antiinflamatorias y antioxidantes.

Eso sí, no solo se trata de contar calorías. Su aspecto, textura y sabor no tienen nada que ver con la pasta tradicional. Tiene una textura gelatinosa y es un alimento muy insípido. Además, sus propiedades nutricionales prácticamente nulas, al ser casi en su totalidad agua. Por esta razón, no se recomienda un uso prolongado, por ejemplo, de fideos de harina de Konjac si no se completa la dieta con otros alimentos que permitan equilibrar la ingesta y absorción de nutrientes necesarios para el organismo.

Si te planteas incluir este nuevo alimento en tu dieta, debes hacerlo con moderación puesto que nutricionalmente tiene bastantes carencias, aunque su consumo aporta diversos beneficios. Cada vez es más común verlo en dietas de adelgazamiento y en la dieta de los celíacos, puesto que no tiene gluten.

Sobre el autor:

Lola Santos

Lola Santos es redactora especializada en temas de alimentación, viajes y ocio.

… saber más sobre el autor